Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 24 de agosto de 2019
Mantiene enfrentados a Trump y demócratas

El caótico cierre fiscal del gobierno federal de EE.UU.

Vicente Valdivia

A casi un mes de iniciado el conflicto, aún no hay acuerdo entre el presidente Donald Trump y el Congreso, que permita superar el cierre parcial de la administración, que tiene a 800 mil empleados públicos sin cobrar sus sueldos. El punto de discordia: los US$ 5,7 mil millones que exige el mandatario para construir el muro en la frontera con México.

Han pasado 29 días desde el cierre del Gobierno Federal estadounidense, dejando de pagar los sueldos a 800.000 trabajadores públicos. La Casa Blanca y los demócratas se mantienen atrincherados en sus posiciones. Se trata del cierre parcial del gobierno más largo en la historia de Estados Unidos y no tiene visos de solución.

El motivo de la parálisis es la falta de acuerdo entre Trump, que exige destinar US$ 5.700 millones para construir un muro en el límite con México -una de sus promesas clave de campaña-, y los demócratas en el Congreso, que se niegan a liberar esos fondos para un fin que consideran “inmoral”, caro e ineficaz para combatir la inmigración ilegal.

Por esta traba, el presupuesto nacional no fue aprobado y varias reparticiones públicas tuvieron que cerrarse por falta de fondos y cientos de miles de empleados se quedan en sus casas o trabajan sin cobrar sus sueldos, y otros tantos contratistas también quedan afuera de los pagos.

Diversas proyecciones revelan que la paralización del gobierno está comenzando a golpear el crecimiento económico y si se extiende, puede llevar a que el PBI se contraiga.

Diversas proyecciones revelan que la paralización del gobierno está comenzando a golpear el crecimiento económico y si se extiende, puede llevar a que el PBI se contraiga. Estiman que el crecimiento del primer trimestre ya podría haber caído al 1,7% (el año pasado fue de 2,2% en ese período) y podría ir más abajo si el cierre se extiende.

Desde que comenzó el cierre del Gobierno el 22 de diciembre de 2018, la tensión entre el oficialismo y el nuevo Congreso ha ido en aumento. El último golpe de Trump contra la líder del Congreso ocurre a raíz de que la represéntate Demócrata sugirió el miércoles 16, posponer la cuenta pública 2019, programada para el 29 de enero. Pelosi manifestó que es complejo realizar dicha actividad y que no se estén pagando los sueldos a los profesionales que están a cargo de la seguridad.

La vendetta con Pelosi

En este escenario, la lucha entre la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y el presidente Trump sumo un nuevo episodio esta semana. El jefe de Estado negó la posibilidad de una gira a la congresista, donde sostendría reuniones con líderes de la OTAN y las tropas en Afganistán. Trump dijo que la líder demócrata debía estar en Washington negociando la reapertura.

Mediante una carta que hizo pública, Trump negó la posibilidad de usar aviones del Departamento de Defensa. Facultad privativa suya. En la misiva insistía en que Pelosi debía negociar en Washington respecto a la aprobación de los fondos para el muro y la reapertura del gobierno. Pero, además la carta revelaba el itinerario de viaje de la congresista: Bruselas y Afganistán. Lo que representa una amenaza para la seguridad de la congresista y se aleja del usual secreto en que permanecen los destinos de los representantes del gobierno hasta que han llegado al destino. La divulgación de los destinos fue una jugada de Trump para negar el viaje.

El jefe de Estado negó la posibilidad de una gira a la congresista, donde sostendría reuniones con líderes de la OTAN y las tropas en Afganistán.


El jefe de la Comisión de Inteligencia del Congreso, Adam D, Schiff, Demócrata, calificó el actuar de Trump como una “completa y absoluta irresponsabilidad en todas sus formas” y agregó sobre el actuar de Trump que “muy seguido en los últimos dos años el presidente ha actuado como si estuviese en quinto grado”.

Luego de ver la cobertura de los medios sobre el cierre del gobierno Trump dijo a su jefe de gabinete Mick Mulvaney: “¡Nos están destrozando!”, y luego agregó “¿por qué no podemos lograr un trato?”.

Según consigna The New York Times la mayoría de los norteamericanos señala al gobernante como principal responsable de esta situación que aún no logra destrabar. Mientras, del lado de los propios republicanos, tienen dudas por la manera de conducir esta crisis por parte del mandatario. El estratega de dicho partido Kevin Madden explica que este impasse “en gran parte ha sido conducido por la reacción a los últimos 30 minutos de ciclo de noticias por cable”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario