Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 19 de septiembre de 2020
Sector Farellones

Vecinos de la operación Los Bronces rechazan acuerdo de trabajo conjunto con Anglo American

Camilo Solís

La multinacional propuso un acuerdo de nueve puntos a vecinos y ambientalistas, con quienes ha tenido históricas disputas por cuestiones ambientales, hídricas y viales. “No dicen nada sobre los problemas de fondo", fue parte de los argumentos para dar la negativa, la cual la empresa dice no estar en conocimiento.

La disputa que algunas organizaciones -vecinales y ambientales- han mantenido con la empresa de capitales británicos Anglo American, a propósito del proyecto minero Los Bronces es de larga data.

“Nosotros llevamos en esto con Anglo American desde el año 2012, cuando ocurrió la muerte de uno de nuestros vecinos, aplastado por uno de los camiones de la empresa, el señor Eduardo Frazier”, señala Armando Aldunate, presidente de la Corporación de Vecinos Camino a Farellones. 

Dicha corporación ha tenido que luchar largos años, entre otras cosas, por el peligro que ha significado para la comunidad el uso que la minera le ha dado al Camino a Farellones. Acusan la presencia de gran cantidad de camiones sobredimensionados para el tamaño de la ruta, tráfico permanente de buses, accidentes de tránsito, vibraciones, y polvo en suspensión, en un camino que -según fuentes vecinales- en algunos trayectos ni siquiera cuenta con berma. 

En este contexto de conflicto, que también ha llegado a diversos pleitos judiciales, Anglo American hizo llegar a la Corporación Vecinos del Camino a Farellones, y además a la Corporación de Defensa de la Cuenca del Mapocho, un documento en que les propone un “acuerdo de trabajo conjunto”.

El documento individualiza a las tres partes -las dos corporaciones mencionadas y Anglo American Sur SA- y está escrito con un formato de documento notarial, de tal forma que pueda ser rellenado con ciertos antecedentes y así proceder a la firma del acuerdo. Consta de nueve puntos para realizar una serie de actividades en conjunto con las organizaciones.

Uno de estos puntos señala que este acuerdo busca abordar “las inquietudes y preocupaciones comunitarias entregando respuesta oportuna y resolutiva por parte de ‘Anglo American’ que permita establecer una relación de confianza, permanente y de largo plazo con ‘las organizaciones firmantes’”. Propone también una serie de instancias en que ambas organizaciones puedan participar de la monitorización de determinados trabajos, por ejemplo, en la elaboración de “una estrategia de repulpeo del Depósito Pérez Caldera”, tranque relave que acumula residuos mineros en el sector.

Además propone “constituir un grupo denominado Comité Seguimiento Socioambiental para la gestión de las iniciativas detalladas en este documento. Manteniendo reuniones periódicas y contando con, al menos, tres representantes por cada una de las instituciones aquí firmantes”.

Sin embargo, estas corporaciones han decidido rechazar este acuerdo. La razón principal que aducen es porque no cumple con ninguno de los requerimientos por los que han dado la pelea durante años.

Aldunate, de la Corporación de Vecinos Camino a Farellones, señala que el acuerdo “no cumple ni con el mínimo aceptable. No ofrecen nada, es puro bla bla. Nosotros hemos estado pidiendo un camino alternativo. Que las sustancias peligrosas que circulan por este camino se transporten por otro medio hacia arriba. Nunca hicieron nada de nada. No sacaron los camiones sobredimensionados. Ofrecen, pero no cumplen nada. El uso excesivo de agua en el sector continúa, el polvo en suspensión y una serie de externalidades que nos afectan. Este es un documento que fue redactado para decir 'nosotros estamos conversando con esta gente para llegar a un acuerdo'. No es cierto, no hay nada”.

Cabe decir, que ha sido demostrado que el polvo en suspensión producto de las faenas mineras afecta a los glaciares que se encuentran en los cerros aledaños a ese sector cordillerano, porque aceleran su derretimiento. Esto podría involucrar graves consecuencias en caso de producirse un deslizamiento sobre los relaves mineros que existen en la zona, además de lo grave que significa que la principal fuente de agua de todo Santiago, se derrita de manera más acelerada. 

En la Corporación de Defensa de la Cuenca del Mapocho son de una opinión similar. Cristóbal del Río -uno de sus miembros- señala que este acuerdo propuesto por Anglo American “no aborda los temas más sensibles que a nosotros nos preocupan, como lo es la protección de los glaciares que abastecen la cuenca, el consumo de agua de la faena, la contaminación de los cursos y las napas, entre otros aspectos”.

Además, Del Río señala que el acuerdo propuesto por la empresa se da en el contexto de una sentencia favorable a Anglo American en la Corte Suprema que demoró tan solo una semana en ser tramitada. "Uno no espera tanta diligencia cuando los fallos de este tribunal se demoran meses en fallar", señaló Del Río, respecto de un recurso para revocar un procedimiento de evaluación ambiental del Servicio de Evaluación Ambiental que esta organización consideraba viciado.

INTERFERENCIA se comunicó con Anglo American para conocer su perspectiva sobre el fallido acuerdo. La empresa señaló que esta propuesta de trabajo conjunto fue enviada “en respuesta a una solicitud de la Corporación Salvemos Camino a Farellones de contar con un documento que formalizara la líneas de trabajo y donde las partes se comprometieran a cumplir lo que en él se establecía. Hasta la fecha la compañía no ha recibido respuesta a la propuesta”. 

Además, la empresa respondió que “en el caso de Los Bronces, específicamente en la comuna de Lo Barnechea, en la actualidad estamos trabajando con 16 organizaciones territoriales y funcionales, además de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Lo Barnechea, entidad que agrupa a todas las juntas de vecinos de la comuna. Junto a ellos desarrollamos diversas instancias de diálogo”. 

Armando Aldunate es también presidente de la Junta de Vecinos las Varas, la cual agrupa a los vecinos que habitan desde el kilómetro cero al quince del camino a Farellones. El vecino señala que esta es la organización más importante al respecto, pues son los que se ven y se verían realmente afectados en caso de una emergencia con algún relave, o con la utilización que la minera hace del camino. 

“El conflicto lo tienen con nosotros. Porque tú te darás cuenta que la gente de La Dehesa o de otros lugares de la comuna de Lo Barnechea no se van a ver afectados como los que nos ubicamos aquí en la cuenca misma de Farellones. Aquí es donde el camino es sobrepoblado de camiones, donde hay accidentes. Y donde ocurrirá una tragedia si es que los tranques relaves tienen problemas”, señaló el también representante de la Corporación de Vecinos Camino a Farellones.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario