Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 24 de noviembre de 2020
En la ciudad de Kabwe

Demandan a Anglo American en Zambia por contaminación por plomo de niños y mujeres

Lissette Fossa

4939.jpg

Foto: Larry C Price / The Guardian
Foto: Larry C Price / The Guardian

Ayer, un grupo de mujeres y niños demandó a la filial africana de Anglo American. La empresa tuvo en la zona de Kabwe un porcentaje de la propiedad de la mina de plomo del lugar, que dejó una montaña de residuos con este componente allí. El plomo, en cualquier nivel de exposición, genera graves daños a la salud de las personas y la formación del feto durante el embarazo.

Este miércoles, un grupo de mujeres y niños de la zona de Kabwe, en Zambia, presentaron una demanda colectiva contra la empresa minera Anglo American, por presunta falta de prevención ante el envenenamiento masivo con plomo de cientos de mujeres y niños. La demanda afirma que más de 100 mil personas pudieron haber sido envenenadas con esta sustancia, durante generaciones, por exposición a toxinas emitidas por una mina de plomo en Kabwe.

En específico la demanda está presentada en contra de la filial de Anglo American en África, Anglo American South Africa (AASA), quienes fueron accionistas de la mina entre 1925 y 1974, año en que fue nacionalizada, y continuó funcionando a manos del Estado hasta 1994. La mina fue una de los yacimientos de plomo más grandes del mundo. 

“El desastre de salud ambiental pública dejado por Anglo significa que hay más de 100,000 niños y mujeres en edad fértil en Kabwe que probablemente hayan sufrido envenenamiento por plomo como resultado de la contaminación causada por Anglo”, consigna la demanda.

La demanda fue presentada en representación de 13 personas, entre mujeres y niños, algunos con altos niveles de plomo en la sangre.

Según los abogados demandantes, Anglo American sería responsable de descuidar la protección a los habitantes de Kabwe durante el tiempo que manejó la mina, ya que tenía "el deber de proteger a las generaciones actuales y futuras de residentes de Kabwe", según los documentos legales.

Desde hace años se sabe que el plomo es venenoso para las personas. Según la OMS no hay ningún nivel de exposición al plomo que no tenga efectos nocivos para la salud. Este compuesto puede generar daño neurológico, bajo nivel de aprendizaje y de coeficiente intelectual, además de convulsiones, el coma y hasta la muerte. En el embarazo, el plomo puede generar graves daños al feto en formación.

Un estudio científico a más de mil personas en Kabwe, publicado en 2019, informó que los niveles de exposición al plomo eran alarmantes para estas personas y calificó que representaba “un grave peligro público”. En esa ocasión, encontraron que los niveles de plomo en la sangre de las personas era más alto que el nivel permitido en Estados Unidos, llegando a ser nueve veces mayor que esa norma en algunas localidades.

Otro estudio de 2018, afirma que los habitantes de Kabwe sufren una contaminación severa por plomo y que era “de suma importancia” desarrollar políticas de salud enfocada en estos pacientes.

En Kabwe, el plomo se encuentra en la tierra y el polvo, donde suelen jugar los niños, por lo que ellos están más expuestos a la contaminación.

Ha habido varios intentos importantes de limpiar el área desde que se cerró la mina en 1994. Pero la "Montaña Negra" de Kabwe, un montón de toneladas de desechos, permanece en su lugar, según informó la  BBC.

En 2018, Anglo American fue una de varias compañías mineras que acordaron un acuerdo de compensación para miles de mineros sudafricanos que contrajeron enfermedades pulmonares, mientras trabajaban bajo tierra. AASA también resolvió una demanda de indemnización presentada por 23 ex mineros de oro en el país en 2013.

Consultados por el diario británico The Guardian, Anglo American señaló que, si bien estaba al tanto de los informes sobre la demanda, aún no había recibido el reclamo. También dijo que nunca fue propietario mayoritario de la mina Kabwe. 

El mismo medio en 2017 ya había registrado que la población de lugar socializaba cerca de la montaña de plomo. Incluso los niños jugaban allí, sin ninguna restricción.

Según la organización Relaves.org, en Chile existen 740 relaves inactivos y abandonados en Chile, muchos de estos se ubican en las cabeceras (inicios) de las cuencas. De estos, muchos contienen cadmio, plomo, zinc, mercurio y otros metales.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario