Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 25 de enero de 2020
Se expondrá el próximo martes

Proyecto de ojos bordados en homenaje a víctimas de represión llega hasta el Museo de la Memoria

Joaquín Riffo Burdiles

lienzo_ojos.jpeg

Parte del lienzo compuesto de distintos bordados en una manifestación en el centro de Concepción.
Parte del lienzo compuesto de distintos bordados en una manifestación en el centro de Concepción.

La iniciativa Borda sus ojos organizada en Concepción recibió 875 ojos bordados desde todo Chile con distintas técnicas y temáticas para concientizar sobre las víctimas oculares en las manifestaciones.

Dentro de los hitos más notorios del período en el que se han desarrollado las manifestaciones en Chile a partir del 18 de octubre, la gran cifra de heridos oculares -que hasta el 12 de diciembre suman 357, según cifras del INDH- ha sido uno de los más llamativos, al punto de convertirse en un emblema de los manifestantes en la búsqueda de justicia. 

A raíz de aquello, la bordadora Lilian Urzúa y la ilustradora María Ignacia Jerez, ambas de Concepción, decidieron crear la iniciativa colaborativa Borda sus ojos, que pretende visibilizar de forma artística la tragedia que han vivido los lesionados. 

En conversación con INTERFERENCIA, Lilian Urzúa explicó que “esto nace como un homenaje para quienes han perdido la vista durante este periodo. Hice la invitación individualmente y alguien me habló para darle más forma. Empezamos a ver que mucha gente estaba apañando así que pusimos delegadas en casi todas las ciudades del país, cerramos el plazo de recepción el 1° de diciembre y contamos 875 ojos bordados hasta esa fecha”.

Con una convocatoria que partió el 14 de noviembre, y con bordados que llegaron desde todo el país -y también desde Argentina, Brasil y Estados Unidos- la organización se abocó a recepcionar en distintas ciudades los bordados, centralizar los envíos hacia Concepción y en dicha ciudad bordar lo que sería el lienzo que estrenaron hace unos días y que la próxima semana será exhibido, tanto en la Plaza Italia (llamada también Plaza de la Dignidad) como en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. 

ojos1.jpeg

Una fracción de los bordados recepcionados en Santiago.
Una fracción de los bordados recepcionados en Santiago.

Sobre la exposición en el espacio dedicado la memoria de los derechos humanos, Urzúa comentó que “en primer lugar el objetivo era que fuese para el Museo de la Memoria y empecé a preguntar con quién me podía ubicar. Hablé con chicas de Bordando Resistencia y ahí llegamos al contacto de la productora”. A su vez, se han mantenido en contacto con la Pinacoteca de la Universidad de Concepción para ver la posibilidad de exponer en ese recinto. 

Diseño libre y descentralizado 

Una de los elementos que llama la atención al observar el lienzo de Borda sus ojos es la cantidad de diseños y técnicas que se utilizaron en la confección de los bordados. 

“El tema eran los ojos, pero desde un principio dejamos que la interpretación fuese libre. Sólo pedimos que las medidas se ajustaran a 15 x 15 cm por un tema de espacio, pero en algunos casos también nos llegaron diseños más grandes”, explica Urzúa. 

En esa línea, la bordadora dice que la curatoría de los trabajos fue “bien diversa en interpretaciones de técnica y diseño. De hecho, algunos bordados piden paz, mientras otros tienen frases como ‘no vamos a parar hasta que se haga justicia’. Nosotros tratamos de que fuese lo más limpio posible”. 

ojos2.jpeg

Los trabajos que componen el lienzo tienen distintos diseños y técnicas.
Los trabajos que componen el lienzo tienen distintos diseños y técnicas.

En relación a que una iniciativa salida desde fuera de Santiago haya logrado tener una cobertura nacional, Urzúa comentó que “valoramos que sea desde regiones. Hemos estado gestionando con la Pinacoteca de la Universidad de Concepcíón a ver qué pasa. Nos gustaría que en el futuro se quede acá en Concepción, ya que el lienzo nació aquí y se debería quedar aquí. Aunque si nos dejan conservarlo en el Museo de la Memoria y sirve para recordar estos casos, también está bien”, dice.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario