Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 7 de mayo de 2021
Hoscar

Director de Salud de Carabineros es acusado por nepotismo al interior del Hospital institucional

Laura Landaeta

El general Luis Soto Barrientos habría beneficiado con alzas injustificadas de sueldo a una funcionaria con quien al parecer tiene un vínculo sentimental y a un primo. También habría protegido a un coronel acusado de intentar violar a dos funcionarias. Se prepara una querella por los casos, la cual acusa al general director Ricardo Yáñez por no haber atendido la situación cuando fue subdirector de Carabineros.

El cambio del alto mando y la llegada del nuevo general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, no fueron suficientes como para acallar la inquietud que hace meses se vive en el Hospital de Carabineros (Hoscar). Esto, pues el general Yáñez, quien definiera junto a Mario Rozas este nuevo alto mando de la institución para el período 2021, decidió mantener en su puesto al general Luis Soto Barrientos, actual director de Salud de la institución.

Dentro de las principales funciones de Soto está el manejo financiero y de personal de Hoscar, hospital que ha sufrido duros reveses en los últimos días con el despido de más de 116 profesionales de la salud.

Los sindicatos de Hoscar acusan a Soto de nepotismo y falta de transparencia en el manejo presupuestario de la institución de salud, lo que explicaría la falta de médicos y dentistas para atender los requerimientos de los más de 60 mil funcionarios de Carabineros y sus familias.

“Primero despidieron a los profesionales de la salud para que fuesen recontratados a honorarios. Luego de eso se despidió a 116 personas entre profesionales y técnicos de salud y vemos con horror como día a día nos traen a personas a ocupar puestos civiles con unos sueldos que no se condicen con la realidad de nuestra institución”, señala uno de sus dirigentes sindicales.

Según relata otro de los entrevistados para este reportaje, miembro del Sindicato de Trabajadores de Hoscar, “aquí están finiquitando el trabajo de profesionales de la salud para aumentar los contratos de personas civiles que no son funcionarios de la salud y beneficiar así a yernos, sobrinos y pololas de algunos jefes. Despide médicos y contrata a civiles que les paga muy bien y no sabemos por qué”.

Al revisar la planilla de Transparencia de Carabineros y ver los sueldos de los funcionarios civiles del Hospital, los datos parecen darle la razón a estas denuncias, ya que, por ejemplo, Pola Olivar, jefa del área de computación, gana por 33 horas de servicio semanal, un sueldo de $4 millones 600 mil pesos, el cual fue aumentado este mes a $7 millones.

Según distintas fuentes, Olivar es una funcionaria cercana al general Soto, a quien varias fuentes sindican, además, como "su amante", razón por la cual quienes hacen las denuncias atribuyen el hecho de que se trate de una persona que -con menos de un año de trabajo y servicio en el Hospital- gane un sueldo que supera incluso al del director general de la institución, y el de médicos y matronas.

"¿Bajo qué criterios se está definiendo los sueldos de los civiles en el hospital de Carabineros y por qué se paga a empleados que sólo tienen cuarto medio más que a muchos profesionales?”, se pregunta Esteba Infante, director de Ecuánime, una entidad dedicada a la defensa legal de carabineros, la que ha recibido varios de los reclamos que hoy pesan sobre la gestión del Hoscar.

A esto se agrega el comentario de un trabajador de planta del hospital: “Hemos sufrido constantes abusos y despidos, y hemos visto con impotencia estos actos de abuso donde se privilegia por nepotismo a familiares. Es el caso del primo del general Soto Barrientos, Nicolás santiagos Soto, quien sólo tiene la enseñanza media completa, ningún estudio posterior, y hoy es jefe de control de gestión del hospital, recibiendo hasta noviembre un sueldo de $1.486.000, el doble de lo que gana una enfermera en el hospital”.

Santiagos Soto, además, fue beneficiado este mes con el alza de sueldos que aún no figura en Transparencia de Carabineros y según la cual comenzará a percibir un ingreso mensual de cerca de 4 millones de pesos por 40 horas de trabajo semanal.

Dentro de las graves acusaciones que se manejan contra el general Soto Barrientos y su labor a cargo de Salud de Carabineros y el manejo del Hoscar, una de las más complejas tiene que ver con la situación del coronel Roberto Salazar, actual jefe de la UTI, quien fue denunciado en 2018 por intento de violación contra dos funcionarias del hospital. El entonces director general de la institución, Hermes Soto, lo derivó a un nuevo trabajo fuera del Hospital, mientras se abría un proceso judicial en su contra en Fiscalía. Pero, cuando posteriormente Soto Barrientos fue nombrado durante el periodo de Mario Rozas como director de Salud de Carabineros, reintegró a Salazar como jefe y le aumentó el sueldo.

Esta situación a generado estupor en los funcionarios. “Nosotros trabajamos en la defensa de las dos jóvenes que denunciaron al coronel”, comenta Infante, quien agrega que “los casos terminaron en nada pues llegaron a un acuerdo extra judicial”.

Finalmente, la ONG Vivir sin Delincuencia presentará una querella en los próximos días contra los generales subdirectores de Carabineros, por no cumplir sus deberes militares, lo que -por sus cargos- implican atender los conflictos de nepotismo existentes en el Hospital de Carabineros. Esto incluye a todos los generales subdirectores de la institución entre 2010 y 2017.

La querella incluirá a más funcionarios de los ya mencionados en este reportaje.

Reino en el caos

“Nos cambian muy rápido las dirigencias, no alcanzamos a conocer un director y llega otro. Es muy difícil trabajar así porque somos una asociación de funcionarios civiles y eso nos ha costado mucho. Es muy difícil tener especialistas en el Hospital”, señala un dirigente sindical del Hoscar respecto de la alta rotativa de directores que ha tenido la institución de salud policial.

A ese reclamo se suma el hecho de que las futuras designaciones de Carabineros, las cuales se harán efectivas desde el 2 de enero de 2021, dejarán al Hospital nuevamente sin su director, quien será removido de su cargo para cumplir otras funciones en la institución. Se trara del general Marco Arévalo, quien -estando bajo el comando de Soto Barrientos- viene cumpliendo el rol de director del Hoscar por más de un año, período en el cual habría frenado algunas acciones no justificadas de su superior. “Ellos tuvieron muchos líos porque Arévalo es una persona incorruptible”, señala un funcionario del Hospital.

De hecho, este mismo funcionario se muestra incómodo con la salida de Arévalo, pues señala que uno de los temas importantes que se ha tratado de resolver en este tiempo bajo su administración es cómo poder sacar a los funcionarios civiles del hospital del pago obligatorio de cuotas a la Mutualidad de Carabineros. Según reclaman, esto no genera para ellos ningún beneficio y sólo les significa entregar parte de su sueldo a una cuestionada aseguradora que no los representa. Cabe señalar que más de la mitad de la planta del Hoscar es civil. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me interés informarme.

Gracias

Buenos días.. Mi comentario sobre este artículo es el siguiente: - Es esta muy bien realizar investigaciones sobre situaciones que están ocurriendo en las instituciones públicas, las cuales tengan un carácter de irregularidad. Pero otra cosa es publicar y utilizar un medio de comunicación para sacar una noticia, que tiene muchas falencias. Primero en esta publicación se cita a un sindicato del hospital... (dejo Twitter, del sindicato señalado desmintiendo la bercion citada por dicha noticia). https://twitter.com/anfuhoscar/status/1333520487163498508?s=08 Por otra parte, hablan de personas que trabajan en el hospital de Carabineros, los cuales son civiles, la ley permite dichas contrataciones en todas las instituciones castrenses y de Orden y seguridad. También les comento que la persona que ustedes mencionan con no.bre y apellido, tiene hasta un MAGISTER. Tampoco realizaron un buen ejercicio periodistico, por que no se contactaron con todas las personas relacionadas en esta publicación. Ahora mi preguntas es !!!!! Ustedes cómo un portal de noticias serio ... les permitirán su derecho a replica a las personas citadas en este artículo??. Solo me queda decir qué losntwmas hay que tratarlos más prolijamente, sobre todo cuando se informa y se acusan a personas. Muchas gracias.

Añadir nuevo comentario