Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 26 de mayo de 2019
Estadísticas

Las chilenas en cifras

Isabel Reyes B.
Catalina Mundaca

En la conmemoración de un nuevo 8 de marzo, es bueno conocer algunas cifras que reflejan la realidad de la mujer en Chile.

En Chile predominan las mujeres. Según los datos del Censo 2017, hay 370.025 más chilenas que chilenos.

La Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional 2017 (Casen) muestra que la realidad de las chilenas es además mayormente ligada a la pobreza. 9% de quienes están en la pobreza y la pobreza extrema, son mujeres, mientras que los hombres alcanzan un 8,2% en este indicador.

Esto es un hecho que coincide también con el nivel latinoamericano. Un estudio de ONU Mujeres sostiene que “hay 124 mujeres que viven en extrema pobreza por cada 100 hombres”.

Las diferencias entre hombre y mujer se han marcado en todos los ámbitos sociales y políticos.

La primera vez que una chilena pudo votar fue en 1934 y solo en las elecciones municipales. Recién 15 años después se les concedió el voto en las elecciones presidenciales. En 1952, por primera vez, pudieron elegir un presidente de su país. Ganó Carlos Ibáñez del Campo.

En 1969 nació la Oficina Nacional de la Mujer de la Presidencia de la República, bajo el gobierno de Eduardo Frei Montalva. Con los años y diferentes mandatos fue evolucionando y pasó a ser la Secretaría Nacional de la Mujer, luego el Servicio Nacional de la Mujer para hoy ser el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, el que se creó en 2016 bajo el segundo gobierno de Michelle Bachelet.

Mujeres en el Congreso

Los inicios de las chilenas como congresistas fue un tema de difícil evolución. Según datos de la Biblioteca del Congreso Nacional, en 1989 hubo dos mujeres en el Senado, mientras que en las parlamentarias de 1993, solo fueron electos hombres.

En la Cámara Baja, por su parte, en 1989 hubo apenas 7 mujeres.

Con la aprobación de la Ley de Cuotas, que obliga a presentar un porcentaje no menor del 40% de candidatas en los partidos, se logró que hoy hay en total 45 chilenas legislando en ambas cámaras: 35 diputadas y 10 senadoras.

Chilenas en el trabajo

Uno de los informes elaborados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), estudió el panorama social de la región y las mujeres en relación al trabajo. ¿Los resultados? El 49% de las mujeres ocupadas tiene ingresos laborales inferiores al salario mínimo de su país.

En Chile la realidad es semejante. Según el último estudio del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la brecha entre hombres y mujeres de desocupación es de 0,9, en favor de los hombres, con 6,3% y 7,2%, respectivamente.

De cada 10 chilenas, 4 están fuera de la fuerza de trabajo por razones familiares. Su tasa de participación alcanza un 48,5% en el mercado laboral, mientras que los hombres tienen un 71,2%. Uno de los peores resultados a nivel latinoamericano.

#NiUnaMenos

En los últimos años la visibilización de la violencia contra la mujer ha marcado la agenda noticiosa. La puesta sobre la mesa del tema ha provocado que los legisladores hayan tenido que modificar las leyes para catalogar los crímenes contra la mujer como delitos con connotación de género y no delitos comunes.

Es por esto que la tipificación del femicidio como figura legal ha ayudado a cuantificar la violencia contra las mujeres. Tan solo en lo que va de este año se han registrado 9 femicidios en el país. Mientras que un recuento hecho por el Servicio Nacional de la Mujer y de la Equidad del Género ha contabilizado 254 víctimas desde el 2013 a la fecha.

En un contexto latinoamericano, el último estudio del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe, correspondiente a las cifras de 19 países, registra un total de 2.795 mujeres asesinadas a manos de sus ex- parejas o parejas durante el año 2017.  

En Chile uno de los casos que marcó un precedente fue el ataque sufrido en mayo de 2016 por Nabila Rifo. El padre de sus hijos, Mauricio Ortega, la golpeó hasta dejarla en shock y posteriormente sacarle los ojos.

Si bien Rifo no murió, este caso marcó un antes y un después. Tras darse a conocer su historia cobró fuerza el movimiento “Ni una Menos”, con una marcha multitudinaria en el centro de Santiago.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Felicitaciones por la objetividad y profundidad de sus reportajes

Añadir nuevo comentario