Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 25 de septiembre de 2020
Eric Gajardo Vistoso

El general de Carabineros que trabajó con Karla Rubilar en Estadio Seguro pese a haber disparado perdigones a la cara de estudiante

Diego Ortiz

En 2019 fue contratado por la entonces intendenta Metropolitana por un sueldo de más de 3 millones de pesos, pero solo duró dos meses. El policía también protagonizó una trifulca con el humorista Yerko Puchento por el caso Pacogate en 2017, caso que finalmente salpicó a Gajardo, aunque no quedó dentro de la lista de 130 funcionarios formalizados.

Sólo dos meses alcanzó a desempeñarse como asesor para Estadio Seguro el general en retiro de Carabineros Eric Gajardo Vistoso. Comenzó a trabajar a honorarios para la entidad dependiente de la Subsecretaría del Interior el 15 de junio de 2019, ganando 1 millón 752 mil pesos mensuales. El mes siguiente, su sueldo aumentó a 3 millones 286 mil pesos, beneficio que Gajardo no alcanzó a disfrutar por mucho tiempo: renunció a fines de julio. Algo le pesaba al ex funcionario policial.

Según su contrato, el general Gajardo debía cumplir con “asesorar y ejecutar lo solicitado por la Sra. Intendenta en materias relacionadas con la Ley 19.327 de Derechos y Deberes en Espectáculos de Fútbol Profesional”, además de coordinar el trabajo de Estadio Seguro con Carabineros de Chile. Durante la duración del contrato del ex uniformado, quien se desempeñó como Intendente de Santiago fue la actual vocera de gobierno, la ministra secretaria general de Gobierno Karla Rubilar.

Gajardo, durante los dos meses que trabajó para Estadio Seguro, figura en Transparencia Activa como ingeniero comercial. En ninguna parte existe mención de su paso por Carabineros, institución donde hizo carrera por 33 años hasta llegar al grado de general y donde se desempeñó en altos cargos como Jefe de Zona en la Araucanía o jefe del Departamento de Investigación de Organizaciones Criminales (OS-9).

Su último puesto policial fue el de jefe de Control de Orden y Seguridad de Santiago, cargo que ostentaba al minuto de apuntar su escopeta antidisturbios a la parte superior del cuerpo de Cynthia Herrera, estudiante de obstetricia de la Universidad Iberoamericana.

El 23 de agosto de 2018, Herrera se encontraba protestando junto a sus compañeros por los serios aprietos financieros que aquejaban a la universidad, con deudas que para fines del 2017 alcanzaban cerca de dos millones de dólares. La Iberoamericana terminó cerrando, con más de mil de sus alumnos siendo absorbidos por la Universidad de Santiago a través de un convenio firmado entre las dos universidades y el Ministerio de Educación.

Herrera terminó con seis perdigones en su cuerpo disparados por Gajardo: tres en el tórax, uno en el hombro izquierdo, otro en el derecho y un último proyectil en su tabique nasal, a escasos centímetros de sus ojos. El hecho, según relata El Desconcierto, ocurrió al interior de la universidad. De acuerdo con lo informado por el medio, Herrera se encontraba en un tercer piso cuando fue impactada por la munición no letal de la policía. El hecho motivó una investigación interna administrativa, donde se individualizó al autor del disparo.  

Cynthia Herrera, estudiante de obstetricia herida en el rostro con perdigones disparados por general Gajardo. Foto vía Twitter por @Paz_GDaneri

Cynthia Herrera, estudiante de obstetricia herida en el rostro con perdigones disparados por general Gajardo
Cynthia Herrera, estudiante de obstetricia herida en el rostro con perdigones disparados por general Gajardo. Foto vía Twitter por @Paz_GDaneri

INTERFERENCIA accedió a documentación obtenida vía ley de transparencia sobre los hechos ocurridos ese día. En éste, Carabineros indica que el disparo no fue percutado desde el zorrillo, sino desde la calzada, siendo el general Eric Gajardo el autor. El propio documento indica que “desde la perspectiva administrativa [el accionar de Carabineros] no conlleva a responsabilidad disciplinaria de ningún funcionario de la Institución”.

Tan sólo cuatro meses después, a fines de 2018, la entidad policial le concedió el retiro voluntario al general, retiro que se hizo efectivo el 20 de junio de 2019. Para cuando sucedió el retiro, Gajardo ya llevaba cinco días trabajando para Estadio Seguro. 

La desvinculación de Gajardo se dio en medio de dos movimientos de descabezamiento de generales en Carabineros. Una decena de ellos por el caso Catrillanca, quienes se fueron junto con el ex general director Hermes Soto, tras el escándalo del caso Catrillanca, y varios otros que fueron saliendo de la institución en el contexto del Pacogate, el fraude más grande en la historia desde la creación del nuevo sistema procesal penal -inaugurado el año 2000- con una malversación de caudales públicos superior a los 28 mil millones de pesos a manos de altos mandos de Carabineros.

Gajardo fue parte indirecta de ambos movimientos. Por una parte componía el Alto Mando que se fue con Soto a fines de 2018 (aunque se materializó a mediados de 2019), pese a que lo consideran un cercano al ex general director Bruno Villalobos, y por otra, este general recibió 500 mil pesos entre 2009 y 2010 asociados al Pacogate, periodo en el que se desempeñaba como jefe del OS9, según consigna La Segunda. Aunque finalmente Gajardo no fue parte de los 130 formalizados del caso, según informó Emol

Estas no son las únicas polémicas de Gajardo. 

El año 2017, vecinos de Ñancul en la comuna de Villarica criticaron los dichos del entonces jefe de Zona Araucanía, Eric Gajardo, sobre el uso de escopetas antidisturbios. En aquella ocasión, efectivos de carabineros hirieron a una mujer de más de 50 años con tres perdigones en el contexto de manifestaciones en la localidad, donde se exigía mejoras en la calidad del agua de la ciudad. Gajardo salió a defender el uso de este armamento, argumentando que las manifestaciones en Ñancul ya habían cortado el tránsito en numerosas ocasiones. 

El mismo año, Daniel Alcaíno, el actor detrás del personaje televisivo Yerko Puchento, fue objeto de críticas por parte de Gajardo. Luego que Alcaíno criticara públicamente a Carabineros por el desfalco del Pacogate durante su presentación en el programa Vértigo, el general Gajardo -quien seguía desempeñandose como jefe de Zona en la Araucanía- respondió a través de whatsapp a la presentación del actor. Gajardo indicó que Alcaíno no cumplió con el rol de entretener en su rutina, centrada en el fraude que luego salpicaría al mismo general. 

Cabe destacar que un año después, en el marco de la Operación Huracán, operativo policial en el que se adulteraron pruebas para acusar de asociación ilícita terrorista a ocho comuneros mapuche, se dio a conocer una supuesta conexión entre Alcaíno y uno de los comuneros, líder de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM).

Alex Smith, el creador de los software con los que supuestamente se consiguieron las pruebas -y que luego se descubriría que habrían sido adulteradas- confesó que se le ordenó conseguir el teléfono y correo personal Alcaíno, mas no alcanzó a investigarlo. El propio actor salió a desmentir los rumores, negando cualquier conexión con alguno de los miembros de la CAM. 

Caso Bombas y hombre de Villalobos

Eric Gajardo Vistoso ingresó a las filas de Carabineros el año 1985. Comenzó a figurar en la esfera pública luego de su rol como líder en la investigación por el Caso Bombas, cuando se desempeñaba como jefe del Departamento de Investigación de Organizaciones Criminales (OS-9).

El caso buscaba apresar a un supuesto grupo anarquista acusado de instalar artefactos explosivos, el cual terminó en octubre del 2012 cuando, después de tres años de ocurridos los hechos, la Corte Suprema determinó rechazar un recurso de nulidad que -a su vez- apuntaba a revertir la decisión previa de absolver de todos los cargos a los seis acusados. Ese mismo año, Gajardo consiguió ascender de teniente a coronel, gracias a sus diligencias por otro caso relacionado a artefactos explosivos.

Gajardo consiguió la detención del sociólogo Hans Niemeyer, acusado de instalar un artefacto explosivo en una sucursal bancaria ubicada en la comuna de Macul. Junto con el ascenso, el entonces coronel fue enviado a la embajada de Chile en Bolivia, donde permaneció hasta el 2014.

Ese sería un año clave para Gajardo, ya que comenzaría a trabajar en la Dirección Nacional de Inteligencia, Drogas e Investigación de Carabineros. Según consigna Economía y Negocios de El Mercurio, es aquí donde conocería al futuro Director General de la institución, Bruno Villalobos, quién dirigía el departamento de inteligencia y sería el responsable de poner a Gajardo a cargo del área investigativa.

El 2016, ya con Bruno Villalobos como máxima autoridad dentro de Carabineros, Gajardo fue designado como jefe de Zona La Araucanía y Control de Orden Público. Su llegada apuntó a un giro dentro de la jefatura, la cual para el gobierno y el propio general director Villalobos requería de un enfoque más ligado a la investigación y la inteligencia. Ese mismo año, en octubre, Gajardo fue ascendido a general.

En medio de la polémica desatada por el caso Huracán, donde se utilizaron pruebas falsas para acusar a comuneros mapuche bajo la ley antiterrorista en la Araucanía, Gajardo volvió a Santiago, donde culminó su carrera como jefe de Control de Orden y Seguridad de Santiago.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me interesa su estilo periodístico

Los politicos.....todos ls politicos....DE AMBOS BANDOS PREFIEREN A GENERALES de carabineros.....a los de inteligencia...a los mas brutos.....para seguir al viejo refran.....si no puedes vencer a tu enemigo...unete a el.....

Añadir nuevo comentario