Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 24 de mayo de 2020
Controvertido concurso público

Empresa aeronáutica acusa que Armada compró cinco helicópteros con sobreprecio

Camilo Solís

Los resultados de una licitación llevada a cabo el segundo semestre de 2019 no dejaron satisfecho a uno de los competidores, la empresa Leonardo, cuya propuesta se declaró inadmisible. Ante este escenario presentaron un reclamo a la autoridad naval, diciendo que los helicópteros comercializados por Airbus, el ganador, tenían sobreprecio, cosa que esta última compañía descartó.

El 9 de junio de 2019, la Armada de Chile publicó un llamado a licitación pública en el diario El Mercurio. Allí se avisaba que el concurso llamado Gaviota 1, que contó con un presupuesto superior a los 21 millones de dólares, tenía como objetivo adquirir cinco helicópteros “livianos, monomotor, nuevos (...) para la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante”, más conocida como Directemar, dirigida por el vicealmirante Ignacio Mardones Costa. 

El proyecto buscaba la adquisición de estas unidades para reemplazar a los antiguos helicópteros "Bell UH 57B Jet Ranger", los cuales ya llevaban largos años en operación.

El proceso concluyó tres meses después, en septiembre, y quien se lo adjudicó fue la empresa internacional Airbus, uno de los principales actores en el mercado aeronáutico, que posee alrededor del mundo más de 130 mil empleados y que tiene ventas anuales cercanas a los 76 mil millones de dólares, según la revista Forbes.

Además, esta empresa se ha visto involucrada en diversas polémicas por temas de soborno, como se informó a inicios de 2020, cuando acordó el pago 3.600 millones de euros "para cerrar los casos de soborno global, que desde hacía cuatro años investigaban las autoridades británicas, estadounidenses y francesas", como consignó el periódico El País. Según estas informaciones, Airbus realizó sobornos en 16 países, "entre ellos Japón, Rusia y China". 

Airbus fue el único oferente cuya propuesta se declaró admisible; la otra compañía, Leonardo, cuya matriz se encuentra en Italia y que también se ha visto envuelta en algunas investigaciones controvertidas en el pasado, fue apartada del concurso debido a que no cumplió con requisitos que pedía la oferta técnica, según fuentes de la Armada.

La culminación del proceso no dejó contento a Leonardo, por lo que reclamó ante la autoridad de Directemar, diciendo incluso que los helicópteros vendidos por Airbus tenían un sobreprecio, cosa que esta última empresa descartó para la elaboración de este artículo.

Los reclamos de la licitación

Ante la adjudicación de la licitación por parte de Airbus, Leonardo presentó un recurso de reposición el 3 de octubre de 2019, buscando dejarla sin efecto y así conseguir que se realizara una nueva. 

Leonardo planteó que su oferta fue descartada en la etapa de evaluación técnica debido a que Directemar consideró que no habían cumplido con el requisito de ofrecer cursos a los operadores de los helicópteros en Chile. Leonardo afirma que eso no es verídico y que si se encontraban en pie de realizar dichos cursos en Chile.

Así, no pudieron acceder a la fase de evaluación económica de este concurso, quedando Airbus como único oferente, cuya oferta económica implicó la suma de US$21.489.999 por cinco helicópteros H125; mientras que la oferta económica de Leonardo era US$21.500.000 por cinco helicópteros modelo aw119.

Un hecho relevante al respecto, es que según esta empresa –como consta en una carta enviada por este fabricante a la Dirección de Presupuestos (Dipres) el 15 de abril de 2020– los helicópteros H125 vendidos por Airbus a la Armada se encuentran con sobreprecio. 

En esta carta, Leonardo entregó ejemplos. Señaló que en el extranjero las autoridades del Estado de Florida en Estados Unidos, “adquirieron seis helicópteros Airbus H125 por un monto de US$19.000.000”, lo que equivale a US$3.166.666 cada uno. De la misma forma, señalaron que el Ejército de Ecuador adquirió en noviembre de 2017 “dos helicópteros Airbus H125 por US$5.425.000” lo cual equivale a US$2.712.500 por unidad. A esto agregó que “en ambos casos los precios incluyeron equipos, repuestos, cursos y garantías”.

Estos precios son considerablemente más bajos en comparación con la oferta económica de Airbus a la Armada por el proyecto Gaviota 1, donde por cada uno de ellos se consideraron US$4.3 millones.

La Armada, ante las indagaciones internas que se abrieron por el reclamo de Leonardo, explicó el valor comercial en un documento del 24 de febrero de 2020, el cual lleva por título “Informe Precio Mercado Aeronaves AIRBUS H-125 y sus servicios asociados”, elaborado por la Comandancia de Aviación Naval.

En este documento se explica que el precio de la oferta de Airbus no involucra solo a los cinco helicópteros sino que una serie de otros servicios adicionales, entre los que se cuentan, por ejemplo, la grúa con la que estos helicópteros realizan rescates. 

Entre estos costos adicionales al helicóptero como tal, se incluyó el cobro de “horas/hombre” por servicios de “instalación e integración” de diversos elementos constitutivos del vehículo como resultado final. 

Según consta en este documento, todos estos precios extra son los que explican el valor total del helicóptero H-125 ofertado a la Armada.

Sin embargo, en la carta enviada por Leonardo a la Dipres se realizan algunas críticas a este informe de precio, señalando que se asumió “sin base alguna que las aeronaves H125 importadas a Chile eran todas modelos básicos, carentes de componentes adicionales", señalando además que "el informe de Aviación Naval agregó adicionales cuyo valor permitiría subir el precio unitario a US$ 3.505.847”. 

Además, argumentó que según dicho informe de precio, los servicios de instalación de los elementos adicionales tendrían un valor de US$140 la hora/hombre. “En la tesis de la Armada de Chile, un mecánico ganaría una suma mensual superior a $20.000.000 por 45 horas semanales de trabajo”.

Personeros de la Armada de Chile, en el contexto del trámite de este recurso de reposición, señalaron que la oferta económica de Airbus calzaba con el presupuesto máximo estimado para este proyecto.

El recurso de reposición fue desestimado por la Directemar, la cual persistió en la compra de los cinco helicópteros Airbus.

INTERFERENCIA se contactó con el área de comunicaciones de Airbus en Chile durante la tarde de este viernes. Desde esa firma se nos señaló que el helicóptero H-125 “cumple totalmente con los requisitos técnicos y operativos de la Armada de Chile”, además de que este es “el helicóptero liviano monomotor de referencia en el mundo y está totalmente calificado para operaciones navales, servicio costero y entrenamiento de pilotos”.

Airbus añadió que “cada helicóptero tiene un precio de referencia, que es considerada una base, y dependiendo del tipo de equipamiento que se necesite a bordo el precio varía”. 

Sumado a esto, Airbus señaló que “existe información pública sobre el valor de estos equipos que muestra que el valor ofrecido para el proyecto Gaviota es competitivo y cumple con los requisitos del proceso, tal como lo confirmó el Contralor de la República”. 

Consultados respecto de la pronunciación de la Contraloría General de la República, sobre algún documento que confirmara sus dichos, se nos señaló que deben ser pedidos por transparencia debido a que se trata de un documento que no es público puesto que refiere sobre materias de Defensa. 

INTERFERENCIA también realizó las preguntas del caso a la Armada de Chile, en particular a Directemar, a través de su área de comunicaciones. Desde ese departamento se nos señaló que usualmente este tipo de respuestas demoran en ser ejecutadas. Al cierre de esta edición, no habíamos obtenido respuesta.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Raro, oscuro, poco claro. Me recuerda a las antiguas licitaciones. Creo que simples ciudadanos de este país necesitan saber cómo se gastan los recursos. Estamos claros que se necesitan esos aparatos, pero a toda luz es mérito de una investigación.

Corresponde aclarar el tema ... no deben quedar "cabos din atar".... no se discute la compra ...es absolutamente necesaria. Pero las.diferencoss de precio por los equipamentos no justifican mas de un millon de dolares de diferencia a no ser que vengan con dispositivos de vision termica de ultima generacion y otros similares ,( el valor de la grua es marginal).

Estos tipos son el cancer de Chile. Con esa plata se pueden hacer muchas cosas realmente mas importantes y necesarias, que los nuevos juguetes de estos vagos.

No estan sobrepagados ya que estos traen una mini ametralladora que mata el covid19. Me imagino que los altos gastos de las ffaa son para eso ya que la única amenaza que tenemoa es el covid.

Cuál es el objetivo de esta nota, informar o desinformar. El proceso de licitación fue totalmente transparente, además fue controlado por civiles y tomó razón la Contraloría General de la República. La empresa Leonardo perdió y los representantes en Chile armaron un cuento con el ministro de defensa, contrataron un bufete de abogados y les fue mal en todas partes y ahora buscan medios que le publiquen su historia.

Según Wikipedia, el precio de cada unidad va desde los 1.6 millones de dólares hasta 2 millones en su versión más completa.

No es primera vez que airbus está involucrado en corrupción y manejo de precios, favor de seguir casi carabineros de chile y ejército, son una calaña extranjera que solo saca dinero de nuestro país. Los H125 básicos incluyen los sistemas de grúa y de ninguna forma pueden llegar a ese monto de dinero

Añadir nuevo comentario