Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 13 de noviembre de 2019
Protestas en sus sedes

Furia contra canales de TV por cobertura sesgada los obliga a mostrar la represión

Andrés Almeida
Joaquín Riffo

felipito.jpg

Manifestantes en las afueras de TVN hacen alusión a Felipe Camiroaga. Ayer acudieron a los distintos canales de televisión a manifestar su descontento. Fotografía: El Desconcierto.
Manifestantes en las afueras de TVN hacen alusión a Felipe Camiroaga. Ayer acudieron a los distintos canales de televisión a manifestar su descontento. Fotografía: El Desconcierto.

En la cuarta jornada de protestas, uno de los blancos principales de la ciudadanía indignada fueron los cuatro canales principales de televisión abierta: Mega, CHV, Canal 13 y TVN, acusados de tergiversar las movilizaciones. Manifestantes cargaron contra sus sedes en Santiago y militares tuvieron que resguardar sus instalaciones. Recién a partir de la tarde del lunes, los canales empezaron a dar más cobertura a las crudas escenas de violencia militar y policial.

Durante la mañana del lunes 21 de octubre, la periodista Clarisa Muñoz, del canal de televisión Mega, se encontraba cubriendo las filas que se desarrollaban a esa hora en un supermercado de Maipú.

Al momento de entrevistar a uno de los transeúntes del lugar, éste indicó que iba en dirección a la Plaza de Maipú y confesó que se acercó al micrófono para plantear una postura crítica frente a la cobertura que los medios han hecho de las movilizaciones de descontento social que se han desarrollado durante los últimos días en el país. 

La periodista optó por interrumpir al manifestante en medio de su alocución, quien señalaba que la coyuntura de los supermercados se trataba de un tema de seguridad pública. El ciudadano ironizó con que entonces “estaba todo bien” y acusó que lo estaban “cortando” del despacho. 

El video fue ampliamente viralizado en redes sociales, con más de 5.600 retweets -en un contexto en que varios trending topics de Twitter aludieron a la labor de los canales, entre los que estaban #ApagalaTele y #MegaMiente- y le significó muchísimas críticas a la periodista, quien fue acusada de censura y manipulación, tanto en las publicaciones que subieron el video, como en la cuenta de Twitter personal de ella. 

Lo paradójico es que la misma periodista había señalado dos días antes, el sábado 19, la siguiente afirmación en su cuenta personal: “Qué lección de dignidad dio hoy el pueblo de Chile. En Plaza Italia, con tanquetas y militares con fusiles; con bombardeo de lacrimógenas y carros lanza aguas, la gente no se asustó ni retrocedió... Ahogada y mojada siguió protestando hasta que los escucharon. Hoy ganó el pueblo”. INTERFERENCIA intentó contactarse con Muñoz para obtener su versión, sin lograr una respuesta. 

Alguien que estuvo ligado a Mega dice que "siempre los periodistas interrumpen cuando la gente alega con justa razón contra la tele. Pero es orden del editor, ¿qué vas a hacer? si después te penquean".

Historias similares de críticas a medios televisivos y a la cobertura de los periodistas en terreno, con sesgo e interrupciones a los entrevistados, se han sucedido con fuerza en los últimos días, lo que llevó al descontento de los manifestantes.

celebranplazaitalia.jpeg

El polémico GC de CHV tras el anuncio de Piñera de suspender alza de las tarifas del metro.
El polémico GC de CHV tras el anuncio de Piñera de suspender alza de las tarifas del metro.

Durante la jornada del lunes, tras una convocatoria de estudiantes de periodismo de distintas universidades, diferentes grupos de protesta se concentraron a las afueras de los principales canales de televisión abierta del país, acusando que se habían dedicado a criminalizar el malestar social en sus coberturas con excesivo énfasis en saqueos y disturbios, y no en mostrar las escenas de represión que se vivieron en los toque de queda anteriores. La acción obligó a la protección militar en las sedes de los canales de TV. 

La molestia se explica porque Mega, CHV, Canal 13 y TVN se hicieron eco de las comunicaciones del gobierno el día domingo por la noche, cuando el presidente Sebastián Piñera anunció una "guerra" contra el vandalismo. Coincidentemente, los canales -junto con intensificar las historias de saqueos e incendios- empezaron a transmitir al unísono la historia de supuestas turbas de saqueadores enfrentadas a agrupaciones vecinales de chalecos amarillos, que pretendían defender los barrios y supermercados aledaños, en un deja vú a lo que fueron las fake news difundidas tras el terremoto de 2010 en Concepción, como informó CIPER en su momento. Esto, obviando varias escenas de violencia militar y policial, con 50 heridos, al menos, sucedidas durante la noche de ese toque de queda, las cuales circularon profusamente por redes sociales.

television.jpeg

Manifestación afuera de los distintos canales de televisión durante este lunes. Fotografía: Daniel Miranda.
Manifestación afuera de los distintos canales de televisión durante este lunes. Fotografía: Daniel Miranda.

Durante el lunes, en medio de las protestas a sus puertas, los canales empezaron a cambiar, aunque con tibieza. Un ejemplo de ello es que Mega empezó a transmitir un vivo un piquete de protesta en frente de La Moneda. A diferencia del general de su cobertura, la señal no transmitía el ruido ambiente. INTERFERENCIA estaba en el palacio de gobierno en ese preciso momento y los gritos eran: "¡Piñera escucha, ándate a la chucha!".

Ya hacia la noche, con la tercera jornada de toque de queda en marcha, los canales -al fin- empezaron a transmitir los videos que los ciudadanos grabaron para registrar el resultado material de la política de represión del gobierno.

División en las redacciones

INTERFERENCIA conversó con varios reporteros y redactores de los canales en crisis, quienes acusan principalmente que les toca a ellos sufrir en terreno las consecuencias de las líneas editoriales frente a las protestas, dado que los ciudadanos suelen expresar ante sus micrófonos su malestar por una cobertura que sienten tergiversada. 

Además hay fuertes críticas profesionales.

Un periodista de CHV dice no entender por qué hasta la noche del domingo la cobertura de su canal no había incluido las historias de muertos y heridos producto del accionar de Carabineros y las Fuerzas Armadas, pese a que tiene evidente interés periodístico y material de sobra. A este profesional también le llamó la atención la disposición de los editores por hallar personas molestas con las protestas, las que no eran fáciles de encontrar en las coberturas. 

Otro profesional que conoce la interna de la redacción de Mega, asegura que adentro hay rabia. Dice que es complicado reportear temas fuera de la línea editorial, en especial respecto de los abusos policiales y militares, pues impera la idea de que quienes saquean no tienen derechos. "¿Te has fijado ni pescan al INDH?", dice.

Según el profesional, no hay espacio para temas que no vengan directo de la verticalidad del mando y ejemplifica con la cobertura de los chalecos amarillos. "La cosa es bien circular, atemorizas a la gente, dejas vacío de milicos las zonas complejas, se asustan y ¡paf! autodefensa, los que francamente parecen paramilitares ¿para qué? Para llamar a los militares", dice.

A un colega de Canal 13 también le extrañó la cobertura de los chalecos amarillos, porque fue simultánea respecto de todos los canales. Este periodista dice estar "enchuchado", pues "hay restricciones, o si quieres decirlo, manipulaciones". Ejemplifica con la orden a los periodistas de no entrevistar a más gente cuando es claro que la protesta es favorable a la opinión pública, según los editores "porque estábamos en toque de queda y se daba la sensación de que estábamos avalando que no respetaran el toque de queda". Todo lo contrario de lo sucedido con los chalecos amarillos, quienes contravenían la orden marcial, televisadamente, 24 horas antes.

militarestvn.jpeg

Manifestantes afuera de TVN, mientras militares custodian el canal.
Manifestantes afuera de TVN, mientras militares custodian el canal.

A otro colega de CHV lo tiene molesto que los editores hayan descartado sistemáticamente historias de violencia policial y militar por su contenido truculento y no apto para menores, aunque en coberturas pasadas esto se solucionó poniendo en blanco y negro escenas con sangre y ocultando el rostro de las víctimas. Otra justificación que han encontrado los editores, según este profesional, es no publicar por desconocer el origen de imágenes complicadas para el gobierno. El problema está en que, nunca lo averiguan.

Todos coinciden en que el mando en los canales son muy verticales, y no hay oportunidad para los periodistas de proponer temas. De tal manera, las imágenes que llegan y salen del switch de edición es una caja negra respecto de las decisiones que se toman. Es por eso que -hasta el domingo pasado- no había aparecido ninguna imagen complicada para el gobierno, las cuales solo comenzaron a difundirse luego de que las manifestaciones se fueran contra los canales.

INTERFERENCIA contactó a los editores periodísticos Marcela Abusleme (TVN) y Vitorio Sessarego (Mega), sin éxito. En tanto Enrique Mujica (Canal 13) se excusó de conversar por exceso de trabajo.

Este periódico solo pudo conversar con María Paz Epelman (CHV) , quien aseguró que "no existe tal bloqueo, publicamos todos los videos que nos llegan y logramos chequear, hemos detectado muchos falsos y ese es un tremendo riesgo". Respecto a la cobertura aparentemente coordinada de los chalecos amarillos, Epelman asegura que la pauta (idea periodística de cobertura) llegó al canal "porque estamos en terreno, no me voy a hacer cargo de más teorías conspirativas. No nos están pauteando, a nosotros no". 

Los Más

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Los Más

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario