Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 28 de octubre de 2020
No cuadra con montos reales

Ministerio de Economía infla cifras de inversión de proyectos sustentables

Joaquín Riffo Burdiles

La Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables del Ministerio de Economía observa todos los proyectos que deben pasar por evaluación ambiental, lo que se refleja en un Reporte Mensual de Inversión que ha servido para orientar el gobierno y la prensa económica. El problema está en que estos resultados difieren en hasta tres veces menos respecto de la inversión real que finalmente aprueba el Servicio de Evaluación Ambiental.

En mayo de 2018 el presidente Sebastián Piñera junto al entonces ministro de Economía, José Ramón Valente, inauguraron la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables (GPS). En la instancia, las autoridades señalaron que el propósito de esta oficina es reactivar la inversión, mediante la labor de guiar a los inversionistas en los procesos que deben enfrentar para llevar adelante sus proyectos. Esto, ante los distintos servicios estatales que deben evaluarlos, siendo la aprobación ambiental uno de los escollos más grandes.

En esa oportunidad, Piñera indicó que con esta iniciativa “hemos declarado una verdadera guerra a la burocracia excesiva, a la negligencia, a la incompetencia, que muchas veces es lo que tiene a nuestro país paralizado”. 

Por su parte, el ahora ex ministro Valente aseguró en esa oportunidad que “hemos hecho un catastro de 65 mil millones de dólares en proyectos que podrían desarrollarse durante los próximos cuatro años. Y, si esos proyectos efectivamente ven la luz, la generación de empleos permanente va a ser entorno a los 250 mil empleos de calidad”.

Menos de cuatro meses después, a fines de agosto del año pasado, el encargado de GPS, Juan José Obach, anunció cuentas alegres en el primer balance de la entidad, afirmando que habían algunos datos fehacientes que indicaban que se estaba reactivando la economía: "del catastro que teníamos en marzo [203 proyectos], ha habido ocho proyectos que se han aprobado ambientalmente por un total de US$ 6.000 millones, lo que se traduce en 15.000 nuevos puestos de trabajo".

Lo que expresó Obach en la ocasión, tiene un correlato periódico expresado en un indicador: el Reporte Mensual de Inversión, el que da cuenta de la suma de la actividad que pasa por esta entidad, y que incluso, se comenta mensualmente en el Consejo de Ministros.

Sin embargo, el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) -instancia que ofrece la información final y oficial de la inversión que debe someterse a impacto ambiental- tiene resultados totalmente disímiles respecto de los mismos proyectos. Y estos muestran un considerable menor impacto económico que el pretendido por Obach. 

Varios de los proyectos de inversión medidos ambientalmente presentan montos de inversión aprobados por el SEA, reducidos incluso hasta un tercio respecto del valor presentado por GPS.

Batuco I, el kilómetro cero del problema

El 7 de febrero de este año, fue recepcionado en la Subsecretaría de Economía y Empresas de Menor Tamaño un requerimiento de información pública por parte de una vecina de la Comunidad Condominio Los Cántaros del sector de Batuco en la comuna de Lampa, a propósito del proyecto inmobiliario denominado Desarrollo Inmobiliario Batuco Etapa 1 de Inversiones y Asesorías H y C S.A., el que se encuentra actualmente en etapa de evaluación ambiental en el SEA. Este proyecto figura en la nómina de proyectos que la GPS actualmente gestiona. 

En la comparación del proyecto presentado en la GPS y el que finalmente fue evaluado en el SEA, se notaron significativas diferencias que muestran la sobrevaloración que hace GPS. Entre ellas, la cantidad de casas estaba un 300% arriba, la inversión estacional también un 300%, y la mano de obra en un 200%. 

Esto provocó que la Contraloría General de la República hiciera llegar un oficio al Ministerio de Economía, con la finalidad de aclarar el origen de la divergencia de las cifras presentadas a la vecina, quien solicitó el trámite ante el ente contralor. 

A partir de estas diferencias se hizo el ejercicio de revisar al azar otras iniciativas que aparecían en la página web de GPS, y la sorpresa fue grande al constatar que en varios casos habían diferencias de hasta tres veces respecto de las cifras presentadas por SEA, instancia en la que finalmente se fijan y aprueban todos los contornos de un proyecto.

Los descargos de Economía

Consultado sobre la disparidad en estas cifras, el Ministerio de Economía -organismo del que depende la GPS- indicó por escrito que "la información que aparece en el catastro de la Oficina GPS es aportada directamente por los titulares de los proyectos de inversión, la cual es solicitada semestralmente por la Oficina GPS con el objeto de poder mantener los números e información del catastro lo más actualizada posible".

En esa línea, el Ministerio asegura que "la información puede diferir de la que aparece en la página web del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), porque cuando los proyectos ingresan a tramitación ambiental, generalmente cuentan con un nivel de ingeniería básica que no permite dilucidar con exactitud los montos finales de inversión y empleo. Por esto, los proyectos que están en Oficina GPS deben actualizar su información periódicamente a medida que la ingeniería del proyecto avanza, para así poder obtener y publicar los datos más fidedignos posibles respecto al proyecto".

Sin embargo, las diferencias entre los datos que maneja GPS -una cifra transitoria- y SEA -la cifra real- muestran brechas tan grandes que -según expertos- invalidan cualquier conclusión sacada a partir de lo que pueda expresar GPS y su reporte mensual, la que muestra más inversión de la que efectivamente hay. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario