Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 30 de octubre de 2020
Redes Asistenciales

Empresa a cargo de 5 hospitales modulares es investigada por presunta corrupción en Perú

Camilo Solís

hospitalesmodulareszuniga.jpg

Subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga Jory
Subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga Jory

La empresa canadiense WeatherHaven fue favorecida por un contrato directo por cerca de US$14 millones para traer cinco hospitales modulares que debían ser internados desde Perú, donde se ubica la fábrica, y que están atrasados en su entrega. Esta empresa cuenta con una investigación pendiente por la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de El Callao, por contrataciones ligadas a la Marina de Guerra peruana.

Una de las medidas que más publicitó el gobierno de Sebastián Piñera, y en particular la Subsecretaría de Redes Asistenciales, liderada por Arturo Zúñiga Jory. fue la habilitación de hospitales modulares, los cuales venían a aliviar un eventual colapso de la red hospitalaria en el país.

Este miércoles, el medio NYC, del periodista Nicolás Yáñez, publicó en su cuenta de twitter detalles sobre la contratación que involucró la compra de estos cinco hospitales modulares, comprados a la empresa canadiense WeatherHaven, la cual se ve envuelta en una serie de incertidumbres, pues muchos de estos hospitales modulares no han sido puestos en operación cuando por plazo ya deberían haberlo estado.

NYC tuvo acceso al contrato y a la resolución por la cual se realizó la contratación de estos hospitales. En estos documentos se señala que la compra de los cinco hospitales modulares fue realizada vía trato directo con la empresa canadiense antes mencionada, y que fue aprobada por resolución N°2 del 6 de abril del 2020. 

En el trato se especifica un pago de US$ 13.728.671 (poco menos de 11 mil millones de pesos) por estos cinco hospitales, el primero de los cuales debía ser entregado el 30 de abril, “y los restantes cada 15 días” hasta completar los cinco. 

Sin embargo esta operación se complicó, según consta en una modificación de contrato celebrada el día 29 de abril y firmada por el subsecretario Arturo Zúñiga.

En este documento de modificación se especifica que el Ministerio de Salud tuvo problemas para realizar la instalación del primer hospital debido a "falta de experiencia", y que debido a la pandemia de Covid-19, ha tenido problemas para internar los hospitales modulares desde Lima, Perú, donde esta empresa tiene su fábrica.

Debido a esto, el Minsal tuvo que desembolsar otros US$ 1.258.316 más (cerca de 1000 millones de pesos) para que WeatherHaven se hiciera cargo de la internación de estos hospitales modulares, y de su instalación. Esta cifra viene a implicar una inversión pública total de US $ 14.986.987, lo cual corresponde a más de 11.800 millones de pesos. 

Investigación por Fiscalía Anticorrupción en Perú

WeatherHaven es una empresa canadiense que se especializa en la elaboración y distribución de infraestructuras modulares, especialmente relacionada con requerimientos militares, la cual tiene presencia en numerosos países del mundo. 

Como antes se mencionó, en el contrato firmado por la Subsecretaría de Redes Asistenciales chilena, se menciona que los hospitales modulares deberán ingresar al país desde la capital peruana, Lima, lugar en que se encuentra emplazada la fábrica de WeatherHaven más cercana a nuestro país.

Una serie de publicaciones del diario La República de Perú, señala que esta empresa canadiense está involucrada en una investigación pendiente, la cual está siendo llevada a cabo por la Fiscalía de El Callao, en particular por el fiscal especializado en corrupción de funcionarios, Eugenio Perca. 

Esta investigación tiene como origen la contratación de WeatherHaven “para la compra de bases modulares por 21 millones de soles” (cerca de 4.700 millones de pesos chilenos, según el tipo de cambio actual), por parte de la empresa Servicios Industriales de la Marina (Sima). 

Estas bases modulares fueron destinadas a misiones relacionadas con emergencias naturales ligadas al fenómeno Del Niño, en el norte de Perú, según pudimos constatar a través de consultas a periodistas peruanos que han estado cubriendo el desarrollo de esta noticia. 

El fiscal Eugenio Perca ha afirmado que “las autoridades del Sima direccionaron el contrato para favorecer a WeatherHaven”.

Sin embargo, siguiendo la tesis de este fiscal, la trama de estos tratos involucraría además al gobierno canadiense, pues la contratación de esta empresa se habría dado en el marco de un convenio firmado entre el Ministerio de Defensa peruano y la entidad gubernamental de Canadá, la  Corporación Comercial Canadiense (CCC), que “permitía a las fuerzas armadas peruanas acceso a la industria canadiense”.

En este contexto, el gobierno de Canadá ha declarado que “en cumplimiento de un convenio intergubernamental, Sima consultó a la Cámara de Comercio de Canadá sobre compañías productoras de bases modulares móviles”, y que en respuesta a esto, la entidad canadiense respondió que “la empresa adecuada era WeatherHaven, que ya tenía experiencia en Perú”. 

Además, la Marina de Guerra peruana, ha interpuesto un reclamo contra el fiscal Perca ante la Fiscalía Suprema de Control Interno del Ministerio Público, pues señala que Perca “manifiesta un permanente afán por tratar de demostrar la responsabilidad de los investigados, vulnerando sus derechos, como evitando que tengan acceso al expediente del caso”. 

El contrato con WeatherHaven en Chile 

INTERFERENCIA tuvo a la vista el documento correspondiente a la resolución que aprueba el contrato con WeatherHaven por los cinco hospitales modulares en Chile, y también el documento del contrato original.

Cabe mencionar que se pudo acceder a este contrato mediante una solicitud de transparencia realizada por NYC a la Contraloría General de la República, la cual tuvo que tomar razón de estos documentos. El acceso a estos documentos fue denegado ese medio por parte de la Subsecretaría de Redes Asistenciales y, de hecho, hay una apelación al respecto que todavía se encuentra pendiente.

Pudimos constatar que luego del considerando 13 de la resolución en cuestión, en el cual se señala que existe “disponibilidad presupuestaria para pagar esta adquisición de bienes”, se pasa de inmediato al considerando 14, en el cual se señala que se contrata a la empresa Weatherhaven Global Resources Ltd., sin entregar más fundamentos que una garantía correspondiente a la suma de US $ 686.433. 

No se detallan más argumentos o razones en la resolución ni en el contrato sobre por qué realizar esta contratación vía trato directo precisamente con esta empresa. 

INTERFERENCIA se puso en contacto con el equipo de comunicaciones de la Subsecretaría de Redes Asistenciales durante la tarde del jueves 9 de julio, para preguntar por qué contrataron precisamente con esta empresa, y si estaban al tanto de que tenía una investigación pendiente en Perú. Sin embargo aún no habíamos tenido una respuesta hasta el cierre de la edición. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario