Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 29 de octubre de 2020
En medio de una escalada de conflicto

El día en que una fragata chilena hizo un ejercicio de guerra con un destructor de EE.UU. destinado a incomodar a China

Andrés Almeida

us_navy_-_armada_chilena.jpg

La fragata Almirante Blanco Encalada en la operación. Foto: Armada de Estados Unidos
La fragata Almirante Blanco Encalada en la operación. Foto: Armada de Estados Unidos

El 17 de abril de 2020 el Blanco Encalada y el Russel interoperaron en una zona indeterminada entre el Mar Oriental de China y el Mar de Filipinas. Esto, en el marco de varios ejercicios de Estados Unidos realizados para mostrar fuerza ante China. Pese al hermetismo chino y a que no hay queja oficial, esto ha generado preocupación y molestia.

Abril, mayo y junio de 2020 han sido meses de tensión entre Estados Unidos y China, producto de varios gestos inamistosos entre ambos cuyo peak fue el 28 de mayo, dado el anuncio por parte de la Asamblea Popular de China de la ley de seguridad nacional que afecta la autonomía de Hong Kong, una ciudad-estado que pertenece formalmente a China, pero que se encuentra bajo una especie de protectorado informal por parte de las potencias occidentales.

Antes y después de ese día, la Flota del Pacífico de la Armada de Estados Unidos ha realizado varios movimientos entre el Mar de Filipinas y las aguas del Mar del Sur y del Mar Oriental de China, zonas de influencia china cuyo punto neurálgico es Taiwán, un estado independiente que la superpotencia asiática reclama como su territorio, y que se ve indirectamente amenazado por los sucesos de Hong Kong y por otros movimientos navales chinos amenazantes cerca de sus costas, 

Las acciones estadounidenses empezaron el día 10 de abril cuando el destructor estadounidense USS Barry cruzó el Estrecho de Taiwán, iniciando una serie de ejercicios militares en dicha zona de influencia, bajo la consigna #FreeAndOpenIndoPacific, una campaña mediática de la Armada de Estados Unidos para dar cuerpo a la Estrategia Indo-Pacífica del Departamento de Defensa de Estados Unidos y responder a los movimientos chinos en torno a Hong Kong y Taiwán.

"La competencia estratégica entre estados, definida por la rivalidad geopolítica entre visiones libres y represivas del orden mundial, es la principal preocupación de seguridad nacional de Estados Unidos. En particular por la República Popular de China, bajo el liderazgo del Partido Comunista Chino, que busca reordenar la región para su ventaja, aprovechando la modernización militar, operaciones de influencia y depredación económica para coaccionar a otras naciones", escribe Patrick Shanahan, secretario de Defensa, en la carta del documento que da cuenta de dicha estrategia que data del 1° de junio de 2019.

En ese contexto fue que el día 17 de abril de 2020 la fragata chilena Almirante Blanco Encalada realizó un ejercicio de guerra en conjunto con el destructor Russel, buscando la interoperatividad entre ambos buques, lo que involucró un helicóptero chileno. 

El Twitter oficial de la Armada estadounidense dio cuenta de ello el 21 de mayo pasado: "#NavyPartnerships in action in the #EastChinaSea. The #USNavy Arleigh Burke-class guided-missile destroyer #USSRussell (DDG 59) conducts operations with the Chilean Navy while deployed to @US7thFleet. #FreeandOpenIndoPacific".

En español: "Asociación de Armandas en accion en el Mar Oriental de China. El destructor clase Arleigh Burke de misiles guiados Russel (DDG 59) conduce una operación con la Armada chilena, mientras se despliega en la Séptima Flota. Indo-Pacífico Libre y Abierto".      

Estas circunstancias llevaron a que se manifestara cierto malestar entre algunos ciudadanos chinos, quienes así lo expresaron a través de redes sociales. Si bien el conflicto no escaló a la prensa china ni tampoco hubo una queja formal por parte del gobierno de China hacia Chile, INTERFERENCIA conoció que de todos modos hay malestar, preocupación y cierta consternación en las redes de chinos vinculados a Chile, donde se están preguntando las razones que hay detrás de un supuesto alineamiento con Estados Unidos, que no ven necesario. 

INTERFERENCIA intentó realizar las consultas del caso a la Embajada de China en Chile, pero sin obtener una respuesta. 

Arriba de la Blanco

A quien también INTERFERENCIA consultó fue tanto a la Armada de Chile como al Ministerio de Defensa. Ambas instituciones contradicen el contenido del twitt de la Armada de Estados Unidos respecto al lugar en que ocurrió el ejercicio y respecto de que éste conforme parte de la Estrategia Indo-Pacífica estadounidense.

Según representantes de ambas instituciones, el ejercicio fue en el Mar de Filipinas y no en el Mar Oriental de China, y a cientos de kilómetros de las aguas jurisdiccionales de China. 

Al respecto es importante señalar que el Mar de Filipinas es una porción del Océano Pacífico que se separa hacia el oriente del Mar del Sur de China y del Mar Oriental de China -zonas de influencia chinas- por medio de un conjunto de islas australes del archipiélago japonés que conecta con la isla de Taiwán, y por el conjunto de otras islas que conectan hacia el sur ese país con el norte de las Filipinas.  

Respecto de la participación chilena en el marco de la Estrategia Indo-Pacífica, fuentes de Defensa lo descartaron, pues el ejercicio no respondería a una alianza militar con Estados Unidos, como lo sugiere su Armada. Estas fuentes señalaron que Chile no ha cambiado su estrategia de cooperación y multilateralismo en defensa, siendo equidistante entre China y Estados Unidos, que son -además- sus dos principales socios comerciales.

De tal modo -dicen estas fuentes- la participación de Chile en el ejercicio de guerra con Estados Unidos no ha producido ninguna queja por parte de China, y señalan que entre China y Chile también hay varias operaciones que involucran las armadas de ambos países. 

Según estas fuentes, el ejercicio naval del 17 de abril corresponde a la decisión de aprovechar el viaje de la fragata chilena al Pacífico asiático, el cual estaba dentro del marco de los ejercicios de cooperación naval RIMPAC que organiza Estados Unidos, en un marco de cooperación internacional, en los cuales incluso ha participado China en el pasado y que en 2018 incluso fueron dirigidos por un oficial chileno.

Pero, RIMPAC se postergó para fines de agosto de 2020 y Chile decidió no ser parte de este ejercicio debido a que la espera de la fragata en el Asia elevaría el presupuesto de 2,2 millones de dólares que tenía su participación en esos ejercicios. Según fuentes de la Armada y de Defensa, el razonamiento chileno fue no perder lo ya invertido en el viaje (la fragata ya estaba en la zona cuando se suspendió RIMPAC) y aprovechar para realizar un ejercicio conjunto con la Armada de Estados Unidos, el que costó una cantidad menor a la presupuestada: unos 700 mil dólares, según informa Infogate.  

De todos modos, según el experto en defensa y director de Defense Analysis, Óscar Fuentes, estos ejercicios estaban destinados a ser una operación mayor en torno a Japón, que involucraba otras naves, como los portaaviones Roosvelt y Reagan, pero que se frustró producto del Covid-19, lo que finalmente redujo todo a la interoperación entre la fragata chilena y el destructor Russel.

Fuentes es un cientista político experto en Defensa, quien tempranamente advirtió a través de la cuenta de Twitter de su consultora de los movimientos de la fragata chilena y de sus posibles complicaciones, quien dice ahora a  INTERFERENCIA que también hay que considerar en el cuadro la compra reciente por parte de la Armada de Chile de dos fragatas a Australia por 70 millones de dólares, país que también se encuentra en una etapa de fuerte rivalidad con China. 

 Cabe señalar que la doctrina de defensa de Chile, contenida en el Libro de la Defensa Nacional de 2017, corresponde a la de seguridad cooperativa, la que se enmarca en mecanismos de colaboración multilaterales para enfrentar problemas comunes de defensa con otros estados; lo que se encuadra en lo que era RIMPAC, al menos hasta antes de la llegada del gobierno de Donald Trump, luego de lo cual China dejó de participar.

Sin embargo, un ejercicio como el del 17 de abril abre dudas sobre un posible desvío de la doctrina chilena. Esto, dado el entorno de conflicto en el que sucedió el ejercicio y dado que ningún otro país -como Corea del Sur o Japón- se sumó, lo que le habría dado un carácter multilateral. 

¿Patio trasero II?

De todos modos, los razonamientos chilenos no tuvieron eco en la Armada de Estados Unidos, la que se preocupó de comunicar inequívocamente un "#NavyPartnerships" con Chile en el contexto del "#FreeandOpenIndoPacific" en el "#EastChinaSea' como indica su twitt del 21 de mayo, y pese a los actuales desmentidos chilenos.

INTERFERENCIA se intentó comunicar con la Séptima Flota de la Armada de Estados Unidos sobre este respecto a través de un correo electrónico, pero sin que a la fecha haya habido una respuesta.

De todos modos ha habido recientemente fuertes señales de presión de Estados Unidos sobre Chile. La última importante fue la visita a Santiago del secretario de Estado, Michael Pompeo en abril de 2019, cuando lanzó duras advertencias al presidente Sebastián Piñera respecto de los acuerdos comerciales que adoptaría con la empresa china Huawei, todo esto en la víspera del viaje a China del mandatario chileno.

"No tenemos confianza en esos sistemas [los de Huawei]. Así que si ustedes usan esos sistemas, si ustedes usan sistemas no confiables dentro de su red, forzará a los Estados Unidos a tomar decisiones sobre dónde ponemos nuestra información también", dijo Pompeo sobre la provisión china de la red 5G, la cual -de todos modos- sigue hoy su curso.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

"Dejen que China duerma, pues cuándo despierte, temblará el mundo" (Napoleón Bonaparte)

jajajaja, humo, humo, humo y más humo. O cómo inventar una noticia basada en la "molestia" de un par de tuiteros o cuentas de féisbuc.

En todo caso. Chile debiera mantenerse al margen de la pelea de esos dos matones

Humo, humo, humo, como siempre los periodistas que no saben nada geopolíticamente o ejércitos ven algo donde no hay nada, Después dicen que la derecha es reaccionaria, cuando se les pregunta que harían con la FFAA responden directamente dicen eliminarla. Es un simple ejercicio militar no de GUERRA, donde se acoplo Chile, donde probablemente China ni si quiera le haya importado que nuestro país se incorporara...

lo mejor es no estar en medio

No fue en aguas Chinas, lo demás es farandula y suposiciones para levantar dudas politicas y sembrar molestias donde no las hay.

Añadir nuevo comentario