Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 20 de septiembre de 2020
The Red Hand Files

Nick Cave: "La corrección política ha crecido hasta convertirse en la religión más infeliz del mundo"

Andrés Almeida

the_red_hand_files.jpg

Foto: The Red Hand Files
Foto: The Red Hand Files

El músico australiano escribió en su habitual newsletter, The Red Hand Files, en el que responde preguntas de sus fans. En el último número aborda una inquietud acerca de su opinión sobre la cultura de la cancelación. Aquí tradujimos su respuesta.

A partir de septiembre de 2018 -un mes antes de ofrecer un concierto en Santiago- el cantante y compositor australiano Nick Cave, comenzó a escribir un newsletter en el que periódicamente elige alguna pregunta de sus fans acerca de sus creaciones, los procesos para llegar a ellos, y sus opiniones artísticas o filosóficas respecto de distinos tópicos de su universo creativo y poético.

En el último de ellos -el #109- Cave respondió las preguntas de Valerio, de Turín, Italia; ¿Qué es para ti la misericordia? y de Frances, de Los Ángeles, Estados Unidos; ¿Qué es lo que piensas de la cultura de la cancelación?

La respuesta tuvo impacto en el mundo angloparlante, al punto que The Guardian, un influyente diario británico, realizó un artículo al respecto.  

Esta fue la respuesta del músico en su newsletter: 

Queridos Valerio y Frances,

La misericordia es un valor que debería estar en el corazón de cualquier sociedad tolerante y funcional. La misericordia finalmente reconoce que todos somos imperfectos y, al hacerlo, nos permite el oxígeno para respirar, para sentirnos protegidos dentro de una sociedad, a través de nuestra común falibilidad. Sin misericordia, una sociedad pierde su alma y se devora a sí misma.

La misericordia nos permite la capacidad de participar abiertamente en una conversación libre, una expansión del descubrimiento colectivo que lleva hacia un bien común. Si la misericordia es nuestra guía, tenemos una red de seguridad de consideración mutua y podemos, para citar a Oscar Wilde, "jugar graciosamente con las ideas".

Sin embargo, la misericordia no es algo dado. Es un valor que debemos nutrir y al que debemos aspirar. La tolerancia permite al espíritu inquisitivo la confianza para vagar libremente, cometer errores, autocorregirse, ser audaz, atreverse a dudar y, en el proceso, arriesgarse con nuevas y más avanzadas ideas. Sin misericordia, la sociedad se vuelve inflexible, temerosa, vengativa y sin humor.

Frances, preguntaste sobre la cultura de cancelación. Por lo que puedo ver, cancelar la cultura es la antítesis de la misericordia. La corrección política ha crecido hasta convertirse en la religión más infeliz del mundo. El otrora honorable intento de reimaginar nuestra sociedad de una manera más equitativa ahora encarna todos los peores aspectos que la religión tiene para ofrecer (y nada de su belleza): la certeza moral y la justicia propia, despojada incluso de su capacidad de redención. Se ha vuelto bastante literal, la mala religión se ha vuelto loca.

El rehusamiento de la cultura de la cancelación a comprometerse con ideas incómodas tiene un efecto asfixiante en el alma creativa de una sociedad. La compasión es la experiencia principal, el corazón del evento, de la cual surge el genio y la generosidad de la imaginación. La creatividad es un acto de amor que puede chocar con nuestras creencias más fundamentales y, al hacerlo, da lugar a nuevas formas de ver el mundo. Ésta es tanto la función como la gloria del arte y las ideas. Una fuerza que encuentra su significado en la cancelación de estas ideas difíciles obstaculiza el espíritu creativo de una sociedad y ataca la naturaleza compleja y diversa de su cultura.

Pero aquí es donde estamos. Somos una cultura en transición, y puede ser que nos encaminemos hacia una sociedad más igualitaria, no lo sé, pero ¿qué valores esenciales perderemos en el proceso?

Con amor, Nick

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario