Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 11 de diciembre de 2019
Ideario de Convergencia

Sharp derrota a Boric en constitución de nuevo partido del Frente Amplio

Nicolás Massai D.

portada_convergencia.png

Foto: Twitter @jorgerauld
Foto: Twitter @jorgerauld

Se acaban de votar las tesis políticas que sentarán las bases de este nuevo partido político, con una derrota sonada para el diputado por Magallanes. La ‘política de siempre’ rondó el proceso, que es visto por muchos frenteamplistas como un partido instrumental de cara a las municipales de 2020.

Una de las máximas del general Líber Seregni -fundador del Frente Amplio uruguayo, quien falleció en 2004- era la “unión en la diversidad”.

Esta frase ha funcionado como mantra en el conglomerado a partir de su conformación en la década de los 70. Actualmente, en ese grupo convive una amplia gama de partidos políticos, desde el Demócrata Cristiano, cercano a la socialdemocracia, al Movimiento de Participación Popular, liderado por José Mujica y más próximo a una ideología socialista, hasta el Partido Obrero Revolucionario, de tendencia trotskista .

Una tónica parecida se busca en el Frente Amplio chileno, donde en el mismo espacio está el Partido Liberal, defensor de las ideas del liberalismo, junto con movimientos como Nueva Democracia, de fuerte raigambre en la izquierda, lo que lleva a constantes desencuentros en temas sensibles como la postura frente a Venezuela.

El caso es que la unión en la diversidad muchas veces no se produce, y la diversidad termina siendo una dificultad a la hora de agruparse.

Eso es justamente lo que está ocurriendo en el nuevo partido que se está formando dentro del Frente Amplio, conocido como Convergencia, cuyo proceso consiste en agrupar a los distintos lotes cercanos a la izquierda y distintos a Revolución Democrática en una sola colectividad. Esto, con el problema de que esa suma no siempre es políticamente consistente, dadas las importantes diferencias doctrinarias que hay entre las facciones.

El temor de estar conformando una agrupación que tenga un ethos instrumental -sin poseer un horizonte común a nivel ideológico- está presente y por varias razones: las corrientes en disputa son variadas, algunas se han peleado en el pasado y tienen una cuenta regresiva para concretar legalmente su constitución como partido, sin alcanzar a establecer bases comunes, pues vienen las municipales de 2020, que les exige un periodo de inscripción previo a la fecha de la elección. Esa fórmula les evitaría depender de los cupos de Revolución Democrática.

La derrota de Boric en manos de Sharp

El pasado 7 de abril se llevó a cabo la votación de las "tesis" que regirán a Convergencia. A grandes rasgos, el documento doctrinario define la conducción ideológica del partido. De un padrón habilitado para sufragar de 2.554 personas, votó el 65,47% , es decir, 1.672 militantes de las organizaciones que se encuentran convergiendo.

Para esa instancia se presentaron cuatro tesis diferentes, y la menos votada -con 214 votos- fue la llamada Desbordar lo Posible, en la que se encuentran los diputados Gabriel Boric y Gonzalo Winter, ambos rostros que estuvieron tras la dirección del Movimiento Autonomista (MA) desde su escisión con Izquierda Autónoma en 2016. 

“Creo que el proceso, en sus definiciones, ha demostrado la poca legitimidad que tenían los dirigentes antiguos del Movimiento Autonomista. Aquí lo que hay es un castigo a la dirección histórica del autonomismo”, asegura un dirigente de una de las organizaciones que se encuentran en la Convergencia y que no quiso ser identificado.

Constanza Schönhaut, ex secretaria general del Movimiento Autonomista, quien trabajó en Desbordar lo Posible, rechaza esta crítica. Dice que durante el período en que ella estuvo en la directiva nacional existió un esfuerzo dentro de la agrupación por deslegitimarlos “de manera poco fraterna y poco representativa de lo que terminó siendo el proceso”.

“Me parece muy bien que haya discrepancias, que se hicieron ver en su momento, pero pienso que hubo un esfuerzo a ratos mezquino de no reconocer el trabajo que habíamos hecho. Lo puedo decir con tranquilidad, porque estamos construyendo algo más grande, pero también hay que decirlo para efectos del aprendizaje”, afirma. 

La militancia del Movimiento Autonomista no se inclinó hacia una sola alternativa, sino que se repartió entre al menos tres tesis: la derrotada de Boric, la del diputado Diego Ibáñez (SOL y Nueva Democracia), y la del alcalde Jorge Sharp y la diputada Gael Yeomans (Izquierda Libertaria). Esta última, llamada La Corriente, triunfó con 731 votos.

Algunos participantes de este proceso afirman que esta fusión de partidos es una estrategia que tiene más de forma que de fondo.  Y en ese contexto, la figura pragmática de Jorge Sharp, e alcalde de Valparaíso. ofrece más probablidades de éxito electoral que la del diputado Gabriel Boric, que en en el último año ha protagonizado varios episodios erráticos. 

“Me consta que una de las cosas que hizo la tesis de Sharp para sumar más gente, fue ofrecer a su equipo para levantar a líderes en distintas comunas en el país con cara a las municipales”, dice un dirigente de una de las organizaciones involucradas en este proceso.

Algo relevante, si se considera que tanto la diputada Gael Yeomans, de Izquierda Libertaria, como Sharp comparten la idea de conformar un pacto por omisión con parte de la ex Nueva Mayoría para las elecciones de 2020.

Lucas Cifuentes, secretario de Izquierda Libertaria, descarta que la unión entre su partido y Jorge Sharp tenga un fin instrumental. “No tiene mucho sentido decir que nuestra alianza con el sector de Jorge es electoral. Es profundamente política. Porque viene desarrollándose con mayor o menor intensidad desde antes del proceso convergente. Hemos logrado consolidar con ellos, lo que nos permiten tener una tesis en común”, dice.

Sin embargo, esta alianza no está libre de conflictos. Para algunos la prueba de fuego será la definición del candidato a la alcaldía de Concepción, donde Sharp apuesta por el dirigente Camilo Riffo, mientras que Gael Yeomans por la dirigenta Ana Albornoz.

El liderazgo de Yeomans

Si se ve un claro ganador en el horizonte, es Yoemans, pues lidera un lote que hace poco se veía como vagón de cola del Frente Amplio.

Es más, esa agrupación no solo ganó en su tesis, sino que además fue la que desde un principio planteó el mecanismo usado para zanjar las diferencias: Convergencia debía ser una unidad que funcionara a partir de varias corrientes, es decir, un partido federado. De hecho, la colectividad votó sin fracturas ni disidencia por su tesis.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

En mi opinión la figura como definir las organizaciones comunitarias [email protected] Tiene mucha aceptación desde el mundo social y territorial dandole de alguna forma participación y cercania al ciudadano común. Buenos días.

Añadir nuevo comentario