Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 24 de agosto de 2019
Ray Dalio

Billonario publica influyente post en LinkedIn acerca de por qué el capitalismo debe ser reformado

Catalina Mundaca

Este inversionista -creador de Bridgewaters, un fondo de inversión que maneja US $ 160 mil millones, equivalentes al 57,8% del PIB de Chile- aboga por crear mecanismos de redistribución del ingreso para evitar la autodestrucción del capitalismo. 

En enero de 2019 Bloomberg consideró a Ray Dalio como la persona 67° con mayor fortuna en el mundo. Cómo no si se trata del creador del Bridgewaters, uno de los fondos de inversión más grandes de Wall Street. 

Ahora retirado, con 69 años, este inversionista italoamericano, nacido en el popular barrio de Queens, Nueva York, pero educado en Harvard, está dedicando sus energías en pensar su anterior herramienta de trabajo: el capitalismo.

De tal modo, poco tiempo atrás publicó en LinkedIn un influyente post en el que explica Por qué y cómo el capitalismo debe ser reformado.

Según sus propias palabras -Dalio explica en el artículo- se convirtió en capitalista a los doce años, cuando tomó el dinero que había ganado haciendo diferentes trabajos y lo puso en juego en el mercado de valores, con la fuerte creencia de que -pese a su bajo origen social- iba a tener para sí las oportunidades de lograr lo que se propusiera. 

Sin embargo, lo que funcionó con él, convirtiéndolo en una de las personas más ricas del planeta, pareciera que no va más.

Según Dalio, ha sido su experiencia la que lo ha llevado a darse cuenta que el status quo en el que se ha desarrollado el capitalismo y su constante profundización en los últimos 60 años ha generado una sociedad tremendamente desigual, que tarde o temprano puede desembocar en un estallido social. 

Por esta razón Dalio propone una serie de medidas que -a su juicio- ayudarían a resolver los problemas que actualmente está provocando el capitalismo en Estados Unidos, como lo son la baja movilidad social, y la desigualdad de ingresos y en oportunidades. 

Para desarrollar sus ideas, Dalio precisa en su artículo algunas estadísticas que apoyan la tesis sobre la desigualdad que este sistema económico está generando. 

Por ejemplo, el crecimiento de la economía no se traduce en un crecimiento real (ajustado a la inflación) para toda la población. El 60% de los trabajadores no ha visto un incremento de sus ingresos desde 1980 hasta la actualidad, mientras que en el mismo periodo, el 10% de los trabajadores duplicó sus ingresos y el 1% los triplicó.

También Dalio subraya que a lo largo de las generaciones, la superación económica ha disminuido en Estados Unidos. En comparación entre ahora y los años 70, los niños que al crecer obtienen ganancias mayores a las que obtenían sus padres pasó desde el 90% al 50%.

También el inversionista se refiere a la brecha que hay en los ingresos, que es más alta que nunca, desde los años 30. De tal modo, la riqueza del 1% de los estadounidenses más ricos hoy es superior a la del 90%. 

En ese escenario, Dalio dice que la educación uno de los pilares fundamentales del crecimiento de una sociedad, y que es imprescindible protegerla de la inequidad, pues ese es el punto de partida del círculo vicioso. 

Así, el inversionista exhibe datos que muestran que los estudiantes pertenecientes a las escuelas de menores ingreso tienen un puntaje promedio 25% inferior en las pruebas de admisión universitaria respecto de los de escuelas de superior nivel económico, lo que se traduce en falta de oportunidades. 

Cómo mejorar el capitalismo 

Para Ray Dalio la forma de manejar la crisis del capitalismo debe provenir de la colaboración de dos sectores supuestamente antagónicos. “Los capitalistas típicamente no saben bien cómo dividir el pastel y los socialistas típicamente no saben bien cómo hacerlo crecer” afirma. 

Traducido al espetro político estadounidense, esto significa que tanto demócratas como republicanos deben -en la mirada de Dalio- generar nuevas políticas públicas. El inversionista propone que esto podría hacerse mediante una comisión bipartidista de expertos que haga una reingeniería al sistema, para que al mismo tiempo divida equitativamente la riqueza y la haga crecer. 

Tal vez pueda considerarse ingenua la propuesta de reingeniería del inversionista, pero Dalio reconoce las dificultades para unir dos sectores que compiten arduamente por el poder, pero considera que la urgencia de la situación amerita soluciones inéditas.

De todos modos, respecto de los impuestos, Dalio afirma que se deben recaudar impuestos desde los estratos superiores de la sociedad para no afectar la productividad. Esto ayudaría a los estratos medios y bajos, ya que se podrían invertir esos recursos en proyectos que produzcan mejoras en sistemas básicos, como el educativo y el de salud, los que a sus vez producirán mejoras significativas en la productividad. 

Dalio propone crear asociaciones  público-privadas, que puedan investigar y determinar en qué proyectos es más beneficioso invertir recursos para mejorar en el largo plazo los problemas que ha estado generando el capitalismo. 

Ejemplo de esto son los fondos de inversión en educación en cualquiera de sus niveles. “No gastar dinero en educar bien a nuestros hijos puede ser bueno desde una perspectiva presupuestaria, pero es realmente estúpido desde una perspectiva de inversión”, dice.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario