Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 20 de abril de 2019
110 muertos y 259 desaparecidos

Tras desastre, minera Vale de Brasil decide cerrar 10 relaves y se expone a sanciones

Catalina Mundaca

A una semana de ocurrida la rotura de la presa Corrego do Feijão en el estado de Minas Gerais (sureste), la empresa Vale S.A. comienza a pagar los costos del desastre: junto al desmantelamiento de 10 presas similares a la siniestrada, las autoridades brasileñas anunciaron el congelamiento de más de 800 millones de reales (cerca de 191 millones de euros).

Mientras continúan las labores de búsqueda de los desaparecidos, a nivel administrativo, la compañía productora de hierro más grande del mundo siente los estragos de la descomunal catástrofe. El anuncio del cierre de las operaciones de estas 10 presas, supone un importante recorte en la producción, en un “sacrificio” anunciado por la compañía, con el objetivo de prevenir la ocurrencia de tragedias similares a la de Brumadinho.

Desmantelamiento que no será de un día para otro. Implica eliminar su contenido y destruir su estructura, proceso que puede demorar al menos tres años. Al respecto, el presidente ejecutivo de VALE S. A., Fabio Schvartsman, explicó que se gastarán 5.000 millones de reales (1.136 millones de euros) en este trabajo. Sin embargo, este proceso tendría un importante costo laboral, del que Schvartsman explicó se harán cargo, reubicando a los 5.000 empleados que se verán afectados.

La policía arrestó a cinco empleados encargados de certificar la seguridad de la presa. Tres de Vale S.A. y dos ingenieros de TÜV SÜD, empresa de auditoría y certificación alemana contratada por Vale en junio y septiembre de 2018 para examinar la seguridad del embalse.

Mientras tanto, la policía arrestó a cinco empleados encargados de certificar la seguridad de la presa. Tres de Vale S.A. y dos ingenieros de TÜV SÜD, empresa de auditoría y certificación alemana contratada por Vale en junio y septiembre de 2018 para examinar la seguridad del embalse. Asimismo, se dictaron siete órdenes de allanamiento a la empresa, por presunto asesinato, falsificación de documentos y delitos ambientales. Diligencia en la que fueron incautados teléfonos, documentos, computadores y otros artículos pertenecientes a los detenidos y que servirán como evidencias. Los detenidos serán interrogados por la fiscalía en Belo Horizonte y la policía confirmó que pueden pasar hasta 30 días en reclusión.

El principal fiscal ha dicho que los ejecutivos de Vale S.A deberán asumir la responsabilidad legal de este desastre. Mientras Bolsonaro envío tropas y rescatistas que se constituyeron en el lugar el mismo día del accidente. Además, este martes el gobierno emitió una serie de medidas para resguardar la seguridad de las zonas aledañas a otros relaves.

Impacto Ambiental

El Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama) informó este jueves que 270 hectáreas de tierra fueron devastadas por el alud. Entre ellas 133,27 hectáreas de bosque y 70,65 hectáreas de protección permanente que se extienden a lo largo los cursos de aguas contaminados por los residuos mineros. Además, se suman otras 65,92 hectáreas de otras categorías como pastos o cultivos.

Por otro lado, los equipos de búsqueda y rescate han debido sacrificar una gran cantidad de animales sepultados entre los escombros y residuos del embalse, debido a la gravedad de sus lesiones.

Bajo este duro panorama, diversos expertos en derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidieron una investigación imparcial sobre el colapso mortal de la represa.

Bajo este duro panorama, diversos expertos en derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidieron una investigación imparcial sobre el colapso mortal de la represa, según un comunicado del relator especial de la ONU sobre tóxicos, Baskut Tuncak.

“Instamos al Gobierno a actuar con decisión para hacer todo lo que esté a su alcance para prevenir más tragedias y llevar ante la justicia a los responsables de este desastre”, dijeron los expertos, señalando con preocupación los esfuerzos desreguladores en materia de protección ambiental y social en Brasil en los últimos años, según el comunicado.

La empresa ya había sufrido el estallido de una represa del mismo tipo en el año 2015, en el cual murieron 19 personas. Por esta causa Vale S.A. había dejado de añadir relaves y ya había desmantelada nueve embalses por motivos de seguridad.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario