Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 26 de marzo de 2019
Ley Europea de Copyright

Civilizando Internet

Interferencia

El Parlamento Europeo aprobó una reforma que obliga al pago por el uso de contenido ajeno, con lo que desató un fuerte debate entre quienes consideran que hay que proteger el contenido original y a sus creadores, y quienes consideran esto un atentado contra la libertad de la red

¿De quién son los datos que circulan libremente en Internet? Desde que la Unión Europea empezó a legislar acerca del tema, la pregunta dejó de ser un ejercicio retórico.

Es más, el Parlamento Europeo acaba de aprobar una polémica reforma que obliga  a realizar micropagos a creadores de contenido original, o que, en su defecto, establece gravámenes a la reproducción de contenido ajeno. Además, la normativa establece la aplicación de filtros para detectar infracciones al copyright. El propósito, defender los derechos de propiedad de artistas y creadores de contenido original, quienes son probablemente los más afectados desde que irrumpiera Internet permitiendo la reproducción infinita de contenidos a costo prácticamente cero.

Aunque todavía no es ley, pues debe aprobarse definitivamente en enero de 2019, la medida tiene el potencial de cambiar completamente las relaciones de poder entre creadores y distribuidores de contenidos. Estos últimos, acusan la legislación como una fuerte restricción a la libertad de expresión. Por ejemplo, en varios sitios agregadores de contenido, se repite el argumento que señala que la ley europea restringiría incluso la circulación de memes, en tanto las fotografías en las que se basan, tienen derechos de autor.

Si bien la normativa, en caso de ser aprobada, solo afectará territorio europeo, sienta un importante precedente para el desarrollo de la web a nivel mundial. Por una parte, es difícil para las grandes compañías distribuidoras de contenidos, como Google o Facebook, renunciar a un territorio de más de 500 millones de habitantes, de altos ingresos, y por otra, las restricciones pueden producir migración de empresas a territorios offshore de la Unión que la abastezcan a distancia, perjudicando el desarrollo de Internet en territorio europeo.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario