Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 28 de octubre de 2020
La juventud del presidente

Muy joven, Salvador Allende se suma a la luchas sociales

Manuel Salazar Salvo

en_1936.jpg

Allende en 1936.
Allende en 1936.

Salvador, novato estudiante de Medicina en la Universidad de Chile, no soportó mucho vivir con su tía Anita Allende en el barrio cercano al Cementerio Católico. Se cambió a una pequeña residencial universitaria vecina a la Casa de Orates, junto al Cerro Blanco. Luego se mudó a "La calle de los locos', en Rengifo, cerca de Olivos. 

Allí, a la entrada del barrio Recoleta, conoció al poeta Pablo Neruda, a Vicente Huidobro, a Eugenio González, a Manuel Hidalgo y Emilio Zapata Díaz, estos últimos dos, líderes de "la izquierda comunista" que no se conformaban con la expulsión de Trotsky de la URSS ni menos con las primeras purgas ideológicas de Stalin. 

En esas mismas calles, hizo dos grandes amigos que le acompañarían en las décadas siguientes: Víctor Jaque y Juan Varletta. Con ellos practica lucha romana y frecuenta los lugares de moda en aquel tiempo: la Fuente Iris, donde conocen a Manuel Rojas, Ricardo Latchman, Antonio Acevedo Hernández, Carlos Cariola, Nicomedes Guzmán y José Santos González Vera; los cafés "Santos" y "Volga", frecuentados por Mariano Latorre, Oreste Plath, Luis Sánchez Latorre, Tito Mundt y los periodistas de El Mercurio. 

Ocasionalmente, si alcanzaba el dinero, se arrimaba a la confitería "Torres', bastión de la derecha; o al “Jockey", en la primera cuadra de Ahumada, donde se reunían los "pijes" de la UC. 

Para costearse sus estudios, el Chicho Allende trabajaba como ayudante de Anatomía Patológica, hacía turnos en la Asistencia Pública y en el Hospital Psiquiátrico y daba clases en una escuela nocturna para obreros. Pese a su escaso tiempo libre, en 1927 aceptó ser elegido presidente del Centro de Alumnos de la Escuela de Medicina, que estaba donde mismo se ubica hoy, en avenida Independencia, entre Zañartu y Doctor Carlos Lorca (ex Santos Dumont).

Ingreso al grupo Avance 

En 1930 ocupó una de las vicepresidencias de la FECh y decidió entonces sumarse al recién fundado grupo Avance, integrado por un centenar de jóvenes de izquierda, entre ellos Óscar Waiss, Manuel Contreras Moroso, Tomás Chadwick, José Manuel Calvo, Enrique Sepúlveda, Carlos Briones, René Frías Ojeda, Juan Bautista Picasso, Rosendo Caro, Federico Klein, Gustavo Rayo, Jorge Ahumada, Bernardino Vila, Astolfo Tapia Moore, Roberto Alvarado y Marcos Chamúdez. Este último fue quien trajo desde Perú el “Compagni Avantí", el himno de batalla del Partido Comunista italiano en los tiempos de su lucha contra el fascismo, que se transformó en la canción de gesta del grupo criollo. 

El creciente malestar contra la dictadura de Carlos lbáñez hacía surgir la efervescencia obrera y estudiantil. En la Universidad Católica irrumpió el grupo Renovación, origen de la Falange Nacional, encabezado por Manuel Garretón Walker, Bernardo Leighton e Ignacio Palma. 

Allende, siguiendo los pasos de su padre y de su abuelo, fue aceptado en la logia masónica Hiram 65, fundada por Eugenio Matte Hurtado, cuna de la República Socialista de 1932 y de la primera dirección del futuro Partido Socialista. 

en_el_servicio_militar_en_1925.jpg

En el servicio militar, en 1925.
En el servicio militar, en 1925.

El país se convulsiona y se levanta contra el régimen de lbáñez. Una huelga general de estudiantes desata la represión. El dictador responde disolviendo el Parlamento y nombrando sin elecciones a sus nuevos integrantes. Las asambleas universitarias se hacen permanentes, en tanto se agrava la crisis financiera y moral del país. El 24 de julio de 1931 se declara una huelga general de brazos caídos, mientras que Julio Barrenechea Pino y René Frías Ojeda encabezan la toma de la Casa Central de la Universidad de Chile y la gente decide salir a las calles. La policía se retira a sus cuarteles y a sus casas. lbáñez huye en una ambulancia hacia el aeropuerto para salir hacia Argentina. Los militares se visten de civil y los escolares dirigen el tránsito. Cunde la confusión en todos los ámbitos. 

Óscar Waiss, quien entre otros cargos ocupó la dirección del diario La Nación, relata en sus memorias un episodio notable del paso de Allende por el grupo Avance en aquellos días: 

-Cuando éramos una minoría insignificante, nos resultaba muy difícil intervenir en las asambleas, porque nuestros adversarios armaban un chivateo insoportable. Entonces decidimos lanzar a Salvador a la tribuna, porque tenía un aspecto de pije, no lo conocían y su origen social era claramente burgués. Subió el Chicho -ya lo llamábamos así- al sitio señalado y comenzó su intervención diciendo, con voz sonora: "señores". Los radicales, que eran el núcleo principal de la derecha, se callaron pensando que se trataba de uno de ellos; nosotros permanecimos en silencio muy desconcertados, pues en esos tiempos decir "señores" en vez de “compañeros" significaba una herejía repudiable. Pero Salvador tema una notable inteligencia y una agilidad mental extraordinaria; se lanzó, pues, a hablar de la libertad, tema en que nadie se atrevía a manifestar discrepancias o reservas y, en nombre de esa libertad reconquistada, pidió respeto para exponer sus ideas. Logró el milagro y, desde ese día, se convirtió en un líder universitario". 

Allende fue expulsado del grupo Avance al oponerse a la creación de soviets obreros. También fue marginado de la universidad, pero tras ser readmitido pudo hacer su práctica en el Hospicio de Santiago. La miseria y el abandono de los ancianos enfermos allí internados, acrecentó su interés por la cuestión social y la política. 

El 4 de junio de 1932 se inició la primera República Socialista de Chile. Duró 12 días. El joven Allende fue arrestado en un acto en la Escuela de Derecho en los precisos momentos en que agonizaba su padre, víctima de una diabetes incontrolable. Salvador juró ante su tumba que dedicaría la vida a luchar por la libertad política y económica del país.

El origen de la unidad de clases 

En su cabeza ya bullía una idea que iría plasmando en los años siguientes como doctrina básica de su práctica política: la búsqueda de una acción concertada de las masas, un pacto ideológico con las organizaciones obreras, una plataforma programática que aunara las fuerzas progresistas de la pequeña burguesía con la vanguardia revolucionaria de los trabajadores... 

En 1933 recibió su título de médico, volvió a Valparaíso y después de muchos intentos obtuvo un puesto de anátomo patólogo. Entre autopsias y disecciones de cadáveres, fundó la revista Medicina Social y participó en la organización del Partido Socialista de Chile en el puerto, siendo designado como primer secretario regional. 

fundacion_del_regional_santiago_del_ps.jpg

Fundación del Regional Santiago del PS.
Fundación del Regional Santiago del PS.

Mientras montaba los primeros tinglados de la nueva tienda política, escribió en colaboración con José Vizcarra un libro sobre la Estructura de la Salubridad Nacional. Sus actividades fueron interrumpidas cuando detectives lo arrestaron mientras participaba en un mitin contra el debutante segundo gobierno de Arturo Alessandri. Fue relegado por seis meses a Caldera. 

Al Congreso de Unidad que dio origen a la fundación del PS, realizado el 19 de abril de 1933 en Santiago, en una amplia casona ubicada en calle Serrano 150, frente a donde hoy se ubica una de las principales sinagogas de la capital, asistieron 12 delegados de la Orden Socialista, 14 del Partido Socialista Marxista, 26 de la Acción Revolucionaria Socialista y 14 de la Nueva Acción Pública. El comité directivo quedó integrado por Óscar Schnake Vergara, como secretario general ejecutivo; y por Marmaduque Grove Vallejo, como líder. El resto de los miembros fueron Mario Inostroza Rojas, Víctor López Trigo, Zacarías Soto Riquelme, Albino Pezoa Estrada, Augusto Pinto, Eugenio Matte Hurtado, Guillermo Herrera, Luis Grez Pérez, Carlos Alberto Martínez, Enrique Mozó Merino, Eduardo Rodríguez Mazer, Eduardo Ugarte Herrera, Luis Latorre, Miguel Aránguiz Aránguiz, David Jiménez Gibson, Arturo Bianchi Gundian, Luis de la Barra, Justo Venero y Juan Díaz Martínez. 

El Partido Socialista -decía Schnake- "nace como una necesidad y por eso es recibido como el partido del pueblo. Nuestra orientación es profundamente realista. Pretendemos conocer la realidad chilena, interpretarla en su mecanismo económico y social y hacer del partido un instrumento capaz de cambiar esa realidad. Pretendemos movilizar al pueblo entero hacia una acción de segunda independencia nacional, de la independencia económica de Chile”. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Muy buen articulo

Añadir nuevo comentario