Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 21 de octubre de 2019
30% menos que en 1970

Norteamérica reduce su población de aves silvestres en 3.000 millones en 50 años

Andrés Almeida Farga

estorninos.jpg

Estorninos en bandada, una imagen que decrece
Estorninos en bandada, una imagen que decrece

El prestigioso journal Science publicó un estudio de Cornell University que establece que esta masiva disminución se debe al efecto de la humanos en el medio ambiente, y que conlleva gravísimas consecuencias en los ecosistemas, dada la función de los pájaros en la polinización de las plantas, la dispersión de las semillas y el control de plagas.

Un equipo de científicos liderados por Kenneth Rosenberg, del Laboratorio de Ornitología de Cornell University, observaron registros de avistamientos de aves durante cinco décadas en 143 puntos de observación distintos y llegaron a una conclusión terrible: la población de pájaros silvestres disminuyó en un 30%. Esto quiere decir que hoy existen 3.000 millones de aves menos en Estados Unidos y Canadá que en en 1970. Así fue publicado en el prestigioso journal científico Science.  

Si bien los enfoques científicos en la materia se habían centrado en la desaparición de especies, estos ornitólogos se preocuparon de la biomasa de aves, es decir, en especies que no necesariamente están en amenaza de extinción. Esto, dada su importancia en los distintos ecosistemas, donde cumplen las funciones de polinización de las plantas, dispersión de las semillas y control de plagas. 

"La extinción de especies ha definido la crisis global de biodiversidad, pero la extinción empieza con abundantes perdidas de individuos que pueden resultar de cambios en la composición y la función de sus ecosistemas", dice el paper de investigación 

Según varios científicios norteamericanos entrevistados tras la noticia, esto representa una gravísima crisis medioambiental. También se constata que esta disminución es por el efecto del ser humano en el entorno, en especial dada la acción de fertilizantes y plagicidas en los campos.

Así, la principal disminución se da en las grandes praderas del subcontinente norteamericano, las que se ubican en su centro geográfico, con 750 millones de aves menos (la mitad de su población). Un cálculo tomado de en un total de 31 especies investigadas, siendo las más afectadas las alondras, los gorriones y los estorninos.

El estudio se emparenta con uno realizado en Europa en 2009, por Exeter University, publicado en el journal Ecology Letters, en el que muestra una reducción de 25% de la población de aves silvestres en 25 países de Europa en 30 años; es decir 420 millones de aves menos que en 1980.

Según la ONG eñola SEO BirdLife, en 2018 el 40% de las especies 11.000 especies de aves existentes están perdiendo población a nivel mundial.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario