A un año del asesinato de Camilo Catrillanca Temucuicui recuerda a su 'weichafe'

La imagen de Catrillanca se convirtió en un símbolo de resistencia a lo largo del país dando pie a distintas conmemoraciones, más ahora, con el país movilizado. Su familia y comunidades cercanas lo recordaron con una ceremonia tradicional mapuche que giró en torno al tractor en donde Camilo Catrillanca fue asesinado, INTERFERENCIA estuvo ahí y hoy publica este fotoreportaje.

Texto por Paula Huenchumil Jerez. Fotografías por Melian Riffo Burdiles. 

El 14 de noviembre de 2019 se cumplió un año de la muerte de Camilo Catrillanca Marín, comunero mapuche asesinado en Temucuicui de un tiro por la espalda perpetrado en un operativo policial del “Comando Jungla” de Carabineros de Chile. 

INTERFERENCIA estuvo en Temucuicui en el primera conmemoración de muerte de un mapuche que marcó un antes y un después en la sociedad chilena.

Antes del mediodía distintas comunidades del territorio iniciaron una cabalgata hacia la ruta 5 sur, liderada por caballos montados por weichafe (guerreros) seguidos por personas que caminaban con sus vestimentas tradicionales y banderas mapuche: wenufoye y wuñelfe flameaban pidiendo justicia por Catrillanca. Cerca de las una de la tarde la cabalgata llegó a la comuna de Ercilla, donde los esperaban camionetas y personas reunidas. 

Los weichafe (guerreros) mapuche lideraron la cabalgata que llegó a Ercilla realizando afafan recordando los ancestros y dándose newen (fuerza).

Las personas ya reunidas en la comuna de Ercilla. En el centro se ve la bandera wuñelfe, bandera que tiene al centro una estrella de ocho puntas, símbolo de la iconografía mapuche.

Marcelo Catrillanca, padre del fallecido joven mapuche, reunió a las personas presentes en la comuna de Ercilla. En su discurso enfatizó en que seguirán luchando para buscar justicia para su hijo, y que hay responsables políticos en el asesinato de Camilo Catrillanca.

Weichafe con la bandera wuñelfe en Ercilla.

Un weichafe camino a la comunidad tradicional de Temucuicui, luego de enfrentarse la Comando Jungla que trató de impedir el paso en el cruce, pese a que se trataba de una conmemoración de asesinato por Carabineros.

Weichafe mirando hacia el territorio mapuche recuperado en Temuicuicui.

Llegando a la comunidad las personas se comenzaron a reunir alrededor del tractor, en el cual se movilizaba Camilo Catrillanca en el momento que le llegó el disparo de Carabineros. El tractor fue adornado con flores y banderas.

La viuda y la abuela de Camilo Catrillanca junto a otros integrantes de la familia se agruparon al lado del tractor en un momento de profundo recogimiento. Al lado se instalaron dos lienzos: “Ni la cárcel ni las balas apagaran la lucha de mi pueblo Camila Catrillanca vive por siempre”. “Que el insurrecto fuego de la memoria no se apague. Fuego y venganza al estado genocida. Weichafe Camilo Catrillanca presente”

Antes de comenzar la ceremonia principal, se dejaron alimentos y bebestibles tradicionales mapuche en el tractor.

Se realizó la ceremonia guillaymawün, liderada por autoridades ancestrales, el abuelo de Camilo, el lonko Juan Catrillanca explica que se le habló a chau ngenechen. “Hoy día estábamos haciendo revivir a nuestro nieto Camilo”. En un primer momento los asistentes miraban hacia el tractor y luego le daban la espalda mirando el territorio.

El papá de Camilo Catrillanca, Marcelo Catrillanca toma en brazos a su nieta Camila Catrillanca. Camila, actualmente tiene seis meses y apenas alcanzó a tener dos meses en el vientre de su madre cuando su padre fue asesinado.

Luego de la ceremonia tradicional, Marcelo Catrillanca y la familia compartieron alimentos con los asistentes. Minutos después niños y jóvenes realizaron un choike purrum, una danza tradicional mapuche que simula los movimientos de un ave y que era la favorita  del fallecido. Uno de los niños bailó sosteniendo una fotografía de Camilo Catrillanca y posó junto al lonko Juan Catrillanca.

Ceremonia en Temucuicui en la conmemoración de la muerte de Camilo Catrillanca

Los weichafe iniciaron la cabalgata hacia la casa de Camilo, donde familiares y cercanos compartieron recordando al fallecido.

Ya en el atardecer los asistentes tomaron su autos, camionetas, caballos y avanzaron hacia la casa de Catrillanca, proyecto en el sector del ex fundo La Romana que él no pudo concluir, pero que hoy sí está terminado. La casa está en un territorio que alguna vez perteneció al agricultor René Urban. Un territorio recuperado por la comunidad. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Siento mucho orgullo por Camilo y estara en mi memoria por siempre.

Añadir nuevo comentario