Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 6 de diciembre de 2019
Deloitte auditando a rivales

Querella contra Carabineros enfrenta a dos proveedores del Estado

Nicolás Massai D.

La empresa Upgrade se fue en contra del Hospital de Carabineros por una frustrada licitación. A pesar de que los principales querellados son dos generales –uno en retiro y otro activo–, la acción esconde un conflicto entre esta firma y Deloitte, otro proveedor tecnológico del Estado, que habría sido contactado para auditar los servicios de su competidor.

Las contrataciones relacionadas a la tecnología en el Estado suelen ser un plato apetecido de las grandes empresas que se dedican a este rubro. Dentro del mercado se encuentran proveedores como Upgrade Chile S.A., que trabaja hace más de 30 años en estos temas –y que tiene un total de ventas a instituciones públicas superior a 60.000 millones–; y por otro lado está Deloitte Chile, la consultora internacional dedicada a la auditoría, pero que también tiene un giro como vendedor de “actividades de programación informática”, sumando en total más de 5.000 millones de pesos adjudicados en compras, según Mercado Público.

Ambos se encuentran librando una soterrada lucha que quedó al descubierto en una querella presentada en febrero de este año por Upgrade contra el Hospital de Carabineros (HOSCAR). La acción judicial ingresada ante el 4º Juzgado de Garantía de Santiago, ocurrió luego de que ambas partes suscribieran un contrato que tenía como objetivo el desarrollo de una ficha clínica moderna que ayudaría en la gestión hospitalaria, un proceso que terminó anticipadamente por personal de la policía uniformada.

En este proceso, patrocinado por el abogado Ciro Colombara, los principales querellados son dos generales de Carabineros; uno activo, Luis Soto Barrientos, director de salud –y actual miembro del alto mando–, y otro en retiro, Ricardo Contreras Faúndez, ex director de salud de la institución. Este último es apuntado porque se habría saltado el sistema de compras públicas para contratar a Deloitte, cuyo principal objetivo aparentemente fue auditar el trabajo de Upgrade, su competidor directo.

Una contratación millonaria

El 26 de mayo de 2014 se suscribió el contrato entre el Fondo para Hospitales de Carabineros y Upgrade, por un monto un poco menor a 6.000 millones de pesos, para instalar e implementar un sistema de gestión de ficha clínica, lo que supuestamente optimizaría la labor hospitalaria.

Según la querella presentada por las empresa Upgrade, el HOSCAR se dio cuenta a mitad de camino, con el acuerdo ya firmado, que se requerían algunos elementos no incluidos en las bases, por lo que se realizaron cambios al contrato.

A pesar del presupuesto abultado, dentro del hospital comenzaron a haber problemas. “Los funcionarios del hospital mostraron animadversión al cambio y, continuamente, se negaron a implementar y utilizar un nuevo sistema, distinto al que ellos aplicaban día a día. Principalmente, esta negación al cambio se vio reflejada en dos actitudes (…) sus constantes negativas a asistir a las capacitaciones dispuestas por Upgrade (y) la poca disposición de tiempo que mostraron para participar en etapas claves para el correcto desarrollo del proyecto”, se lee en la querella.

En vista de que el proceso no se estaba llevando a cabo de la manera esperada, la dirección de salud de Carabineros habría decidido contratar los servicios de Deloitte para auditar el trabajo de Upgrade. Este tema no es menor, pues ambas empresas son competidoras en venta de servicios tecnológicos, algo que fue calificado como “impresentable” por una persona relacionada a compras públicas que habló con INTERFERENCIA.

Según la querella, los informes entregados por Deloitte fueron el principal argumento para que HOSCAR resolviera imponer multas a Upgrade e incluso poner término anticipado al contrato, cobrando millonarias garantías que hoy tienen a ambas partes enfrentándose en la justicia. Y acorde a la acción judicial, el Fondo para Hospitales emitió 13 órdenes de compra a Deloitte a través de distintos servicios para revisar el desempeño de Upgrade, por un precio de 302 millones de pesos, entre septiembre de 2017 y agosto de 2018, lo que también podría abrir un flanco para la dirección hospitalaria de Carabineros, pues se levanta la sospecha de que haya sido una compra fragmentada eludiendo el reglamento de la ley sobre contratos administrativos con instituciones públicas.

La querella es por los delitos de prevaricación, malversación y fraude al fisco. Hasta el momento, Carabineros no ha hecho una contestación de esta.

Revisa la querella aquí.

Adjuntos: 
AdjuntoTamaño
Icono PDF querella_upgrade_carabineros.pdf783.4 KB

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario