Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 1 de Diciembre de 2021
Entrevista

Fabiola Campillai: "imagina lo que sería para la elite ver llegar al Senado a una mujer morena, obrera y discapacitada por culpa del Estado"

Diego Ortiz

Campillai y su esposo Marco Cornejo en campaña. Crédito: ChileToday-Boris van der Spek

Campillai y su esposo Marco Cornejo en campaña. Crédito: ChileToday-Boris van der Spek
Campillai y su esposo Marco Cornejo en campaña. Crédito: ChileToday-Boris van der Spek

La candidata por la Región Metropolitana dijo que votará por Gabriel Boric sólo en en una hipotética segunda vuelta enfrentado con la derecha y prometió legislar “con mi gente, pues de eso se trata el venir de la población; darle voz a tu pueblo”.

Fabiola Campillai no habla de votantes, habla de "mi gente". Asegura que antes de que Carabineros le disparara una bomba lacrimógena directamente a la cara y la despojara de su visión, gusto y olfato, nunca supo lo que era la política. “Escuchábamos que se votaba una ley, pero jamás supimos qué significaba”, explica.

Pero este domingo, en la casilla número 54 de la papeleta, Campillai postulará como la única candidata al Senado independiente, sin respaldo de ninguna coalición política, apostando por un asiento en representación de la Región Metropolitana.

“Hay que llevar el Parlamento a las calles”, dice antes de que comience formalmente la entrevista. Habla rápido y con energía, aunque se reconoce cansada por lo mucho que ha recorrido en campaña. “De eso se trata el venir de la población, darle voz a tu pueblo”, asegura la dirigenta vecinal de la población 5 Pinos, ubicada en la comuna de San Bernardo.

Campillai comenta que su candidatura ha sido austera, con el foco en los vecinos de la región y en el trabajo puerta puerta, el cuál ha realizado de la mano de su esposo, Marco Cornejo, contando con el apoyo de muchos voluntarios. Aún así, enfrentada a campañas millonarias, se siente confiada para lo que viene.

Fabiola Campillai podría enfrentar esta fecha terrible para ella desde un lugar insospechado considerando que nada sabía de política hace dos años: como senadora de la República, la primera parlamentaria no vidente en la historia del país.

Además de disputar una elección popular este fin de semana, también se acerca una nueva conmemoración de aquel 26 de noviembre de 2019, cuando Campillai, encaminada a su trabajo en una fábrica de la empresa Carozzi, cruzó camino con un piquete de Carabineros. Desde aquel grupo, según Fiscalía, el funcionario policial Patricio Maturana disparó la lacrimógena que la dejó ciega, sin gusto y olfato; en un caso que aún permanece abierto a la espera de juicio oral.

Fabiola Campillai podría enfrentar esta fecha terrible para ella desde un lugar insospechado para quien de política nada sabía hace dos años: como senadora de la República, la primera parlamentaria con discapacidad visual en la historia del país.

La grabadora comienza a funcionar y la candidata independiente, en conversación con INTERFERENCIA, se apresta a discutir de muchas cosas: las primeras propuestas que visualiza -entre ellas un control de armas más riguroso en las poblaciones, escaños reservados para personas con capacidades diferentes en el parlamento y un aporte estatal a los cuidadores de personas con discapacidad-; su apoyo a Gabriel Boric en una segunda vuelta ante la avanzada de la derecha; el descontento que le generó la revelación de los gastos de campaña de Karina Oliva; y su apoyo a la Convención Constitucional, entre otros tópicos.

“El día de mañana Fabiola, morena, de población, trabajadora obrera, discapacitada por culpa del Estado, diaguita, va a ir al Senado. Imagínate lo que será para la elite del Senado verme todos los días”, exclama orgullosa.

SU CANDIDATURA

-¿Por qué votar por Fabiola Campillai?

"Porque soy pobladora, trabajadora-obrera, vengo desde donde realmente está la necesidad. He vivido toda mi vida bajo el sistema actual, donde hacemos grandes filas a las 6 y media de la mañana en un consultorio para que nos atiendan a las 8. He pasado por todo lo que mi gente ha pasado hasta ahora".

Porque soy pobladora, trabajadora-obrera, vengo desde donde realmente está la necesidad. He vivido toda mi vida bajo el sistema actual, donde hacemos grandes filas a las 6 y media de la mañana en un consultorio para que nos atiendan a las 8. He pasado por todo lo que mi gente ha pasado hasta ahora. Estamos aburridos de lo mismo. Soy independiente, sin ningún partido político o lista. Sola con mi consecuencia y con mi gente, que es la que realmente me apoya. Con mi equipo soy capaz de poder llevar la voz del pueblo a donde siempre se nos ha negado la entrada.

-Ha asegurado en distintas entrevistas que su gestión llevará los reales problemas de la gente al Senado. Concretamente, ¿qué medidas propulsará como senadora para enfrentar los problemas reales del pueblo chileno?

Primero que todo, nosotros tenemos que ver todas las leyes que están estancadas en la Cámara. Hay muchas que nuestra ciudadanía necesita. Después de eso vamos a impulsar proyectos de ley, pero estos los vamos a realizar con nuestra gente. Queremos que sean parte de todos los proyectos que vayamos a impulsar.

-¿Qué proyectos ve usted estancados que requieran ser acelerados, que son prioritarios para Chile?

Hay un proyecto de regulación de armas que no se ha votado, y tú tienes que pensar que en nuestras poblaciones hay muchas dando vuelta, sin ningún control. ¿De dónde vienen? Hay armas de guerra en nuestras calles. Además, tienes que pensar de dónde vienen las municiones... Es terrible el tener tantas armas en las calles que matan a nuestros niños. Donde yo vivo, hace muy poco, casi dos meses, una familia se vio envuelta en una balacera. Las balas le llegaron a las cabecitas de dos niños que iban atrás del vehículo. Ellos venían de una reunión familiar. El niño de 16 años falleció y el de 9 años aún lucha por su vida. Hay una ley que no se aprueba y es importante para la ciudadanía, para todos nosotros, y ahí está: durmiendo.

-¿Hay alguien en el Senado a quien admire o bien esté conforme con su labor parlamentaria?

No, la verdad es que no. Ninguno nos representa y así lo hemos visto hasta ahora. El señor [Sebastián] Piñera, que es un violador de derechos humanos, esta semana los senadores y senadoras votaron en contra de la acusación constitucional y en su momento, cuando tenían que votar la acusación por violaciones a los derechos humanos, tampoco lo hicieron. Eso quiere decir que ninguno nos representa, porque ninguno está con el pueblo. Si nadie hace nada por nosotros, no podemos tener ni siquiera un referente.

-Igual podría pasarle a usted que como senadora, aunque vote a favor de una acusación constitucional contra alguien como Piñera, ésta se caiga porque no se alcanza la mayoría necesaria. Hubo una mayoría de senadores que sí apoyó la acusación.

"Creo que, como Fabiola sola, a lo mejor no voy a poder hacer nada, porque mi voto va a ser uno sólo, pero sí le voy a informar a mi gente lo que está haciendo cada una de las personas y por qué están votando como están votando. Mi gente tiene que saber esto".

Sí, pero yo siempre voy a ir con el pueblo y lo que necesita. Si hubiese estado en la acusación constitucional voto que sí, pero hay senadores que simplemente se abstienen, no votan y otros que votan que no. Se supone que hay que hacer la mayor cantidad de alianzas para lograr que se apruebe este tipo de cosas. Creo que, como Fabiola sola, a lo mejor no voy a poder hacer nada, porque mi voto va a ser uno sólo, pero sí le voy a informar a mi gente lo que está haciendo cada una de las personas y por qué están votando como están votando. Mi gente tiene que saber esto.

-De ser electa será la primera senadora con discapacidad visual en la historia. ¿Han surgido ideas de proyectos en beneficio de las personas con capacidades diferentes desde el ataque de Carabineros que le quitó la visión?

Hay falencias tremendas. Por ejemplo que las calles no están hechas para nosotros, tanto para minusválidos en sillas de ruedas o con discapacidades como las mías, el ser ciega. Las baldosas están sueltas, hay altos y bajos que no se señalan. También necesitamos muchas veces cuidadores, que tienen que dejar sus vidas por nosotros y no se les reconoce.

Un reconocimiento sería algún tipo de pago porque ellos dejan su vida para estar con nosotros, las personas postradas, los adultos mayores... En Chile somos 3 millones de discapacitados, y sólo el 10% puede acceder a estudios superiores. La mitad de nosotros necesitamos cuidadores. Entonces hay muchas falencias, y quiero impulsar en el senado que haya escaños reservados para las personas con discapacidad, así como para las personas de pueblos originarios. Yo no puedo legislar para las personas con discapacidad si yo no tengo representantes ahí, si no sé lo que ellos piensan ni cómo viven. Estamos al debe.

-¿Siente que su candidatura representa también a los pueblos originarios?

"Hoy en día, si llego al Senado, van a ver que el pueblo sí puede y que el día de mañana, en cuatro años más, vamos a ser capaces de sacar más jóvenes que nos representen. Y por qué no, en cuatro años más tener un presidente que realmente venga de la gente humilde".

Yo no sólo tengo discapacidad. Soy una persona del pueblo, de pueblo orignario, soy diaguita, y soy mujer. El día de mañana Fabiola, morena, de población, trabajadora obrera, discapacitada por culpa del Estado, diaguita, va a ir al Senado. Imaginate lo que será para la elite del senado verme todos los días. Ahí siempre hemos tenido gente de dinero, acomodada, que se sienten sus privilegios todos los días, y que no quieren soltar el poder.

Hoy en día, si llego al Senado, van a ver que el pueblo sí puede y que el día de mañana, en cuatro años más, vamos a ser capaces de sacar más jóvenes que nos representen, que vayan al poder, y se les empezarán a cortar sus privilegios. La gente va a empezar a votar por su propia gente, por quienes realmente los representan. Y por qué no, en cuatro años más tener un presidente que realmente venga de la gente humilde.

Karina Oliva gastó en su campaña a gobernadora gastó $590 millones. El pueblo no está para esos gastos. Tenemos esta pandemia, gente que tiene hambre, ¿y tú gastas $600 millones para una campaña?

-¿Cuánto acumula en gastos de campaña?

Hasta ahora, $20 millones. La mayoría de eso en publicidad, ya que son 52 comunas a las que hay que llegar. Son flyer, poleras, banderas... Palomas no, pero tienes pendones en las casas también. Hemos gastado lo mínimo que se puede gastar. Tengo un jefe electoral que lleva todas las rendiciones y que cobra por todo este trabajo complicadísimo cero peso. De mi gente, creo que a 5 o 6 personas se les paga algo. ¿Y Oliva gastó $10 millones mensuales en una persona? Acá se demuestra que sí se puede hacer una campaña sin plata, o con el mínimo. No están los tiempos para gastar millonadas. Cuando esta campaña termine, yo voy a dar una declaración y decir cuánto gasté para que sepan que con poco dinero se puede.

LA PRESIDENCIAL

-Usted mencionó en entrevistas que ningún candidato a la presidencia la representa. A dos días de las elecciones, ¿por quién votará?

"Si en segunda vuelta tenemos derecha y, por decir un nombre, Boric, nosotros vamos a dar el voto estratégico para que salga él y no Kast. Que Kast salga sería mucho peor que lo que ya ha hecho Piñera".

En primera vuelta no lo sé. Pero si en segunda vuelta tenemos derecha y, por decir un nombre, Boric, nosotros vamos a dar el voto estratégico para que salga él y no [José Antonio] Kast. Que Kast salga sería mucho peor que lo que ya ha hecho Piñera en relación a nuestros derechos humanos.

-¿Y en el caso de una segunda vuelta entre Gabriel Boric y Sebastián Sichel?

También es de derecha, y no me representa para nada. No votaría por ninguno de ellos. Nunca.

-José Antonio Kast, según se informó ayer en un artículo de La Tercera, se reunió con la hermana de Patricio Maturana, apuntado por fiscalía como el responsable de haberle disparado. Asegura que Kast está en contacto con ella “desde que formalizaron a mi hermano”. ¿Ha tomado contacto Kast o su comando con usted?

No, jamás. Al contrario, se le ha ocurrido hablar de mi caso sin saber lo que ha pasado. Sin saber lo que dicen los informes, lo que dice la investigación, y él se atreve a hablar de mi caso. Que diga mi nombre es una ofensa. Una persona nazi para mí no debería ser presidente. Supe que visitaba a la familia de Maturana pero la verdad es que, entre lacras y asesinos se entienden. Kast apoya la dictadura de Pinochet y eso es ser un asesino, así que entre ellos se entienden. No esperaba algo diferente.

LA CONVENCIÓN Y EL FUTURO DEL SENADO

-¿Cómo ve que ha marchado el trabajo de la convención constitucional?

"Nosotros tenemos fichas puestas en la convención. Ahí vamos a estar en caso de que se necesite alguna ayuda, vamos a estar pendiente de lo que esté pasando".

En un principio costó mucho que comenzara a funcionar por todas las trabas que se les puso. No estaban las herramientas para comenzar y cosas así. Les ha costado ponerse de acuerdo y ha sido lento, pero por trabas con que se encontraron también. De verdad, nosotros tenemos nuestras fichas en la convención.

Ahí vamos a estar en caso de que se necesite alguna ayuda, vamos a estar pendiente de lo que esté pasando. Es lo que queremos, una nueva carta magna que no va a ser hecha entre cuatro paredes como pasó con la de Pinochet. Para eso, nosotros debemos tener mucha fuerza para poder apoyarlos también. Es de todo un país y va a ser la que nos va a ayudar a salir adelante, entonces tenemos que apoyarla.

-En el último tiempo y en especial luego de que se rechazara la acusación constitucional contra Piñera se ha discutido sobre el posible fin del Senado con la nueva constitución. Siendo candidata a este órgano, ¿debería Chile tener un parlamento unicameral o bicameral?

Creo que con la convención se va a acabar el Senado. Tiene que existir una sola cámara, ser unicameral.

En ese caso, ¿qué cree que pasaría con su cargo de ser electa como senadora?

Ahí seguiríamos haciendo historia. Fabiola Campillai, la primera mujer discapacitada entra al Senado para cerrarlo. Historia es que sea candidata e historia va a ser que se cierre el Senado.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Mi voto para Fabiola, sin ninguna duda

Añadir nuevo comentario