Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 28 de noviembre de 2020
Nombrado el 1 de octubre

Nuevo seremi de Salud de O´Higgins es investigado por fraude al fisco en el ISP

Lissette Fossa

En 2018, la entonces directora del Instituto de Salud Pública denunció ante Contraloría y ante la Fiscalía de Alta Complejidad de Ñuñoa el delito de fraude al fisco, debido a que unos softwares que se pagaron por trato directo nunca se entregaron ni ejecutaron en el servicio. Entre los ex funcionarios investigados y que han prestado declaración, está Pablo Ortiz, designado seremi de salud de O´Higgins el 1 de octubre. La Fenats del ISP cuestionó la designación y solicitó al ministro de Salud que revocara su decisión. 

Este 1 de octubre, a través de un comunicado público y con una publicación web, que más bien pasaron inadvertidas,  la Seremi de Salud de la Región de O´Higgins dio a conocer quién ocuparía este cargo, como nuevo representante del MInisterio de Salud en la Región. El nuevo seremi es Pablo Ortiz Díaz, administrador público e ingeniero comercial de 50 años.

Según informó el servicio regional, Ortiz Diaz se desempeñaba hasta hace unos días como académico de la Pontificia Universidad Católica y director de Proyectos de Capacitación y Desarrollo UC. Además, su biografía en la web del servicio señala que “del 2016 al 2018 fue Jefe de Administración y Finanzas del Instituto de Salud Pública”, y que antes trabajó como sub gerente de Gestión de Personas en la Clínica Santa María,  director del Hospital San José y director nacional de la Defensoría Penal Pública.

Es desde su paso por el Instituto de Salud Pública (ISP), que Pablo Ortiz Diaz arrastra una investigación. Y es que en 2018 se le pidió la renuncia, tras conocerse que, mientras se desempeñaba como jefe de Administración y Finanzas, se contrataron servicios de software que nunca se ejecutaron. Ortíz Díaz, a pesar de haber sido llevado por concurso de Alta Dirección Pública al cargo, renunció.

Los hechos fueron denunciados por la entonces directora (s) del ISP, María Judith Mora, a la Contraloría y a la Fiscalía de Alta Complejidad, investigación que actualmente lleva a cabo el fiscal Felipe Sepúlveda. Contraloría continúa realizando una auditoría sobre este tema en el ISP.

El problema se remonta al 2018. La plataforma que estaba usando el ISP para ingresar datos tales como medicamente, laboratios, etc., se conoce como GICONA y en ese momento se estaba usando la versión 2.0. El ISP necesitaba renovar esta plataforma, a un sistema más moderno y rápido. Para ello, contrató los servicios de la empresa Sistemas de Comunicaciones y Eléctricos Limitada y  Energía Spa, a través del método de trato directo. Sin embargo, ya en marzo del 2018, cuando el sistema GICONA 3.0 debiese haber estado funcionando, se detectó que éste no estaba disponible. A la vez, la directora fue informada que la instalación de la plataforma y otros servicios habían sido pagados, sin que se constatara la entrega del trabajo de programación computacional.

La directora ordenó realizar una auditoría interna por este tema en el ISP. En un oficio reservado donde se denuncia el tema a Contraloría, al que tuvo acceso INTERFERENCIA, la directora señala que “podemos señalar que ambas auditorias concluyen la existencia de irregularidades, atendido que existen pagos completados, a pesar de no existir productos entregados”. 

El documento concluye que por concepto del pago de software que nunca funcionó en el ISP, el servicio pagó 603 millones de pesos, mientras que por contratos a honorarios que tampoco tienen respaldos por este tema, se pagó un total de 239 millones de pesos. 

Por otra parte, la dirección del servicio también identificó la falta de implementación de un  software Enterprise Resource Planning (ERP) que se había contratado por parte del ISP, a través de las mismas empresas, por 808 millones de pesos.

La directora solicitó la intervención de contraloría el 20 de julio de 2018, advirtiendo que ya existía un sumario administrativo en curso desde el 10 de abril de ese año, por posible responsabilidad de funcionarios en los hechos.

Cuatro días después, el 24 de julio de 2018, la directora del ISP interpuso una denuncia en la Fiscalía Metropolitana Oriente por estos hechos, por el delito de fraude al fisco en contra de quienes resultaran responsables.

Según fuentes del ISP consultadas por INTERFERENCIA, entre los ex funcionarios que más han sido investigados y han presentado su testimonio a la fiscalía, está Pablo Ortiz Díaz.

Tras el nombramiento de Pablo Ortiz Díaz como nuevo seremi de Salud, la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats), que representa a la mayoría de los funcionarios del ISP, envió una carta al ministro de Salud, Enrique Paris, este lunes 5 de octubre.  En ella, informan al ministro sobre los antecedentes que manejan del nuevo seremi.

“Ortiz Díaz tuvo un paso lamentable en esta institución, con funciones muy difusas, partícipe activo de la contratación de programas informáticos que hasta hoy día no están habidos y que derivaron en una denuncia de la ex Directora del ISP, Dra. Judith Mora Riquelme, ante la fiscalía de alta complejidad de Ñuñoa”, consigna la misiva.

“Resulta un mensaje completamente errático, para todos quienes trabajamos en esta institución, que una persona que está actualmente siendo indagada en sede criminal y administrativa, aparezca nuevamente como autoridad de Salud, sin que, al menos, no se haya despejado completamente su participación en hechos que revisten carácter de delito”, agrega la carta.

En el documento, la Fenats agrega que "el recuerdo más significativo que tenemos trabajadores de esta institución del Señor Ortíz Díaz en su paso por el ISP, son sus múltiples viajes por el mundo, firmando supuestos convenidos con laboratorios que nunca existieron".

Consultada por INTERFERENCIA, la presidenta de la Fenats del ISP, Romina Labbé, reafirmó lo expresado en la carta al ministro y señaló que la carta fue recepcionada por el Minsal y que esperan una pronta respuesta.

Desde la Fiscalía de Alta Complejidad señalaron a este medio que la investigación sigue en curso y que aún no hay formalizados.

INTERFERENCIA intentó tener la versión de Pablo Ortiz Díaz sobre esta investigación, sin obtener respuesta hasta el cierre de esta edición.

Adjuntos: 
AdjuntoTamaño
Icono PDF carta_ministro.pdf450.92 KB

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Lamentablemente, el robo al Fisco a través del trato directo que realiza la Derecha es una formula que en estos últimos días ha quedado demostrada en Coquimbo, por el robo de apenas $9.800 millones de pesos, la lideresa de esta banda que se engolosinó, es la intendenta Lucía Pinto, que coincidencia, la otra también robaba, a través de Cema Chile y también estaba engolosinada. Ah, pero si quieres defraudar al Fisco y no te pille contraloría hay que ser más prudente, debe haber pensado el nuevo seremi de O´Higgins, Pablo Ortiz Díaz, roba, pero de apoco 603 + 239 +808millones de pesos lo que da la módica suma de $1.650 millones. Él diría, además, que es caro viajar y darse unos gustitos. Felicito a Interferencia por dar a conocer una vez más el apernamiento de la corrupción. No obstante en este artículo eché de menos la información sobre-la empresa Sistemas de Comunicaciones y Eléctricos Limitada y Energía Spa; dueñxs y directivos para cerrar el círculo de la corruptela.

Añadir nuevo comentario