Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 25 de noviembre de 2020
¿Hidroeléctrica sin agua?

70 organizaciones ambientales y personajes públicos piden a Aguas Andinas terminar contrato con Alto Maipo

Diego Ortiz

Obras Alto Maipo

Obras Alto Maipo
Faena Alto Maipo

Una cláusula en el contrato estipula que la sanitaria puede cancelar el acuerdo si la central hidroeléctrica no estaba terminada en 2019. A fines del año pasado se prorrogó el contrato a cambio de un pago de US$ 10 millones a Aguas Andinas, pero éste vence en las próximas semanas.

Nota de la redacción: Se modificó el titular del artículo puesto que contenía el nombre de una persona como firmante que finalmente no adscribió a la carta abierta. El comunicado y carta abierta enviados a este medio por una de las organizaciones participantes incluía la firma del ex presidente uruguayo Pepe Mujica, cuestión que explican fue un error.  

40 organizaciones nacionales –entre las que figuran Modatima, Greenpeace, No a Alto Maipo y Terram–, 18 internacionales –donde destacan la francesa Coalition Eau Île de France, el Center for International Environmental Law CIEL y el Corporate Accountability Lab de Estados Unidos –y 19 personas naturales– incluyendo a deportistas, ambientalistas y actrices – firmaron una carta abierta dirigida a Claudio Muñoz Zúñiga, presidente del directorio de Aguas Andinas S.A, solicitando que poner término al contrato que mantienen con Alto Maipo. (Revisar acá la carta abierta firmada por las 70 organizaciones y personajes públicos dirigida a Aguas Andinas, y acá el comunicado público con las organizaciones firmantes).

Esta es la segunda oportunidad para la empresa sanitaria de anular el contrato que firmó secretamente en 2011 con Alto Maipo, un megaproyecto hidroeléctrico de US$3.400 millones de inversión que buscará generar 530 megawatts. Este acuerdo entre ambas compañías permitió que el proyecto hidroeléctrico tenga acceso a los recursos hídricos de Aguas Andinas, los cuales utilizan para generar energía mediante turbinas. Luego de esto, el agua es reintegrada a la empresa sanitaria, quienes a su vez la hacen llegar a las casas de cerca de 7 millones de santiaguinos. 

La primera oportunidad fue por esta misma fecha, pero en 2019, puesto que en aquel momento se cumplía el plazo establecido en una cláusula de este contrato, el que decía que si en ese momento el proyecto hidroeléctrico no estaba en funcionamiento, podía anularse el pacto entre amabas empresas. Pero a cambio de US$ 10 millones, se prorrogó por un año más el contrato y, consigo, el arrendamiento del agua de la empresa sanitaria.

Las proyecciones apuntan a que Alto Maipo estará generando energía recién entre el último semestre de 2021 y el primero de 2022, por lo que su acuerdo con Aguas Andinas corre el riesgo –por segunda vez– de caerse. Y en esta ocasión, la sociedad civil está presionando porque así sea.

“Una vez más Aguas Andinas puede hacer uso de la cláusula que le permite rescindir el contrato con Aes Gener que viabiliza el proyecto hidroeléctrico”, solicita la misiva, con el objetivo de terminar “con la amenaza que este proyecto significa para el acceso al agua para millones de personas”. Alto Maipo cavó 74 km de túneles que cruzan la cordillera para trasladar agua a sus turbinas, teniendo cavernas para las cuales removieron más de 40 mil metros cúbicos de según informa el medio especializado International Mining.

Ambas empresas, sanitaria e hidroeléctrica, deberían estar en medio de negociaciones para establecer las condiciones de prórroga del contrato, o bien, la finalización de éste.

INTERFERENCIA contactó a las 16:30 horas tanto a Aguas Andinas como a Alto Maipo para saber cuál será el futuro de este acuerdo comercial. Hasta el cierre de esta edición –y luego de que los equipos de comunicaciones de ambas empresas acordaran tramitar las consultas– no se obtuvo respuesta al respecto.

Las advertencias que hacen las organizaciones en la carta fueron, incluso, compartidas por la propia sanitaria. Así lo reveló este medio el pasado 18 de enero, cuando se publicaron las observaciones presentadas por la propia Aguas Andinas a Alto Maipo en 2008, tres años antes de firmar el contrato con la hidroeléctrica. De estas, destacan que la propia encargada de abastecer de agua potable a siete millones de personas con las aguas almacenadas en el embalse El Yeso indicó al proyecto hidroeléctrico que este tendría “efectos en el acceso de la población a la infraestructura sanitaria”.

“Estudio de Impacto Ambiental de Proyecto Hidroeléctrico Alto Maipo dice que no presenta impactos significativos sobre los sistemas de vida y costumbres de grupos humanos y, en consecuencia, no se contemplan medidas de mitigación, compensación o reparación”, reza el documento. Al respecto, la empresa indica que “Aguas Andinas no comparte esta apreciación”. (Revisar acá el artículo de INTERFERENCIA Las objeciones que Aguas Andinas hizo a Alto Maipo y que olvidó luego de firmar un convenio millonario a 40 años plazo).

La carta fue acompañada de un comunicado público, el cual se transcribe textual

 

Organizaciones nacionales e internacionales cuestionan a Alto Maipo

Más de 70 organizaciones de la sociedad civil, tanto nacional como internacional, y personalidades del mundo del arte, la cultura y el deporte enviaron una carta a Aguas Andinas para que termine con el convenio que mantiene con el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo, por poner en riesgo el agua de Santiago.

07 de octubre de 2020- Varias personalidades, entre ellas el activista Rodrigo Mundaca y las actrices Fernanda Urrejola y Natalia Valdebenito, y diversas organizaciones de la sociedad civil nacional e internacional, entre ellas el Colegio de Profesoras y Profesores, Fundación Miles Chile, Greenpeace, Fridays for the Future Santiago, Modatima Chile, Center for International Environmental Law CIEL (internacional.), International Rivers (EE.UU.), CATAPA (Bélgica), Movimiento Ríos Vivos (Colombia), Fundación Danielle Miterrand (Francia), Urgewald (Alemania) dirigieron una comunicación a la proveedora de agua potable de Santiago, Aguas Andinas, instándole a terminar su contrato con la empresa AES Gener, dueña del proyecto hidroeléctrico Alto Maipo.

El contrato, cuya terminación se reclama, permite a AES Gener utilizar en el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo el agua del Embalse El Yeso y de las lagunas Negra y Lo Encañado para la generación eléctrica, a pesar de que Aguas Andinas obtuvo su concesión con el exclusivo propósito de proveer agua potable a la ciudad de Santiago.

“Años atrás Aguas Andinas se oponía a Alto Maipo, y sostenía que podía generar desabastecimiento de agua potable para Santiago. Al firmar el contrato cambió su discurso y aceptó que se usara el agua a cambio de participar en las ganancias de la hidroeléctrica. Aunque hoy niegue riesgos para el suministro de agua para Santiago, su postura original es indesmentible y los riesgos de desabastecimiento son mucho mayores ahora que hace una década, cuando ellos lo admitían, antes de firmar el contrato”, sostiene Marcela Mella, vocera de la Coordinadora Ciudadana No Alto Maipo.

Los firmantes instan a Aguas Andinas a hacer efectiva la cláusula de terminación del convenio, y la sanitaria está facultada para hacerlo, ya que nuevamente Alto Maipo presentó un retraso en su entrada en funcionamiento hasta finales de 2021. “Aguas Andinas excede sus prerrogativas al utilizar las reservas de agua dulce que le fueron encomendadas por el Estado de Chile, tal como la infraestructura hídrica pública que administra, para fines distintos a los específicamente establecidos en la concesión”, se sostiene en la carta.

“La sanitaria podría haber dado por terminado el convenio en 2019, pero firmó una prórroga con Aes Gener por $10 millones de dólares, la cual mantiene vigente el convenio entre ambas empresas hasta este año”, agrega Mella.

“Aguas Andinas sabe mejor que nadie la subordinación en que queda el consumo humano de agua frente a la generación eléctrica (con este convenio), sabe que pierde la capacidad de decidir frente a contingencias climáticas, que pierde el control del embalse El Yeso, que limita la posibilidad de construir nuevos ductos y bocatomas que lleven el agua directamente a la ciudad sin pasar por los túneles y las centrales, susceptibles de fallas técnicas, tal como se indica en el contrato para efectos de repartir el dinero que entregarán las aseguradoras ante dichas eventualidades. Aguas Andinas sabe también acerca de los débiles mecanismos establecidos en el contrato para retomar el control del agua en caso de emergencias, y si no lo sabe, basta leer el contrato y contrastarlo con la presentación que hizo en un momento de mayor lucidez, cuando se oponían a la construcción de Alto Maipo”, sostienen en la carta.

Además, los peticionarios recuerdan que en la Subsecretaría del Medioambiente se han acumulado decenas de denuncias que no han sido resueltas de modo satisfactorio, presentan una larga lista de incumplimientos e inconsistencias en el proyecto hidroeléctrico y advierten del enorme riesgo que este significa para el abastecimiento de agua de Santiago.

Entre las inconsistencias del proyecto hidroeléctrico puntualizan la debilidad de los estudios ambientales, parciales e incompletos, los retrasos en la entrada en funcionamiento y el aumento del costo del proyecto de 800 millones de dólares a 3.400 millones y el deterioro que significará para la cuenca del Río Maipo, fundamental para el abastecimiento de agua potable para los siete millones de habitantes de Santiago.

Los firmantes de la carta advierten a Aguas Andinas que “su concesión sanitaria actuando fuera de la ley puede ser revocada” y concluyen mencionando que el Relator Especial de la ONU sobre los derechos humanos al agua y al saneamiento, Léo Heller, en alusión directa al proyecto hidroeléctrico Alto Maipo, expresó: “El Gobierno chileno no cumple sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos si da prioridad a proyectos de desarrollo económico sobre los derechos humanos al agua y a la salud”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Aguas Andinas terminar contrato con Alto Maipo

Añadir nuevo comentario