Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 15 de agosto de 2020
The Conversation

Trabajadores de bajos sueldos experimentan nuevos peligros emocionales durante el Covid-19

Lola Loustaunau
Ellen Scott
Larissa Petrucci
Lina Stepick
The Conversation

AP Photo/Nati Harnik

AP Photo/Nati Harnik
Los trabajadores de servicios son recurrentemente encomendados a hacer cumplir las políticas de mascarillas y distancia impuestas por las empresas. AP Photo/Nati Harnik

En este artículo del medio estadounidense The Conversation, un grupo de sociólogas presentan uno de los principales descubrimientos obtenidos durante una investigación en torno al efecto del Covid-19 en trabajadores esenciales de bajos salarios: el trato por parte de los consumidores ha empeorado y se ha transformado en un riesgo más a considerar.

La gran idea

De acuerdo a entrevistas que realizamos en abril, los trabajadores que se desempeñan en el área de los servicios se encuentran enfrentando nuevos peligros físicos y emocionales cada vez más recurrentes en sus lugares de trabajo a raíz de la pandemia del coronavirus. Encontramos que, en adición a estar asustados y ansiosos por su propia salud y posible exposición al Covid-19 mientras trabajan, estos empleados indicaron que lidiar con emociones impredecibles de los consumidores se transformó en una carga adicional.

Los empleados con los que hablamos reportaron que las interacciones con consumidores tienen una carga emocional mayor cuando se trata de problemas como el requerimiento de mascarilla y otras reglas de seguridad. Los trabajadores de color, en tanto, aseguraron estar sufriendo de un incremento en acoso racial cada vez mayor.

La exposición a estos peligros emocionales se extendió ampliamente a través de los trabajadores entrevistados, algo que están llevando del trabajo a sus casas. Un cajera de supermercados con preexistencias médicas nos comentó que su hijo "está muy preocupado, al punto de casi llorar, porque no quiere que yo vaya [a trabajar] porque sabe que no es seguro. Yo me sentí horrible ya que tampoco quiero ir, pero sé que tengo que hacerlo".

Por qué importa

A medida que distintos estados y negocios tratan de reabrir a partir de una serie de guías y protocolos de salud, los trabajadores han quedado regularmente expuestos a ser la primera línea a la hora de aplicar estas medidas de salud como requerir a los consumidores el uso de mascarilla o la mantención de la distancia social. Algunos consumidores han reaccionado con violencia, lo que agrega la amenaza de una agresión física a trabajadores que ya están expuestos de manera desproporcionada a un virus letal.

En nuestro estudio, la experiencia de los empleados- de los cuales la mayoría trabajó durante la cuarentena - revela la necesidad de que tanto el gobierno como las empresas se hagan cargo de estos nuevos peligros emocionales y protejan a los empleados del acoso de los consumidores. Sin indicaciones de seguridad claras por parte del gobierno, los trabajadores pueden, por ejemplo, transformarse fácilmente en blanco de acoso al tratar de implementar las políticas sanitarias que determine la empresa. Estos también expresaron que las compañías empleadoras comúnmente tenían mecanismos débiles para aplicar sus medidas, ajustaban frecuentemente las políticas sanitarias y no proporcionaban apoyo para lidiar con interacciónes intensas con los consumidores.

Qué sigue

Estos resultados son parte de una serie de estudios en curso que estamos conduciendo con trabajadores esenciales de una variedad de roles - tales como los que realizan cuidados domésticos y procesamiento de comida - para examinar cómo están navegando por estos nuevos riesgos emocionales durante la pandemia. También estamos examinando los esfuerzos realizados por los trabajadores para organizarse para exigir mejores protecciones, y cómo estos desafíos están afectando a sus familias. 

Cómo hacemos nuestro trabajo

Cómo equipo de sociólogos de la Universidad de Oregon, confiamos en ricos datos cualitativos obtenidos en entrevistas en profundidad, focus groups y observación participante. Nuestros resultados para este caso fueron obtenidos luego de entrevistar a docenas de trabajadores del hospital de Oregon, del retail y de servicios relacionados a la industria de la comida, a quienes conocimos el 2019 como parte de un estudio en curso. 

Lola Loustaunau, candidata a Ph.D, University of Oregon; Ellen Scott, profesor de sociología, University of Oregon; Larissa Petrucci, ayudante de investigación en el Labor Education & Research Center, University of Oregon , University of Oregon y Lina Stepick, facultad de Labor Policy Research, University of Oregon

Este artículo fue republicado desde The Conversation bajo una licencia de Creative Commons. Lea el artículo original acá.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario