Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 1 de Diciembre de 2021
Fundo Santa Ana, Carahue

Abogado de la familia de Pablo Marchant sobre informe forense: “da cuenta que habría una ejecución extrajudicial”

Paula Huenchumil

El preinforme meta pericial forense criminalístico, realizado por el tanatólogo Bernardo Morales, a petición de la familia, dice que el impacto fue “con apoyo del cañón en el punto de entrada del proyectil balístico y en posición de ejecutado”. “El SML tendrá que dar alguna respuesta”, dice el defensor Rodrigo Román a INTERFERENCIA.

Durante la tarde del pasado viernes 9 de julio, Pablo Marchant Gutiérrez, de 28 años, fue abatido por Carabineros en una acción de sabotaje -reivindicada por un órgano de resistencia territorial lafkenche-leftraru de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM)- contra la empresa Forestal Mininco, al interior del Fundo Santa Ana Tres Palos del sector de Coi Coi, en la comuna de Carahue, Región de la Araucanía. 

La muerte del “Toñito”, como lo llamaba su círculo cercano generó, inmediatas dudas que llevaron a concluir que Marchant había sido asesinado. (Leer Quien era Pablo Marchant, el weichafe de la CAM asesinado en un fundo de Mininco este viernes).

En la ocasión de su muerte, se informó tempranamente que había fallecido por el impacto de una bala en la nuca, conforme declararon los carabineros que se encontraron en el lugar de los sucesos, según publicó CiperAdemás de que llevaba un fusil M16, con la que habría hecho el gesto de apuntarles.

Luego se informó, según un testimonio al que tuvo acceso a INTERFERENCIA, de alguien que pudo ver el cuerpo de Marchant en el Servicio Médico Legal, que el joven militante de la CAM tenía al menos dos impactos de escopeta, “uno en el hombro derecho a la altura de la espalda y el otro en la nuca”, lo que generó más incertidumbre en torno al caso. También se supo que los carabineros que mataron a Marchant se movilizaban ese día en una camioneta de la misma forestal, propiedad de la familia Matte.

Además, Ernesto Llaitul, quien dio una entrevista a este medio luego del eluwun (funeral) de su amigo en Lumaco -quien fue inicialmente dado por muerto en el enfrentamiento en que murió Pablo Marchant- señaló; “mis peñis creen que fueron Carabineros, porque disparaban ráfagas”. 

Cabe mencionar que cuatro semanas después, el mismo lugar donde cayó Marchant fue tomado por la CAM, según militantes de dicha organización, y “destruyeron las últimas instalaciones que ocupaba Carabineros en el predio, un container blindado y comedores sistema de cámaras”. A su vez, la CAM junto a la comunidad de Coi Coi realizaron una siembra en el fundo. “El mejor homenaje a nuestro weichafe Toño es continuar con la resistencia” declararon al momento de informar sobre su avance territorial, siendo cerca de 20 comunidades mapuche las que suscribieron a sus acciones (las que reivindican 1.500 hectáreas por comunidad en promedio).

Ayer miércoles 17 de noviembre, un nuevo antecedente relevante apareció en este caso. El medio La Otra Diaria publicó Tres disparos en el bosque: Un último informe forense revela que Pablo Marchant habría sido ejecutado, donde publicó el  ‘Pre-informe Metapericial Forense Criminalístico’, en el que el tanatólogo Bernardo Morales, ex jefe de Tanatología del Servicio Médico Legal, dice que “este revelaría que el impacto de bala fue con apoyo del cañón en el punto de entrada del proyectil balístico y en posición de ejecutado”.

"Lo más increíble es que se da cuenta que la profesional Nubia Riquelme del Servicio Médico Legal de Temuco, informó, por decir lo menos, de forma incompleta de las circunstancias de la muerte de Pablo Marchant, lo que ciertamente resulta un hecho grave, porque todos esperamos que el Servicio Médico Legal, como organismo especializado, certifique la causa de muerte".

En el artículo se lee: "En el pre informe se explica que las lesiones del cráneo y del brazo ocurrieron a distancias y tiempos distintos, ya que el disparo en la cabeza “reúne todas las características de un disparo con apoyo del cañón en el punto de entrada del proyectil balístico”. Esto significaría que "el cañón de la escopeta se apoyó en el cráneo- y al considerar la información anterior- Marchant habría estado en posición de genuflexión por el barro que se ve en el pantalón en la zona de las rodillas”, señala parte del informe".

Sobre ello habló el abogado defensor de la familia, Rodrigo Roman, con INTERFERENCIA, quien confirmó la información y ofreció nuevos detalles, mientras que la madre de Marchant, Myriam Gutiérrez, indicó que estaba consternada tras enterarse de los nuevos antecedentes.

- ¿En qué estado está la investigación?

- La causa aún no se ha judicializado. El Ministerio Público no ha desarrollado ninguna nueva diligencia, más que las que se realizaron tras el hecho, y el estar a la espera de informes policiales.

- ¿El preinforme indica que Pablo Marchant habría sido ejecutado?

- Lo más increíble es que se da cuenta que la profesional Nubia Riquelme del Servicio Médico Legal [SML] de Temuco dio cuenta, por decir lo menos, de forma incompleta de las circunstancias de la muerte de Pablo Marchant, lo que ciertamente resulta un hecho grave, porque todos esperamos que el Servicio Médico Legal, como organismo especializado, certifique la causa de muerte, y aquí lo que se da cuenta es que hubo una ejecución extrajudicial, cobarde, miserable por parte de los funcionarios policiales. 

"Con este informe forense tenemos la convicción de que lo que corresponde hacer los próximos días por parte de la Fiscalía es que derechamente se proceda a hacer síntesis de la información y, sin más, se proceda a formalizar, al menos, al funcionario policial que disparó, y eventualmente a quienes serían responsables en calidad de autores".

El preinforme da cuenta que efectivamente que no solamente se está actuando con impunidad en el Wallmapu, sino también con bestialidad propia de entidades policiales y que ni por lejos existe en un Estado democrático de derecho.

Con este informe forense tenemos la convicción de que lo que corresponde hacer los próximos días por parte de la Fiscalía es que derechamente se proceda a hacer síntesis de la información y, sin más, se proceda a formalizar, al menos, al funcionario policial que disparó, y eventualmente a quienes serían responsables en calidad de autores, cómplices o encubridores. Eso es lo primero.

Una ejecución cobarde que es más propia de un guión de ficción, uno esperaría que para los tiempos que corren, en 2021, un policía actué de forma tan bestial.

- Sobre lo que arrojó este preinforme ¿han recibido alguna respuesta o reacción desde el Servicio Médico Legal?

- No por ahora.

Creo que a partir de esto el SML tendrá que dar alguna respuesta. Lo central para nosotros es que se aclaren las circunstancias de la muerte de Pablo Marchant y si se confirma nuestra tesis que es una ejecución extrajudicial, por supuesto que tiene que ocupar la atención del Ministerio Público como encargado de la persecución penal donde estaremos muy vigilantes como abogados de la familia de que esto llegue al puerto que tiene que llegar, que indudablemente es de condena. Esto, porque aquí estamos frente a un proceso al menos, según nuestro ordenamiento jurídico, de un homicidio calificado, pero a la luz del derecho internacional, esto se corresponde a una ejecución extrajudicial.

"Esperamos que con esta importante develación el Ministerio Público reaccione de la forma en que tiene que hacerlo, sino se va a dar cuenta que efectivamente que, lejos de ser un órgano autónomo, efectivamente está cargado a un lado y dedica toda su atención y energía en perseguir a la disidencias y en el caso de Wallmapu, a las comunidades en resistencia, mas no a los crímenes que cometen los agentes del Estado".

- ¿Y ha habido reacción por parte del Ministerio Público? 

- Esperamos que con esta importante develación el Ministerio Público reaccione de la forma en que tiene que hacerlo, sino se va a dar cuenta que efectivamente que, lejos de ser un órgano autónomo, efectivamente está cargado a un lado y dedica toda su atención y energía en perseguir a la disidencias y en el caso de Wallmapu, a las comunidades en resistencia, mas no a los crímenes que cometen los agentes del Estado, lo que lamentablemente parece ser un patrón instalado en nuestra sociedad.

-Que el caso no esté judicializado ¿responde a una lentitud del Ministerio Público?

- Es que el Ministerio Público habiendo transcurrido un poco más de cuatro meses, no da cuenta de lo que nosotros pudimos conseguir -con todo lo que ello significa- la inversión de recursos para conseguir esta metapericial forense, lo que deja en entredicho la calidad de información que se puede esperar de un instituto especializado como lo es el Servicio Médico Legal. Probablemente habría que estudiar cuál ha sido el aporte que han hecho con las muertes que han sucedido en Wallmapu estos últimos años.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Horrible, la ejecución de ésta persona traerá consecuencias graves, tarde o temprano habrá desquite, y de ahí en adelante, hay que esperar lo peor. La violencia desatada y provocada por la "autoridad". Vergonzoso.

Añadir nuevo comentario