Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 23 de septiembre de 2020
Dudas con el controlador

Accionistas minoritarios de Cencosud comienzan a perder la paciencia con Horst Paulmann

Víctor Herrero A.
Nicolás Massai D.

portada_horst_paulmann.jpeg

Horst Paulmann, controlador de Cencosud. Foto: Wikipedia Commons / Montaje: Interferencia
Horst Paulmann, controlador de Cencosud. Foto: Wikipedia Commons / Montaje: Interferencia

Los resultados trimestrales del holding conocidos durante la semana pasada, junto con la pérdida de reputación luego del escandaloso retiro de utilidades de este 2020, hacen que una pregunta empiece a sonar cada vez más fuerte: ¿sigue siendo Paulmann lo mejor para el futuro de Cencosud?

Cencosud y Horst Paulmann, fundador y controlador de uno de los mayores retailer de América Latina, han pasado por días difíciles. La semana pasada la compañía informó pérdidas por casi US$ 78 millones en el segundo trimestre de 2020, más que triplicando las pérdidas de US$ 23,5 millones en el mismo periodo en 2019.

Revisando la historia reciente de esta compañía, el declive no es cosa de los últimos días o semanas, sino de los últimos años. Desde 2017, la capitalización bursátil de Cencosud se ha desplomado, pasando de US$ 8.150 millones en diciembre de ese año (con el dólar a $638), a unos US$ 3.700 millones en diciembre de 2019 (con el dólar a $770).

Y este declive también se manifiesta en el patrimonio personal de Paulmann, un hombre que pasó de tener un mini mercado en Temuco en 1960, a ser uno de los hombres más ricos del mundo. La revista estadounidense Forbes apuntaba su fortuna en US$ 10.500 millones en 2011. En el ranking de 2019, Paulmann figuraba con una fortuna de US$ 3.000 millones.

¿Qué pasó para que Paulmann y Cencosud perdieran tanto valor?

Dudas en Sanhattan

Hace años que en Sanhattan se murmura que Cencosud y Paulmann están desconectados de las últimas tendencias del retail. Muchos accionistas minoritarios, que representan poco más de 27% de la propiedad de esa compañía, se quejan de que la otrora empresa estrella tiene un rumbo errante, y de que su controlador toma decisiones tardías.

Ya a mediados del año 2010, la revista AméricaEconomía advertía de la incomodidad de los minoritarios en un artículo de portada titulado Paulmann versus Paulmann. “El operador de centros comerciales trata de impulsar cambios para modernizar su gestión. Pero el gran problema es el marcado liderazgo de su propio dueño”, se afirmaba en esa nota. “Con 75 años, el empresario chileno-alemán se ha empecinado en llevar la batuta. La empresa no tiene un gobierno corporativo claro ni ha delegado la dirección en un gerente profesional de trayectoria, como lo suelen hacer los grandes conglomerados familiares. Prácticamente la mitad de su directorio está conformada por él y sus hijos”.

Desde entonces, nada ha cambiado. Hoy, Horst Paulmann tiene 86 años y sigue al mando. Sin embargo, la errática gestión se refleja en la alta rotación de sus grandes ejecutivos, en especial de los gerentes generales. En los últimos 12 años la empresa ha tenido cinco CEO’s o directores ejecutivos: Laurence Golborne, Daniel Rodríguez, Jaime Soler, Andreas Gebhardt (que sólo duró un año) y Matías Videla.

“El problema de Paulmann es que no se da cuenta de su edad”, afirma un ex colaborador de Cencosud. “Es una persona tremendamente visionaria, orientada en el consumidor, pero tiene 86 años, entonces no se puede esperar que tenga la misma brillantez de antes”.

INTERFERENCIA consultó con varios altos funcionarios de la compañía, así como con ex ejecutivos, y el diagnóstico de todos fue bastante similar. “El Paulmann de hoy demora en tomar decisiones y muchas veces las toma a destiempo”, afirma uno de ellos. “El acuerdo con Cornershop [anunciado el 13 de agosto] es bueno, pero llega un año tarde”.

Las mayores críticas hacia Paulmann se refieren a que la empresa no tiene un gobierno corporativo moderno, acorde al tamaño e importancia de la empresa. “Paulmann todavía piensa que es dueño de todo Cencosud”, afirma un ex ejecutivo del grupo. “Pero no se ha dado cuenta que varios accionistas minoritarios creen que a la empresa le iría mejor si él renunciara”.

En efecto, de acuerdo a informes financieros de la propia empresa, actualmente los minoritarios tienen 27% de la propiedad, y las AFP 19,5%. Paulmann y su familia, en tanto, controlan 53,3% de la compañía.

Un conocedor de Cencosud afirma que, a su vez, la empresa se debió desapalancar “con más fuerza”. “Ha sido capaz de hacer el IPO de Cencosud Shopping, ahí la deuda quedó mejor parada. ¿Pero cuántos ejecutivos se tuvieron que ir para que lo hiciera?”.

AFP: firmes junto a Horst

El grupo Cencosud emplea actualmente a poco más de 50.000 personas en Chile. Sin embargo, hay cuestionamientos respecto de su gestión durante la pandemia sanitaria. El hecho de que la compañía quiso acogerse a los beneficios laborales, mientras al mismo tiempo aprobaba la repartición de 80% de las utilidades obtenidas en 2019, causó un fuerte rechazo en amplios sectores de la ciudadanía.

“Paulmann es un ídolo, y es admirable lo que construyó”, afirma un accionista minoritario. “Pero ya está viejo y debería retirarse para que su compañía siga floreciendo”.

Lo curioso es que los fondos de pensiones apoyan casi sin chistar la conducción de Horst Paulmann, pese a la enorme pérdida de valor patrimonial de la compañía. “Es que nadie se atreve a decirle la verdad”, asegura una persona que conoce el trato de los minoritarios con el dueño de Cencosud.

El apoyo casi irrestricto de las AFP, que en abril de este año dieron luz verde a la polémica repartición de utilidades, también ha generado dudas entre otros accionistas. Fuentes consultadas por nuestro medio dicen que era imposible que Paulmann no retirara el 80% de las utilidades, debido a la deuda que arrastra. “Pero necesitó una persona que le dijera que no tenía que suspender a los trabajadores [acogiéndose a la Ley de Protección al Empleo]. Era fácil, pero no la vio: si vas a repartir un 80%, no suspendas laboralmente”.

INTERFERENCIA preguntó a representantes de las AFP sobre cómo vislumbraban su papel fiduciario. Francisco Guzmán, ejecutivo de la AFP Capital no quiso responder a nuestras preguntas. Nuestro medio tampoco recibió respuesta para establecer un contacto con el equipo de comunicaciones de Cencosud.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Fuerza!!! A seguir adelante....

Este hombre se arremangaba y trabajaba a la par de un empleado raso claramente no dejo ese legado en sus subordinados todos pibitos de escritorio tibios y con poco don de gente ...es verdad que está grande eso hace que no recorra y vea los centros y el desastre que hicieron con lo que eran monstruos , antes la marca se imponía sola ahora son oulet , no se merece eso ni el ni los que nacimos en esta empresa

Añadir nuevo comentario