Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 27 de Octubre de 2021
Negocios entre TransCap y Proforma

Exclusivo: gerente de campaña de Sichel arregló licitaciones para quedarse con fondos OTIC

Diego Ortiz
Elías Muñoz (El Divisadero de Coyhaique)

De fondo, uno de los correos. Al costado, Sichel y Briceño en campaña

De fondo, uno de los correos. Al costado, Sichel y Briceño en campaña
De fondo, uno de los correos. Al costado, Sichel y Briceño en campaña

Jaime Briceño recibía directamente de Michel Faure -presidente de la OTIC encargada de licitar cursos de capacitación- los precios que debía ofertar para quedarse con los fondos. Correos y testimonios de trabajadores dan cuenta del modus operandi del ahora mano derecha de Sebastián Sichel, candidato a diputado por Aysén y yerno de Álvaro Corbalán. Juan José Santa Cruz estaba al tanto, pero dijo que esto "es problema personal de Briceño".

Tamara Unda trabajó 13 años con Jaime Briceño, candidato a diputado por la región de Aysén y gerente de la campaña presidencial de Sebastián Sichel. Lo hizo en Transversal Capacitaciones (TransCap), un Organismo Técnico de Capacitación (OTEC) de propiedad de Briceño.

Hoy, con TransCap en quiebra, su finiquito impago y Briceño buscando un puesto en el Congreso, Unda decide denunciar a su antiguo jefe: el ahora candidato arreglaba licitaciones a las que postulaban, haciéndose con millonarios fondos provenientes de empresas mediante información obtenida directamente del encargado de seleccionar quién ganaba los concursos.

Jaime Briceño, quien se definió en entrevista con La Tercera como “hermano” político de Sebastián Sichel, está casado con la hija de Álvaro Corbalán, ex jefe de la Central Nacional de Informaciones (CNI) condenado a 150 años de cárcel por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura; tales como el asesinato de Tucapel Jiménez, del periodista José Carrasco y de la militante de 18 años del MIR, Paulina Aguirre, entre otros.

Sobre lo anterior, Tamara Unda no tiene nada que decir. Sobre los negocios irregulares de Briceño en TransCap, sí.

"Después llegaban los resultados y ganábamos muchas [licitaciones]. Entonces yo decía 'pucha, hago la pega súper bien y mis postulaciones son estupendas, tengo mucho talento'”, recuerda Unda. Pero había algo que Tamara, en ese entonces, no sabía.

Desde 2014 y por varios años en adelante, Unda llegó a tener un rol clave. Fue la encargada de postular a licitaciones abiertas por Organismos Técnicos Intermedios para Capacitación (OTIC); entidades que a través de concurso seleccionan a OTECs, como TransCap, para llevar a cabo cursos de distinta índole para trabajadores. Estas capacitaciones, en tanto, son financiadas con dineros entregados por empresas mediante deducción de impuestos, funcionando todo bajo fiscalización del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), dependiente del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.

“Yo hacía mi pega, postulaba a lo que él [Briceño] me decía… Después llegaban los resultados y ganábamos muchas [licitaciones]. Entonces yo decía 'pucha, hago la pega súper bien y mis postulaciones son estupendas, tengo mucho talento'”, recuerda Unda. Pero había algo que Tamara, en ese entonces, no sabía, y que jugaba un rol aún más importante a la hora de ganar licitaciones que sus capacidades para postular.

El medio regional de Aysén, El Divisadero de Coyhaique e INTERFERENCIA tuvieron acceso a una serie de correos entre Briceño y Michel Faure, presidente de la OTIC Proforma y del gremio Asociación Nacional de OTIC, los que revelan que ambos –la OTEC postulante y la OTIC licitadora– compartían información sobre los procesos para que el ahora candidato a diputado se quedara con los concursos. A través de emails codificados, Faure entregaba los precios que Briceño debía ofertar para ganar las licitaciones. Algo clave para adjudicarlas, pues el criterio de ajustarse a un precio máximo es determinante. 

El modus operandi de Jaime Briceño

Tamara Unda está asustada. “Sé lo poderoso que es él, sabe que yo iba a tener susto de contar las cosas. No quiero que esto le afecte a mi emprendimiento”, explica sobre un negocio de comida en Santiago Centro. Aún así, decide hablar.

Consultada sobre por qué decidió participar en su momento de este esquema entre OTIC-OTEC, Unda se sincera: “como subordinada seguía instrucciones de qué y cómo postular. Soy madre divorciada y tenía que parar la olla”, explica.

De los correos se desprende que Briceño y Faure eran conscientes de lo irregular de la operación. Michel Faure, desde su OTIC, entregaba la información codificada a Briceño, quien a su vez la enviaba a Unda para ingresar las postulaciones.

Motivada por la candidatura de su antiguo jefe y por cómo se dio su despido – acusa que Briceño vendió todos los bienes muebles de TransCap antes de declararse en banca rota, por lo que cuando exigió su finiquito no había fondos para pagarlo; amenazando a los trabajadores con aceptar finiquitos más bajos de los debidos o que “recibirían lo que quedaba de la quiebra y se irían sin ni uno”–, Unda relata en exclusiva y con documentación en mano el sistema utilizado por Jaime Briceño para concursar con información privilegiada de las licitaciones de Michel Faure.

De los correos se desprende que Briceño y Faure eran conscientes de lo irregular de la operación. Faure, desde su OTIC, entregaba la información codificada a Briceño, quien a su vez la enviaba a Unda para ingresar las postulaciones.

En correo de fecha 18 de octubre de 2014, Faure, bajo el asunto “hola”, envía una lista de códigos a Briceño. Este último reenvía ese mismo día la lista de Faure a Tamara, con las palabras clave “listado de herramientas”. Dichos códigos corresponden a los cursos que TransCap tendría posibilidad de adjudicarse una vez abierta la licitación.

Al día siguiente, Jaime Briceño envía otro correo bajo el asunto “RV: Segundo”, el cual contiene una planilla Excel. Lo acompañan instrucciones, donde el ahora candidato a diputado explica a Tamara Unda cómo leer y descifrar los precios.

La planilla trae varios números, los cuales al dividirse entre sí (la primera columna por la tercera y la segunda por la cuarta) dan como resultado el número de licitación y el precio que le corresponde ofertar. Briceño habla de filas, pero quiere decir columnas.

Excel donde se decodificaban los cursos y precios a ofertar

Excel donde se decodificaban los cursos y precios a ofertar
Excel donde se decodificaban los cursos y precios a ofertar

A modo de ejemplo, la fila 1 contiene en la columna A el código 148504600, número obtenido con el primer correo enviado por Faure y que corresponde a un curso a postular. Ese código debe dividirse por la cifra disponible en la columna C (74252300), dando como resultado el lugar donde puede encontrarse la licitación -o bien, la posición en donde se encontrará en el listado de licitaciones, una vez esta esté abierta- a la que hay que postular, resaltado en amarillo en la columna E. En el caso de este ejemplo, es la licitación 2.

La planilla trae varios números, los cuales al dividirse entre sí (la primera columna por la tercera y la segunda por la cuarta) dan como resultado el número de licitación y el precio que le corresponde ofertar.

En cuanto al precio que debe ofertar TransCap, en la columna B figura un valor estratosférico: $16.092.000.000.000,00. Ese número debe ser dividido por la cifra disponible en la columna D (5587500), dando como resultado el precio que deben ofertar. Siguiendo el caso de la fila 1, para el código 148504600, el valor a ofrecer no debe superar los $2.880.000.

En los días siguientes, Faure volvió a enviar correos codificados. El 22 de octubre a las 9:14 horas envío números bajo un email cuyo asunto era "C", correspondiente a “códigos” según explica Unda.

Una hora después, Michel Faure volvió a enviar otro correo, esta vez con la letra "V" de asunto, lo que según Unda corresponde a “valores”.

Ambas cifras, luego de ser divididas por correlativos acordados entre Faure y Briceño, dan como resultado el número de licitación y el valor máximo que se debe ofertar para un segundo lote de cursos a licitar.

Excel donde se decodificaban los cursos y precios a ofertar

Excel donde se decodificaban los cursos y precios a ofertar
Excel donde se decodificaban los cursos y precios a ofertar

Tamara Unda explica que con el correr de los años y dadas distintas desavenencias con Jaime Briceño, este le fue compartiendo menos información sobre los procesos. Explica que ya al final, Briceño le entregaba solamente las bases de licitación, las cuales le eran enviadas antes de ser liberadas para las OTEC, siendo la tarea de Unda definir cuales le convenían a la empresa y cuáles no. Después de esto, Briceño le decía a cuáles postular y a cuáles no.

Otro de los correos con información privilegiada recibido por TransCap desde la OTIC Proforma fue enviado, esta vez, por el gerente comercial de la empresa y no por Faure. El 2016, Daniel Carrasco, desde su correo institucional en Proforma, envía “lo solicitado” a Briceño.

Otro de los correos con información privilegiada recibido por TransCap desde la OTIC Proforma fue enviado, esta vez, por el gerente comercial de la empresa y no por Faure. El 2016, Daniel Carrasco, desde su correo institucional en Proforma, envía “lo solicitado” a Briceño.

De los correos obtenidos por INTERFERENCIA y El Divisadero de Coyhaique, el más reciente donde Briceño comparte a Unda información privilegiada es del 31 de mayo de 2018, cuyo asunto es “cursos” y que contiene una planilla Excel titulada “PROFORMA”, correspondiente a la OTIC de Faure, incluyendo las bases de licitación a publicar en días siguientes.

Sexto correo

Sexto correo
Sexto correo

El testimonio de Unda y los correos demuestran una operación que es, a su vez, corroborada por otros dos extrabajadores de TransCap, quienes aceptaron referirse a lo ocurrido en la empresa con la condición de proteger su identidad.

El primero, quien trabajó en el área de logística, destacó “era raro que se ganaran tantos cursos habiendo tantas empresas en la licitación, siendo que los cursos no eran nada del otro mundo”. Agrega que “sé que tenía contactos para conseguir las licitaciones”.

Esta fuente dice también que Briceño tenía actitudes explotadoras con sus trabajadores: “siempre decía que no había plata, pero uno se las tenía que arreglar igual. A veces me pagaba mis propios pasajes para no tener que volver manejando y, como no pagaba ni para alojar ni comer bien, yo mismo me financiaba”. En ese sentido, para esta fuente es “muy sucio como se maneja él en temas de platas y de contactos: nada lo consiguió de forma transparente y leal. Siempre nos decía que nos pusiéramos la camiseta, pero él nunca se la puso”.

“Le llegaban las propuestas de las OTIC antes para que postularan, se las mandaban antes”, explica una fuente. Consultado por de dónde obtuvo esta información, esta fuente indicó que “Jaime [Briceño] lo comentaba”.

Un segundo ex trabajador de TransCap relata algo similar: “le llegaban las propuestas de las OTIC antes para que postularan, se las mandaban antes”, explica. Consultado por de dónde obtuvo esta información, esta fuente indicó que “Jaime [Briceño] lo comentaba”. Su salida de TransCap vivió problemas similares a los de Tamara Unda, acusando que se le pagó apenas una fracción de lo que le correspondía por finiquito.

Este medio tomó contacto con Sence, la entidad fiscalizadora para licitaciones entre OTIC y OTEC. Consultados por si la entrega desde una OTIC de precios a una OTEC constituye delito, el servicio explicó que "podría serlo, pues con ocasión de la Ley 21.121 que modificó el Código Penal, se incorporaron en nuestro ordenamiento jurídico, delitos de corrupción entre particulares en los artículos 287 bis, y 287 ter del Código Penal. Lo relatado parece ajustarse de manera más o menos precisa a la hipótesis del art. 287 ter del Código Penal".

En cuanto a la importancia de saber de antemano el precio de un curso para poder finalmente ganar la licitación, desde Sence indicaron que "el precio no es uno de los factores más importantes en las bases de licitación que prepara Sence para los programas de becas. Sin embargo, puede ser determinante si es que los restantes factores son parejos".

Por último, a la consulta de si el servicio ha detectado con anterioridad situaciones similares, la entidad indicó que "el Sence no ha tenido conocimiento concreto de este tipo de situaciones. No obstante ello, es un riesgo del sistema,  y corresponde a los OTIC, velar por el correcto uso de los recursos".  

Lo que dicen Briceño y Faure

Esta redacción, después de revisar la seguidilla de correos entre Briceño y Faure desde la bandeja de entrada misma que los recibió y, también, de recibir los correos reenviados directamente, tomó contacto con Briceño para consultar por los negocios irregulares.

En conversación telefónica Briceño deslizó que esto se trataría de una operación de desprestigio motivada por razones monetarias. Ante ello, se le consultó a Briceño si estaba tratando de dar a entender que los correos eran falsos. El candidato a diputado indicó que sí, que todo sería todo una artimaña de Unda, pero sin entregar prueba alguna que desacreditara la veracidad de los correos que esta redacción tiene. 

Por su parte, Michel Faure, ante la consulta de si recibió algún pago por entregar información a Briceño, indicó mediante correo electrónico que "desconozco estos mail, son de hace muchos años atrás, no entiendo bien de que se trata todo esto, no veo ningún código asociado a lo que me dices y mucho menos puedo hacerme cargo de suposiciones infundadas, que mas bien deben ser fruto de una fuente mal intencionada que de otra cosa".

Posteriormente, en conversación telefónica y consultado por si estaba desmintiendo la veracidad de los correos, Faure -quien es presidente del gremio de OTICs- aseveró que "no". El empresario, dijo luego "te acabo de contestar [en el correo descrito anteriormente] y si tienes una duda concreta la chequeamos". 

Lo que sabía Juan José Santa Cruz, el "padre común" de Briceño y Sichel 

El pasado 28 de septiembre, La Tercera publicó una entrevista al “gerente del comando de Sichel”. En ella, Jaime Briceño se refiere a su cercanía con el candidato presidencial de Chile Podemos Más. “Yo soy muy cercano a Sebastián, somos como un poco hermanos y tenemos un papá común que es Juan José [Santa Cruz]”, dice Briceño.

Dicha cercanía lleva a preguntarse si Sebastián Sichel estaba o no al tanto de las operaciones de su 'hermano' político. La respuesta a esta pregunta puede tenerla el 'padre' de ambos, el empresario y coordinador de campaña de Sichel, Juan José Santa Cruz.

Tamara Unda, previo a tomar contacto con INTERFERENCIA, conversó con Santa Cruz, apodado en prensa como el “escudero” de Sichel. En aquella conversación, Santa Cruz se compromete a “hablar” con Jaime Briceño y discutir el pago del finiquito de Unda. A cambio, la extrabajadora de TransCap debía darle unos días antes de acudir a la prensa para exponer las operaciones de su antiguo jefe.

Santa Cruz, por su parte, no volvió a contestarle el teléfono, ante lo cual Unda respondió enviando “pruebas” de la información que manejaba, copiándole vía WhatsApp uno de los correos que compromete a Briceño con las operaciones irregulares entre TransCap y Proforma.

La fecha acordada llegó y Tamara Unda no tuvo noticias de su antiguo jefe. Santa Cruz, por su parte, no volvió a contestarle el teléfono, ante lo cual Unda respondió enviando “pruebas” de la información que manejaba, copiándole vía WhatsApp uno de los correos que compromete a Briceño con las operaciones irregulares entre TransCap y Proforma.

Contactado por INTERFERENCIA, Juan José Santa Cruz indicó que esto "es un problema personal de Briceño". Consultado por su intervención ante Briceño por la solicitud de pago de Unda para su finiquito, Santa Cruz expresó que "sí hablé con él que ella quería hablar", pero que se trataba de "un tema de él con ella".

Para la elaboración de este reportaje también fue contactado vía WhatsApp el candidato presidencial Sebastián Sichel con el objetivo de saber si en su campaña estaban al tanto de las operaciones irregulares de Briceño. Sin embargo, no hubo respuesta al cierre de esta edición.

La “máquina” que pasó Briceño en Aysén para ser candidato

Haya sabido o no Sichel sobre los negocios de su 'hermano' político, lo cierto es que la campaña del propio Briceño ha dependido en buena parte de su buena relación con el candidato presidencial y el 'padre' político de ambos.

La elección a diputados de este año es su primera candidatura, pero Jaime Briceño no es ningún extraño en política. Coincidió con Sebastián Sichel –por aquella época Sebastián Iglesias– en el partido Ciudadanos, encabezado por el ex ministro de Hacienda de Bachelet I, Andrés Velasco.

Ahí comenzó a estrechar relaciones con Juan José Santa Cruz, quien fue figura clave en la fallida elección presidencial de Velasco y que actualmente opera como coordinador político de la campaña de Sichel.

Durante su niñez y adolescencia, en los años ‘90, Briceño vivió en la región de Aysén junto a su familia, cuando su padre era funcionario de Aduanas, dejando la región para perseguir una carrera universitaria. “Ese es el vínculo territorial que tiene”, dicen quienes lo conocen.

Camilo Jiménez, a pesar de su alto cargo dentro del PRI, terminó quedando fuera de carrera ante la inscripción sorpresiva de Jaime Briceño a pocos minutos del cierre de las candidaturas el pasado 21 de agosto.

Y ese también fue el gancho para que su amigo Sebastián Sichel se la jugara por su nombre como candidato a diputado por el distrito 27 (Aysén) en el conglomerado Chile Podemos +, ya que hasta último momento los cuatro cupos eran Marcia Raphael por RN, Alejandra Valdebenito por la UDI, Eugenio Canales (independiente por Evópoli) y el joven periodista Camilo Jiménez por el Partido Regionalista Independiente (PRI), quien además es vicepresidente nacional del partido.

Jiménez, a pesar de su alto cargo dentro del PRI, terminó quedando fuera de carrera ante la inscripción sorpresiva de Jaime Briceño a pocos minutos del cierre de las candidaturas el pasado 21 de agosto.

Versiones de los militantes y cercanos al pacto, aseguran que fue el propio candidato presidencial Sebastián Sichel quien movió los hilos para hacerle lugar en la papeleta de noviembre, a pesar del desconocimiento que tiene entre la población aysenina y las posibilidades que parecía tener un joven patagón como Camilo Jiménez, quien finalmente competirá por un cupo al Consejo Regional.

Los rumores terminaron siendo ciertos, y fue el propio Jiménez quien confirmó la solicitud de Sichel al Partido Regionalista Independiente. “Jaime Briceño fue asesor de la candidatura de Sebastián Sichel desde las primarias. Son muy cercanos, tienen una amistad de largos años, han compartido proyectos profesionales y fue el mismo Sebastián Sichel quien nos solicitó estudiar la posibilidad de abrirle el cupo a Jaime Briceño, porque era puerto aysenino, porque tiene una mirada de desarrollo muy símil al candidato presidencial”, aseguró el joven político.

El vicepresidente del Partido Regionalista Independiente reconoció además que su nombre era prioridad frente a Briceño. “Había sido ratificado por un consejo regional, por una amplia mayoría, pero nosotros entendemos que esto no se trata de un nombre, hay que estar al servicio de lo colectivo, de los desafíos de un partido emergente como nueva fuerza política y fue una solicitud que analizamos con altura de miras y cuando el mismo presidenciable nos convoca a la directiva nacional del PRI, estuvimos dispuestos”, señaló.

Jiménez agregó que “le dimos el cupo. Él llegó con la idea de colaborar con las candidaturas que tenemos y por mi parte y la colectividad también”.

Es de esta manera que se han desplegado por la región mostrando los ejes de campaña de Briceño: energía, recuperación económica, integración territorial e iniciativas de ley similares a la Ley Navarino, iniciativa que promete fortalecer el poblamiento y desarrollo económico en Magallanes. 

El Partido Regionalista Independiente llevará como candidato a diputado a Briceño, quien vivió una fracción de su vida en la región, forjando contactos y negocios –algunos irregulares– desde Santiago hacia el resto del país; en desmedro de la candidatura de Jiménez.

“Vemos con buena chance la candidatura de Jaime, porque es un joven que se ha desempeñado en el mundo privado, nunca en el público. Por lo tanto, este también es un espacio nuevo, nunca había competido en una candidatura, es aysenino, egresado del Liceo San José UR (de Puerto Aysén)”, aseveró Camilo Jiménez.

Finalmente, el Partido Regionalista Independiente llevará como candidato a diputado a Briceño, quien vivió una fracción de su vida en la región, forjando contactos y negocios –algunos irregulares– desde Santiago hacia el resto del país; en desmedro de la candidatura de Jiménez, vicepresidente del partido y aysenino de toda la vida.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

No es sorpresa esta noticia. Esta Otic y el sistema Otic ha sido un sitio que muchas organizaciones han utilizado para esquilmar al Estado. Es una práctica más común de lo que se cree. La principal Otic de nuestro país CCC de la Cámara Chilena de la Construcción viene haciendo ruido hace rato. Basta ver el "paso" por unos meses del Gerente General de la Otic al Sence y luego su regreso a la Otic. Toda una maniobra para arreglar una ley a favor de la Otic y sus compinches. No hay pan que rebanar. Castigo ejemplarizador. Sichel a la capacha

Gracias! Tanta información importante que difunden... Creo. Les debo $$ por todo lo q aprendo al leerles... Excelente artículo 👏👏

Operadores políticos, ... "sigue la conga".

Siempre he dicho los lobos usan pieles de oveja pero se les notan los pelos en las patas y las manos que tratan de meter en todas partes... Tipico

yerno de alvaro corbalan. Solo con eso, basta para saber la calaña que es.

Añadir nuevo comentario