Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 6 de agosto de 2020
Disputa interna

Los escenarios para definir al próximo miembro de la Corte Suprema

corte_suprema.jpeg

Interferencia
Interferencia

La oposición aún no llega a un acuerdo para el siguiente nombre que integrará el máximo tribunal del país. Pero Mauricio Silva, un juez de la Corte de Apelaciones de Santiago, parece tomar ventaja tras un fallo relacionado con una disputa interna en Contraloría, institución que hace solo unos meses discrepó públicamente con la Suprema.

La disputa por ocupar el cupo que dejó el juez Carlos Cerda en la Corte Suprema parece despejarse conforme pasan los días, con dos candidatos que acaparan la mayor cantidad de preferencias.

El Presidente Sebastián Piñera deberá definir un nombre de la quina que le presentó la Corte Suprema y luego el Senado aprobará o rechazará. Hasta ahora, corren con ventaja Mauricio Silva y Javier Moya, ambos de la Corte de Apelaciones de Santiago, aunque dado que la disputa ha sido pareja, podría sumarse un tercer nombre para destrabar el proceso.

Según tres fuentes distintas consultadas por INTERFERENCIA, sería en la semana entrante –posiblemente el martes– cuando el mandatario proponga el nombre a los parlamentarios. El gobierno tiene prisa porque quiere pasar luego al siguiente nombramiento, considerando que aún quedan otros seis supremos por nombrar durante el mandato de Piñera y el actual, en los tiempos políticos que se manejan, corresponde a la oposición.

Moya y Silva se reparten los apoyos en el Senado. Quedan pocos días para posicionarse y hasta última hora puede moverse el tablero. Moya tiene auspicios como Guido Girardi (PPD) y la socialista Isabel Allende, mientras que Silva cuenta con respaldos fuertes de Felipe Harboe (PPD) y Francisco Huenchumilla (DC).

Los demás parlamentarios opositores tienen posiciones, pero en medio de la negociación todo es “líquido” todavía. El Partido Socialista (PS), independiente de por quién se incline cada uno, votaría por el que tenga mayoría. Además hay indecisos, como los independientes Alejandro Navarro y Alejandro Guillier, por lo que los distintos consultados por nuestro medio apuntan a que hasta el momento las posturas están virtualmente empatadas.

Las operaciones por posicionar a uno de los dos están activas y desde ambos sectores han dicho que los vigentes ministros de la Suprema no sólo son espectadores pasivos.

Moya, pese a que en la izquierda no es bien visto que se inhabilite en causas de Derechos Humanos por ser ex preso político, tiene a favor el respaldo de la masonería. Pero Silva cuenta con el apoyo de gran parte de los supremos, dicen fuentes cercanas a ambos candidatos. Además, este último habría sumado un punto más en la última semana.

El pasado miércoles la Corte de Apelaciones de Santiago falló que la subcontralora, Dorothy Pérez, debe ser reintegrada a sus labores. Más allá del cuadro que muestra al contralor, Jorge Bermúdez, complicado ante la posibilidad de volver a compartir funciones con la mujer que trató de despedir.  El dictamen se interpretó en círculos políticos y judiciales como una fortaleza de Silva.

El juez de la Corte de Apelaciones de Santiago fue uno de los tres, junto con Carlos Gajardo y Elsa Barrientos, que falló a favor de Dorothy Pérez. Una fuente cercana a Silva dice que el candidato a la Suprema, después de ser designado en la causa por Dobra Lusic, profundizó durante dos semanas sus conocimientos en derecho administrativo, con tal de dar un veredicto contundente.

No era una decisión cualquiera. El fallo será revisado con seguridad en la Tercera Sala de la Corte Suprema una vez que la Contraloría apele. En la instancia Bermúdez volverá a enfrentarse con Sergio Muñoz. Ambos discreparon hace unos meses sobre cuál de las dos instituciones tenía las competencias sobre las pensiones de los funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), ante lo cual el Senado dirimió que correspondía al contralor, golpeando al supremo.

Silva, de alguna manera, puso ahora a Bermúdez en bandeja a Muñoz. Este último era uno de los promotores de Roberto Contreras, otro de los candidatos, pero que no cuenta con apoyos necesarios en el Senado. Por ello, dice otra de las fuentes consultadas por este medio, Muñoz y buena parte de la Corte Suprema ven con buenos ojos la eventual llegada de Silva la máximo tribunal del país.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario