Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 19 de octubre de 2018
Ministerio del Trabajo

Preparando el escenario para una contrarreforma laboral “suave”

Equipo Interferencia

Nicolás Monckeberg convocó una comisión “transversal de expertos” para encontrar puntos en común, antes de entrar a negociar los conflictivos. Los grandes ausentes: los trabajadores.

Ni grúas, ni retroexcavadoras ni motoniveladoras. Parece haber pasado el tiempo en que el Ejecutivo creyó que podía gobernar a través de dictámenes. Es el nuevo viejo tiempo de negociar.

En concreto, Nicolás Monckeberg, ministro del Trabajo, convocó una comisión de expertos para abordar temas de adaptabilidad y conciliación, normas, competencias y formación, fiscalización y relaciones laborales, en la que destacan varias figuras cercanas al progresismo (ver recuadro). Esto, con la esperanza de crear un nuevo clima respecto a las reformas laborales del Ejecutivo, llamadas también contrarreformas, en tanto buscan -en parte- eliminar definitivamente las aristas pro sindicales planteadas en la reforma de la ex presidenta Michelle Bachelet.

“Mi impresión es que el ministro quiere identificar los puntos en que se puede avanzar, en los que haya acuerdos, y con esto ir a buscar apoyos políticos, para luego ir a enfrentar a grupos interés: sindicatos, empresarios y los partidos”, dice a INTERFERENCIA Joseph Ramos, académico de la Faculta de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.

Un cambio sustantivo en relación a la política anterior de esta cartera, la que promovió, por la vía de dictámenes de la Dirección del Trabajo, la creación de una jurisprudencia que, en la práctica, desterrase la titularidad sindical y la no extensión de los beneficios a trabajadores no sindicalizados. Esto, porque aunque el Tribunal Constitucional declaró inconstitucionales estas normas pro sindicales, no hay mecanismos legales para incluir a los trabajadores no sindicalizados en las negociaciones colectivas. Con esto, se está en presencia de una especie de limbo legal que comienza a resolverse en tribunales.

"Si hay algo que debe unir a los chilenos, es el desafío de crear empleos de calidad. Por lo mismo, hemos creado mesas técnicas, con personas expertas en materias laborales de distintos sectores políticos, para recoger las mejores propuestas de modernización laboral y de políticas públicas, tanto legales como administrativas, que nos lleven a enfrentar los desafíos del mercado laboral", dice Monckeberg a INTERFERENCIA.

-¿Por qué no hay representantes de los trabajadores en estas mesas?

-Tenemos otras mesas de trabajo con representantes de sindicatos importantes de distintos sectores económicos, que incluyan a centrales, federaciones, sindicatos, para recoger también los puntos de vista y las buenas propuestas que nos puedan entregar en cada una de estas áreas. Simultáneamente, tendremos conversaciones con dirigentes políticos para ir construyendo lo que debe ser, en nuestra opinión, un gran acuerdo que permita enfrentar los desafíos del mercado laboral de forma unida.

-¿Qué señal envía al convocar una reunión con economistas en la que no participan sindicatos ni representantes de los trabajadores?

-Definitivamente queremos construir diálogos con todos los actores. Me he reunido en muchas oportunidades para conversar estos temas con dirigentes sindicales, y la próxima semana iniciaremos esta misma mesa de trabajo con dirigentes sindicales, representativos de distintas áreas, como también lo haremos con dirigentes de regiones, porque creemos que todos deben ser parte, técnicos, economistas, profesionales, dirigentes sindicales, dirigentes empresariales. Nadie puede estar y sentirse excluido. Por lo mismo es que estamos promoviendo esta mesa de trabajo con técnicos, con trabajadores, y con emprendedores de pequeña y mediana empresa.

–Está Juan Pablo Swett, quien pertenece a una asociación gremial.

-Juan Pablo Swett es una persona que -más allá de su carácter de microemprendedor- ha escrito y participado mucho en materias de tecnología e innovación, las que son clave en materia de empleo tanto en Chile como en el mundo.

Por su parte, uno de los miembros de la comisión, economista y de sensibilidad progresista, consideró que el verdadero problema es el sesgo economicista por parte de éste y los demás gobiernos, para resolver los problemas de política pública, pues estos suelen ser multifactoriales.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario