Suscríbete y obtén entre 20% y 25% de descuento en los cursos de inglés del Instituto Chileno-Británico de Cultura. Válido hasta el 26 de septiembre.
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 21 de septiembre de 2019
Análisis de infracciones

Peligro al volante: las transgresiones a la Ley de Tránsito de Viña Bus

Joaquín Riffo Burdiles

vinabusdelado.jpeg

Vecinos preocupados por el potencial de accidentes, debido a las malas condiciones de los buses y la velocidad con la que transitan. En la imagen, una micro incrustada en una casa en el sector de Achupallas en Viña del Mar. (Foto: 24horas.cl)
Vecinos preocupados por el potencial de accidentes, debido a las malas condiciones de los buses y la velocidad con la que transitan. En la imagen, una micro incrustada en una casa en el sector de Achupallas en Viña del Mar. (Foto: 24horas.cl)

Entre el 15 de abril y el 20 de mayo de 2019, la empresa del ex presidente de la ANFP, Reinaldo Sánchez, registró 121 partes y más de 230 infracciones. Entre las más graves están la falta de seguro obligatorio y neumáticos lisos, además de atropellos y accidentes. Aun así, hace muchos años no se licita el transporte público de la ciudad.

Suma y sigue el conflicto entre los vecinos y la empresa Viña Bus S.A. en el Gran Valparaíso. La compañía, propiedad de Reinaldo Sánchez, conocido públicamente por ser ex presidente de la ANFP y de Santiago Wanderers, sumó 230 infracciones y 121 partes en un poco más de un mes.

Esto aparece en la documentación solicitada por el diputado Andrés Celis (RN) a la Secretaría Regional de Transportes de Valparaíso (Seremitt), ante las continuas denuncias de los vecinos por problemas con Viña Bus. Esta información corresponde al periodo que va entre el 15 de abril y el 20 de mayo de 2019.

Dicho de otro modo, en esos 36 días, a la empresa de Reinaldo Sánchez se le cursaron más de seis infracciones diarias en promedio, para una flota estimada en 800 buses, según dijo el propio Sánchez en entrevista concedida a Quintavisión en 2017.

Estas infracciones fueron cursadas en 121 partes (más de tres diarios en promedio), por distintos incumplimientos en el servicio: velocímetros deficientes, ventanas trizadas, extintores descargados, asientos y luces de freno en mal estado, ausencia de señalética para reclamos, etc.

A ello se suman faltas más graves, como revisiones técnicas vencidas, neumáticos lisos o en mal estado y la falta del Seguro Obligatorio de Accidentes Personales (SOAP) que según la Ley N° 18.490 cubre los riesgos de muerte y lesiones corporales que sufran las personas como consecuencia de accidentes de tránsito en que intervenga el vehículo asegurado.

Todos estos antecedentes preocupan de sobremanera a las organizaciones ciudadanas de Forestal en Viña del Mar, el principal centro logístico de la empresa de Reinaldo Sánchez, ya que lo relacionan con los problemas de seguridad con los que tienen que convivir producto del servicio deficiente en el transporte público que tienen los recorridos de la compañía.

“No tener extintores cargados o presentar micros con neumáticos lisos y en mal estado en una situación de accidente es complejo. Tenemos buses circulando que no están con permisos de circulación, sin seguros obligatorios ni revisión técnica al día”, dice Jenny Carreño, presidenta de Codefo (Consejo Coordinador de Organizaciones Sociales de Forestal), quien añadió que en esta situación “no está fallando sólo Viña Bus, sino todo el aparato del Estado”, haciendo alusión a la falta de voluntad política por licitar el transporte en la zona, tal como informó INTERFERENCIA.

A su vez, se dio a conocer que nueve de los quince recorridos "200” -los de Viña Bus- incumplen con la frecuencia estipulada, a lo cual Reinaldo Sánchez se defendió en conversación La Estrella de Valpo, culpando de aquello a la falta de vías exclusivas y los atochamientos en el sector de no poder cumplir con lo exigido por las autoridades.

Organizaciones ciudadanas y distintas autoridades han alertado sobre la peligrosa combinación de estas transgresiones a la Ley de Tránsito, lo que se suma a que los choferes reciben remuneraciones por corte de boleto, lo que los insta a transitar a alta velocidad por rutas que incluyen pendientes, curvas y problemas de visibilidad producto de la vaguada costera.

En síntesis, una potencial combinación fatal para los pasajeros y vecinos de los recorridos por donde transitan los buses de Viña Bus, que ya ha cobrado numerosos accidentes, tal como indican varios reportes de la prensa local durante los últimos años.  

Sin ir más lejos, pocos días después del período en el que se realizó la fiscalización, una persona resultó fallecida atropellada por un bus colectivo. Si bien en su momento la nota de prensa de La Estrella de Valparaíso no indicó a qué empresa correspondía el vehículo, vecinos del sector dijeron a INTERFERENCIA que Viña Bus tiene el único recorrido que transita por esa zona. 

Cuatro prórrogas a licitación de transporte

La situación se da en el escenario de falta de licitación del transporte público que moviliza a pasajeros de Valparaíso, Viña del Mar, Villa Alemana, Quilpué y Concón, localidades donde las organizaciones vecinales han informado tanto la Fiscalía Nacional Económica (FNE) como a la Contraloría Regional de Valparaíso y a la Contraloría General de la República, por la persistencia de irregularidades en la operación de los buses.

Pese a los llamados de atención por parte de vecinos y autoridades políticas al problema, el sistema continúa sin licitar y ya cuenta con cuatro prórrogas a su haber, estando vigente la última hasta el próximo 7 de julio de 2019.

Por su parte, la Secretaría Regional Ministerial de Transporte y Telecomunicaciones (Seremitt) desde 2011 ha organizado un sistema de ordenamiento de los servicios de transporte público para el Gran Valparaíso conocido como perímetro de exclusión, el cual es una alternativa a la licitación, y que consiste en dictaminar condiciones de operación y utilización de vías, negociadas con los actuales operadores del transporte público del conurbado porteño. Según denuncian las organizaciones ciudadanas, este sistema limita la libre competencia y beneficia a Sánchez y al resto de empresarios que operan el transporte hasta la fecha, ya que determina que siempre que los operadores cumplan con las condiciones, no se llamará a nuevos concursos.

Es en este plano donde se desenvuelve Sánchez, uno de los mayores empresarios microbuseros del sector e histórico dirigente del gremio, cuya influencia es tal que llegó a ofrecer la instalación de una comisaría de Carabineros a los vecinos del sector Forestal en Viña del Mar a cambio de que las organizaciones vecinales del sector gestionaran ante el municipio viñamarino un terreno de 5.000 mts2 para instalar además ahí un terminal de buses de la empresa, justo al lado donde estaría emplazada la eventual comisaría, tal como informó INTERFERENCIA en su momento.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario