Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 11 de mayo de 2021
Candidata D20

Rossana Vidal: La enfermera y abogada que quiere una constitución sin referentes internacionales

Francisco Velásquez

 La candidata mezcló las leyes y la clínica en la perspectiva de la bioética y desde ahí ha trabajado atendiendo a personas sin hogar en el gran Concepción. Es parte de la Lista del Pueblo y la con mayor patrocinios al momento de inscribir su candidatura por el distrito 20 en el Servel. Quiere desarrollar una Constitución sin referentes, única y propia de Chile.

Rossana Vidal es candidata independiente por el distrito 20 a la Convención Constituyente por la lista del Pueblo. Fue la primera mayoría en patrocinios a la hora de inscribir su candidatura en el Servel en su distrito. La candidata de 51 años es enfermera, profesión que ejerció durante 17 años, especializándose en trasplante y diálisis. Posterior a esto, estudió derecho y profundizó su formación con un postgrado en Bioética.

Es directora ejecutiva de la corporación Sempiterno, dedicada a atender personas en situación de calle, investigado sobre la autonomía y justicia para las personas sin hogar. Se dedica hace 14 años a la docencia universitaria en instituciones como la Universidad de Concepción, Universidad San Sebastián y Universidad de las Américas. Según comentó, sus alumnos le decían que pusiera en práctica lo que les enseñaba,  porque este era el momento de hacerlo.

 - ¿Qué modelo de referencia de constitución tiene en mente para Chile? 

- No tengo modelo de referencia. Ese es uno de los grandes paradigmas que tenemos que cambiar, es necesario mirar el derecho comparado, pero tenemos que hacer una constitución que sea totalmente nuestra, porque hemos tenido problemas cuando importamos políticas que vienen de otros mundos que no se adaptan al nuestro. 

Me gustan elementos de la constitución española, pero no es posible aplicarla acá. Necesitamos una constitución que refleje la participación y que los constituyentes participen en su redacción.

- Respecto a los conflictos socioambientales que vive Concepción y otras regiones del país, ¿qué elementos deberían considerarse para incorporar en la nueva constitución?

- En mi caso como una persona formada en bioética, este es un tema muy relevante.  Si lo analizas objetivamente, en la constitución está descrito el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación. Esta llamada responsabilidad social permite generar impactos ambientales negativos, pero las empresas lo compensan con bonos verdes, ahí es donde tenemos que poner atención. 

Tenemos que entender que el ecosistema es lo que nos va a permitir seguir adelante. En la constitución hay que establecer no solo sanciones o compensaciones, sino que hay que evitar el daño sistemático del ecosistema.

- Al generar un desincentivo en la instalación de faenas industriales ¿Cómo cree que se podría mantener la economía de estos territorios?

- En forma concreta es volver al origen, si observamos a los pueblos originarios podemos ver la relación que existe entre las comunidades y la madre tierra. Existen formas objetivas de llegar a un equilibrio, pero lo que pasa es que siempre vemos todo con fines gananciales. No se trata de bloquear las faenas ni las industrias, sino que hacerlo en su justa medida. 

Estamos invadidos de extractivismo en Chile, no somos respetuosos y hay que hacerlo distinto. A lo mejor no vamos a tener un país tan productivo, pero va a ser justo y le daremos la posibilidad a nuestro entorno ambiental de recuperarse. Tenemos la tecnología que nos permite hacer las cosas bien, no hemos visto a la naturaleza como un ente que merece respeto. Se puede hacer y ahí sí vale ver a otros países más desarrollados que lo han hecho bien.

- Sobre el rol del Estado en materias como educación y salud ¿cuál es su opinión? 

- Necesitamos un estado de bienestar que sea garante de derechos sociales fundamentales  y no subsidiario. El estado debe garantizar derechos sociales. 

En un momento se tomó la decisión de transformar los derechos humanos fundamentales en bienes de mercado y esos fueron la salud y la educación. Cuando se transforma un derecho en un bien de mercado, se abre una enorme brecha de inequidad, porque podrás hacer ejercicio del derecho en la medida que tengas la posibilidad de adquirir. Es fundamental que la educación, que es la que te permite el ejercicio de los demás derechos, sea accesible, de calidad y que permita nuestro proyecto de vida de manera autónoma y autodeterminación con lo que queremos hacer.

En salud se nos está muriendo la gente, porque no tienen dinero. Tenemos que tener un sistema que nos asegure aquellos derechos sociales.

- ¿Cómo abordaría la discusión sobre pueblos originarios en la constitución?

- He estado en ngillatun, trabajé en Temuco, tengo cercanía con el pueblo mapuche. Hay que darle a ellos la palabra, me encantaría escuchar las formas como ven el mundo, su cosmovisión.

Durante mucho tiempo han estado segregados. Es el momento que tengan la primera voz para aprender de ellos. Hay muchas cosas que ellos nos pueden enseñar, pero hay que tener la voluntad de aprender y así comenzar a complementarnos.

Este es el primer paso para un estado plurinacional. Hay muchas otras culturas que están aportando en nuestro país, a los que hay que darles voz y voto.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario