Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 15 de abril de 2021
Especial Independientes 2021

Sindy Salazar: La abogada de DD.HH. que quiere abrir la Convención a las asambleas ciudadanas

Francisco Velásquez

La candidata de Asamblea Popular Constituyente del Gran Concepción ve como prioridad constitucional la descentralización de las políticas de educación y el establecimiento de los derechos de la naturaleza. Esto aunque sea posible que deban salir de la Región del Bío Bío algunas empresas contaminantes.

Sindy Salazar tiene 35 años, es abogada y candidata constituyente por la Asamblea Popular Constituyente por el Distrito 20, el que comprende las comunas de Hualqui, Chiguayante, San Pedro de la Paz, Tomé, Hualpén, Penco, Concepción, Coronel, Talcahuano, Florida y Santa Juana. 

Dicha lista alcanzó las firmas para constituirse, y Salazar fue la candidata que más apoyos obtuvo, razón por la cual entra en este especial que ahora se concentra en conocer a los candidatos de listas independientes del distrito que agrupa a las comunas del Gran Concepción.

Desde el colegio, Salazar ha estado vinculada a la política, primero como parte del centro de alumnas del Liceo de Niñas de Concepción y luego en la universidad. Cuando comenzó la revuelta en 2019, junto a un grupo de abogados, la actual candidata empezó su labor en el Comité 19 de Octubre, que nació para defender los derechos humanos de los manifestantes en las protestas, en comisarías y hospitales. 

Además, participa en un grupo feminista de Hualpén, ciudad de donde es originaria y en la Asociación de Abogadas Feministas del Bío Bío. 

- ¿Qué modelo de referencia de constitución tiene en mente para Chile? 

La idea que tenemos es levantar un programa colectivo y un mandato popular nacido principalmente desde la Asamblea Popular, desde los territorios, las organizaciones sociales, sindicales y feministas.

Lo que queremos decir es que no hay un programa escrito, sino que uno dinámico, porque lo que queremos tener es una discusión constitucional y en la medida que se da esta discusión institucional, ir agregando lo que surja de la asamblea. 

En virtud de eso, lo que tenemos como referencia es la democratización de los espacios sobre toda la discusión para la convención constitucional. Lo que queremos es repensar la institucionalidad completa, para de verdad crear desde una hoja en blanco.

Apuntamos a desmercantilizar los derechos sociales, como la salud, la educación, pensiones y seguridad social. No solo el reconocimiento de estos derechos sociales, sino que también a la accesibilidad. 

- Respecto a los conflictos socioambientales que vive Concepción y otras regiones del país, ¿qué elementos deberían considerarse para incorporar en la nueva constitución?

Primero debería apuntarse al reconocimiento de los derechos de la naturaleza, esto viene a fortalecer este ámbito que está tan desprotegido en la actual constitución, la verdad es que tienen una nula protección. 

Con el reconocimiento de los derechos de la naturaleza, como sujeto de derechos, las cuencas hidrográficas, derecho humano al agua y otros temas, podría equipararse de alguna manera y poder estar en buen pie para combatir el avance extractivista. 

Debería haber una prohibición expresa para que todo aquel que levante una empresa tenga esta obligación de no destrucción y de no contaminación, no solo del espacio natural, sino que también del patrimonio cultural. 

También está el desarrollo inmobiliario que ha arrasado con muchos humedales sobre todo en Concepción, donde está lleno de estos espacios naturales y culturales. Por otra parte, deberían preguntarle a las comunidades cuáles son sus espacios culturales para que no lleguen sin saber nada a estos territorios. 

- Al generar un desincentivo en la instalación de faenas industriales ¿Cómo cree que se podría mantener la economía de estos territorios?

No tendría miedo a eso. Creo que en el fondo este tipo de empresas se tendrían que adecuar a la realidad que significa proteger los ecosistemas. Va a haber quienes no quieren hacerlo y va ser parte de la evolución que tenemos que tener como sociedad. 

Hay un periodo de transformación y vamos a tener que apuntar a quienes quieren o no esta transformación. Lo importante es entender qué objetivos tenemos como sociedad.

Tenemos que avanzar hacia el reconocimiento de esos derechos de la naturaleza, los que se quieran ir porque buscan solo depredar la naturaleza y recursos naturales, no les va a quedar cabida, porque tampoco es nuestro horizonte como sociedad. Esa transformación va a ser paulatina. 

- Sobre el rol del Estado en materias como educación y salud ¿cuál es su opinión? 

Tenemos un sistema que cada vez que puede nos recalca y profundiza la desigualdad, sobre todo en salud y educación. Cada vez se hace más evidente esa desigualdad, la pandemia vino a profundizar esto y nos enrostra una realidad que no queremos ver. 

Yo vivo en Hualpén y tengo una hermana que es profesora y conversamos cómo para muchos niños es impensado continuar con clases online, porque tienen hermanos, en los hogares no cuentan con los aparatos electrónicos necesarios para todos, y muchas de esas familias se encuentran con problemas de cesantía, donde los hijos mayores tienen que salir a trabajar. Esa es una realidad que no está identificada por la autoridad, porque existe un gran desapego de la realidad que se vive en las poblaciones. Las políticas públicas están construidas de una manera que no se condicen con la realidad y eso en la educación pasa mucho. 

Por ejemplo, he conversado con representantes del Colegio de Profesores que me dicen que muchas veces sus alumnos quieren ser pescadores, pero ellos no pueden apuntar la educación a esas especialidades, porque existen límites como el currículum. El sistema educativo está apuntado a una forma que desconoce las realidades locales, como Tumbes o Talcahuano, que son zonas de pescadores y que es muy diferente al resto del país. 

La educación en Chile no se condice con la realidad de los diferentes territorios y eso creo que es lo que falta. Además, de apuntar al fortalecimiento de una educación, gratuita, laica y no sexista. Apuntar también, a que la educación tenga una identidad desde los territorios y la geografía de este país diverso. 

Para la salud es importante este mismo punto, además de desmercantilizar el derecho a la salud. También creo que es ir identificando las realidades de las propias comunas que tienen necesidades distintas. 

La creación de un fondo único de salud solidario, junto con el seguro de salud universal que elimine las isapres y la desigualdad que existe en el acceso. 

- ¿Cómo abordaría la discusión sobre pueblos originarios en la constitución?

Apuntamos a un Estado plurinacional y al reconocimiento de la diversidad cultural que existe en el país y al efectivo respeto de la autodeterminación de los pueblos. 

Esta autodeterminación apunta a que ellos determinen la discusión que se quiere dar al respecto a sus propias gobernanzas y sus propias formas de abordar su economía, apuntamos a la soberanía alimentaria y también a una gobernanza colegiada. 

Los organismos que apuntan a la descentralización deben comprender también a las comunidades colegiadas, tomando en consideración las diferentes gobernanzas que dan estos pueblos.  Sobre eso tiene que haber una propuesta, pero el grueso debe estar dado desde los pueblos originarios que incluso tienen formas de justicia que desconocemos. 

Hay que apuntar al efectivo respeto de la autodeterminación de los pueblos con propuestas que piensen en órganos colegiados desde las comunidades, desde la descentralización, que es una punta de lanza, que deberíamos plasmar en una constitución, hay que priorizar la propuesta que pueden levantar los pueblos originarios.

El reconocimiento de un Estado plurinacional tiene que ver con que se autodetermine su autogobernanza también, ahora lo que veo como propuesta es que dentro de esta existan órganos estatales colegiados que provengan de las gobernanzas propias de los pueblos originarios y también desde los no originarios. Dentro de esos grupos colegiados se pueden disponer otras formas que vayan coordinando en esto. O por lo menos, que ellos determinen si quieren o no hacerlo. 

-¿Hay algún personaje histórico chileno que admire?

No tengo un referente histórico que admire. Los referentes que tengo son mujeres, vecinas que solidarizan levantando ollas comunes. Así como también, a aquellos con los que disputamos espacios de poder contra los que siempre han estado ahí. 

Esos son mis referentes, los que irrumpen en esta realidad y que muchas veces no se ven.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario