Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 6 de diciembre de 2019
Agosto de 1969

A 50 años del festival de Woodstock, la cumbre de la música rock y la época 'hippie'

Manuel Salazar Salvo

A unos 100 kilómetros de Nueva York, en la localidad rural de Bethel -y no en la de Woodstock, como se intentó en un principio- tuvo lugar un evento musical programado para 60.000 personas, pero al cual llegaron 400.000. Según la revista Time de ese entonces, se trató del "mayor acontecimiento pacífico de la historia". 

Los diarios de Nueva York trataron al festival de Woodstock como una noticia local, casi como un alboroto pasajero y sin la menor importancia. Jan Hodenfield, el jefe de la oficina neoyorkina de la revista Rolling Stone, medio de prensa que tenía su casa central en San Francisco, en California, le dio en cambio un tratamiento especial a aquella reunión de más de 400 mil jóvenes. “Era como tirar por primera vez. Quieres hacerlo una y otra vez porque es algo fabuloso”, escribió.

El periodista siguió reflexionando como casi en una profecía: “Y volverán a hacerlo, las filas de la joven disidencia, en París y Praga; en Berkeley, Roma, Chicago o Londres se entrelazarán cada vez con más fuerza hasta que el mapa del mundo en el que vivimos sea visible para todos los que forman parte de él y para todos los que están aprisionados por él”.

El festival de Woodstock en sus varias versiones nunca se ha hecho en esa localidad situada a 110 kilómetros de Nueva York. Varios jóvenes emprendedores, entre ellos Michael Lang, Artie Kornfeld y Joel Rosenman, en 1969, buscaban reunir dinero para financiar un estudio de grabación de discos en Woodstock. Idearon, entonces, la producción del festival.

No encontraron en Woodstock un lugar adecuado para hacerlo y optaron por la localidad de  Wallkill, a tan sólo 65 kilómetros, pero los lugareños se opusieron. Apareció en un momento el granjero Max Yasgur que ofreció su campo de alfalfa situado en Bethel. El predio tenía más de 250 hectáreas y el acuerdo para el arriendo se cerró en 75 mil dólares.

El festival se programó para realizarse entre el 15 y el 18 de agosto en la mañana. La entrada costaría 18 dólares y habría cerca de 40 números musicales. Los organizadores esperaban unos 60 mil asistentes. Las labores de producción fueron muy intensas y complicadas, tanto como eran los egos y las vanidades de los músicos que concurrirían.

Bob Dylan fue uno de los primeros artistas invitados, pero se excusó y dijo que tenía a uno de sus hijos hospitalizado. Vivía en el pueblo de Woodstock y estaba muy molesto por el acoso por parte de gran número de hippies durante su retiro de varios años tras el accidente en moto que sufrió en julio de 1966.

The Beatles rechazaron tocar en el festival. Los organizadores contactaron a John Lennon y este les respondió que no actuarían a menos que también lo hicieran The Plastic Ono Band, que fueron rechazados. Ellos estaban en Canadá porque el presidente Richard Nixon les impedía entrar a Estados Unidos debido al previo arresto de Lennon por posesión de cannabis y sus protestas contra la guerra de Vietnam. The Beatles no tocaban en un concierto en directo desde hacía tres años y estaban a punto de dispersarse.

The Doors estaban considerados en la lista de invitados. Aceptaron ir de inmediato porque pensaron que el festival se haría en el Central Park de Nueva York. Al enterarse de la verdad, la banda desistió. Creyeron que sería una reunión pop de segunda clase.

Led Zeppelin también rechazó la invitación Su promotor en Estados Unidos, Frank Barsalona, les explicó su negativa "porque en Woodstock tendríamos que ser otra banda en la lista".

The Byrds fueron convocados, pero optaron por no participar, pensando que Woodstock no sería diferente a cualquiera de los otros festivales de música durante ese verano.

Tommy James y The Shondells declinaron la oferta. El cantante Tommy James declaró más tarde: "Podríamos haber ido. Estábamos en Hawái y llamó mi secretaria y dijo: 'Escucha, hay un criador de cerdos en el norte de Nueva York que quiere que toques en su campo'. Así es como se me planteó. Pasamos, y sólo nos dimos cuenta de lo que habíamos perdido un par de días más tarde'".

Joni Mitchell fue programada, pero canceló a instancias de su representante para evitar perder una comparecencia prevista en el concierto de Dick Cavett.

King Crimson tampoco aceptó la invitación que le hizo Jimi Hendrix porque el grupo era nuevo y tenían compromisos en el Reino Unido.

The Iron Butterfly iban a asistir pero se quedaron sin helicóptero y no pudieron llegar.

Los ingleses The Jeff Beck Group, banda en la que estaban Rod Stewart y Ronnie Wood, también habían aceptado pero se separaron antes del festival.

LOS ARTISTAS QUE SÍ ACTUARON

El festival comenzó cerca de las 17:15 del miércoles 15 de agosto, bastante atrasado porque la enorme mayoría de los que tenían que presentarse estaban muy puestos, es decir drogados, y no podían tocar o cantar. Tuvo que hacerlo Richie Havens y sus músicos folk quienes interpretaron diez temas. A continuación el indio Swami Satchidananda hizo una invocación para el evento. Al bajarse del escenario declaró: “Si muestran imágenes de este festival en India no creerán que esto es América [Estados Unidos]”.

Enseguida se presentaron los siguientes artistas (entre paréntesis va el número de canciones): Sweetwater (10); Bert Sommer (10); Tim Hardin (10); Ravi Shankar (3); Melanie Safka (8); Arlo Guthrie (7); Joan Báez (10), quien estaba embarazada de seis meses y tenía a su esposo preso por cobarde, que era la acusación que los conservadores estadounidenses hacían a quienes se negaban a ir a la guerra de Vietnam. “Estoy orgullosa de él”, dijo Joan, agregando que “a las dos semanas de entrar a la cárcel organizó una huelga de hambre de 42 reos que no eran objetores de conciencia”.

El sábado 16 se presentaron Quill (4); Country Joe McDonald (5); John Sebastian (5); Keef Hartley (6) Carlos Santana (8); Incredible String Band (5); Canned Heat (5); Mountain (12); Grateful Dead (5); Creedence Clearwater Revival (11) Janis Joplin y The Kozmic Blues Band (10); Sly & the Family Stone (11); The Who (23); Jefferson Airplane (13).

Aquel sábado el festival no se detuvo en la noche y siguió hasta el día siguiente, pese a la lluvia, que obligó a suspenderlo varios minutos. La actuación de The Who fue la más extensa de los tres días porque incluyó un segmento de media hora de la ópera Tommy.

Al irrumpir la lluvia los presentadores pidieron a la multitud de más de 400 mil personas que se alejara de las torres que contenían reflectores, parlantes y cámaras de filmación, a la vez que insistieron en que el público se corriera para atrás y todos se concentraran pidiendo que la lluvia se detuviera.

A los pocos minutos la gente improvisó verdaderas canchas de esquí en el barro y se empezaron a deslizar sobre el fango luego de tomar impulso en rápidas carreras mientras la multitud cantaba y hacía sonar todo tipo de elementos.

Joe Cocker y The Grease Band fue el primer número en actuar en el último día oficial del festival, el domingo 17. Cantó 13 temas y su versión de With a Little Help from My Friends fue considerada una de las mejores presentación de los tres días de paz y música. Al terminar Cocker, una tormenta volvió a interrumpir el evento: se reinició a las 20:00 horas con Country Joe and the Fish (4); Ten Years After (5); The Band (11); Johnny Winter (9); Blood, Sweat & Tears (5); Crosby, Stills, Nash & Young (18); Paul Butterfield Blues Band (4); Sha-Na-Na (9); y finalmente, cerrado el festival, por su propia petición, Jimi Hendrix y Gypsy Sun and Rainbows (16). Sus versiones de The Star-Spangled Banner y de Purple Haze en Woodstock se hicieron célebres en la historia del rock mundial.

La interpretación de The Star-Spangled Banner por parte de Hendrix fue descrita por un crítico de rock de The New York Post como "el gran momento de los años 60". Sin embargo, fue presenciado por una pequeña parte de los asistentes al festival; la mayoría ya se habían marchado. Éste fue el concierto más largo que ofreció Jimi en toda su vida.

CURIOSIDADES DEL EVENTO

Al segundo día, cuando se bloquearon las carreteras por los atascos vehiculares, los organizadores decidieron no cobrar las entradas, abrieron las puertas y bajaron las rejas que rodeaban el lugar.

Ocho mujeres sufrieron abortos involuntarios y hubo varios nacimientos. John Sebastian, cantante de la banda Lovin' Spooful (para entonces disuelta), anunció desde el escenario: "Sabemos que ha nacido un niño de una madre que viajaba al festival en helicóptero y otro que nació en un atasco cerca del recinto".

Los yippies (partidarios del partido nacional de la juventud, un partido político antiautoritario, pro libertad de expresión y antimilitarista con Abbie Hoffman a la cabeza) cobraron 10 mil dólares a los organizadores para evitar que sus militantes provocaran altercados durante las actuaciones.

La actuación de John Sebastian fue una sorpresa. Se encontraba en el backstage y de forma improvisada le invitaron a salir al escenario. Había consumido marihuana y LSD por lo que no dejó de gritar: "¡Ustedes realmente son!".

Los vecinos de lugar, en su mayoría agricultores, llamaban “inadaptados” a los visitantes, pero igual se organizaron los días viernes 15 y sábado 16 para dar desayuno el domingo 17 a las decenas de miles de jóvenes asistentes al festival.

Una parte lateral del escenario se rompió. Grace Slick y Janis Joplin se encontraban en él pero salieron ilesas.

Los organizadores aseguraron que los principales problemas que tuvieron para realizar el evento fueron con el municipio local y fueron de carácter político.

Nueve de cada diez asistentes al festival fumaron marihuana y en total 33 fueron detenidos por consumir drogas, según los servicios sanitarios.

Al segundo día, tras bloquearse completamente las carreteras que llevan al lugar, los organizadores decidieron trasladar a los artistas en helicópteros, aparatos que volaban sin parar hora tras hora. Denominaron a los pasajeros como “los músicos volantes”.

Murieron dos personas: un hombre por sobredosis de heroína y un adolescente atropellado por un tractor mientras dormía.

El guitarrista de The Who, al terminar la actuación del grupo, rompió a golpes su guitarra sobre el escenario y la lanzó como obsequio al público.

El gobernador Nelson Rockefeller declaró "en desastre" la zona de la granja de Bethel. El departamento de salud documentó 5.162 casos médicos, incluidos 797 casos de uso indebido de drogas. Sin embargo, la revista Time lo definió como el "mayor acontecimiento pacífico de la historia".

Niños desnudos, hijos de los artistas y sus colaboradores, se paseaban por el escenario durante las actuaciones y en los brazos de sus padres en todos los rincones de predio donde se hizo el festival.

El actor y cantante de country Roy Rogers debería haber cerrado el festival con su tema Happy trails to you pero su representante no se lo permitió. Años más tarde reconoció: "Hubiera sido abucheado por todos esos hippies asquerosos".

Los organizadores de Woodstock demoraron nueve meses en prepararlo, pero tardaron una década en recuperar el dinero que debían. Se gastaron 3,1 millones de dólares y se ingresó 1,8.

En 1994 el pueblo de Bethel, donde se hizo el primer festival, rechazó acoger una nueva versión. Estaban hartos de los nostálgicos que peregrinaban para acampar en la zona, así que esparcieron estiércol de gallina y cavaron una zanja alrededor. Los asistentes del año 94, que finalmente se realizó en Saugerties, a 110 kilómetros del original, fueron 550 mil personas, pero sólo se vendieron 164 mil boletos.

En 1999, en la localidad de Roma, a 160 kilómetros del primer Woodstock, se hizo la tercera edición. La asistencia quedó sometida a condiciones absurdas con escenarios separados a 2,4 kilómetros mediante una pista de concreto con 38 grados a pleno sol, y precios abusivos en comida y agua. A ese festival concurrieron 400 mil personas.

La Roma de Woodstock 99 se incendió la última noche cuando Red Hot Chili Peppers interpretó un cover de Fire, tema de Jimi Hendrix. El público armó gigantescas piras y se quemó una torre de audio.

Si alguien quiere revivir aquellas tres jornadas de paz y amor, ahora es posible de manera casi literal. El sello Rhino anunció Woodstock 50 -Back to the Garden, con 38 discos, 36 horas y 432 canciones reviviendo el programa en orden cronológico. Para tener ese documento del Woodstock sólo se necesitan 800 dólares.

Se filmó un documental sobre el festival, uno de cuyos editores fue Martin Scorsese, quien ganó un Oscar en la siguiente premiación y que ayudó decididamente a que sus organizadores no perdieran dinero, el cual puede verse en este link.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario