Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 8 de agosto de 2020
Libreto de los 90

Al borde de la catástrofe sanitaria, Piñera recurre a la oposición y a los ex presidentes para intentar reafirmar su autoridad

Andrés Almeida

zoom_presidentes.jpg

Foto: Radio ADN
Foto: Radio ADN

A pesar de haber dicho en el mismo discurso en cadena nacional estar preparándose desde diciembre para el coronavirus e insistir en retorno seguro, el mandatario confesó que Chile y sus redes asistenciales no están preparadas para lo que viene.  

"Ningún país, ni siquiera los más desarrollados, estaba preparado para enfrentar la pandemia del coronavirus, como lo demuestra la evidente saturación de los sistemas de salud en países de alto nivel de desarrollo. Chile tampoco estaba preparado. Tenemos que ser humildes en reconocerlo".

La cita corresponde a uno de los pasajes del discurso en cadena nacional del presidente Sebastián Piñera, quien enfrenta esta semana una de las más difíciles de su gestion de la pandemia, con la infección desatada en el Gran Santiago, las redes metropolitanas al borde del colapso y tras una seguidilla de declaraciones y disposiciones triunfalistas que contrastan con la realidad.

Frente a la catástrofe -a la que hay que sumar las dificultades que enfrentan Antofagasta y Tarapacá- Piñera recurrió a un libreto conocido, que ya había aplicado durante el estallido social y muy frecuente desde la década de los 90: acudir a la oposición y a los ex presidentes Michelle Bachelet, Ricardo Lagos y Eduardo Frei Ruiz-Tagle en la búsqueda de un discurso de unidad nacional.

"La Pandemia del coronavirus no reconoce fronteras, ni nacionalidades, ni ideologías políticas. Por eso hoy es tiempo de unidad y no de división. De grandeza y no de pequeñez. De colaboración y no de enfrentamientos. En estos tiempos nadie debe confundirse. Todos debemos colaborar para combatir con éxito a nuestro enemigo común: el coronavirus. Hoy los necesitamos a todos. Necesitamos a cada uno de ustedes que nos están viendo en sus casas. Necesitamos a los funcionarios públicos. Necesitamos al gobierno y la oposición unidos, a los empresarios y trabajadores, a los gremios y sindicatos, a toda la sociedad civil, chilenos y migrantes. Hoy es cuando debemos unir nuestras fuerzas, voluntades y corazones para salvar vidas", dijo.

Días atrás el Presidente sostuvo una publicitada reunión por Zoom con los ex mandatarios. Asimismo, probablemente por lo mismo el gobierno fue indulgente frente al senador PS Rabindranath Quinteros, quien a la espera de su PCR se embarcó en un vuelo comercial hacia Puerto Montt, examen que resultó positivo, por lo que expuso a todos sus compañeros de viaje.

Algunas figuras emergentes, como la presidenta del Colegio Médico Izkia Siches o la directora de la Defensoría de la Niñez, Patricia Muñoz, rescataron parte del discurso.

Siches twitteó "Vamos avanzando. #CadenaNacional del Presidente @sebastianpinera acoge parte de las propuestas realizadas por @colmedchile: mayor disponibilidad de datos, plan de salud mental, aumentar medidas sociales y mensaje mas claro de que el escenario es adverso", mientras que Muñoz subrayó la frase de Piñera sobre "la importancia del Estado". 

En el mensaje de Siches respecto de la disponibilidad de los datos, se trata de la apertura y desagregación de la información de contagios por comunas, algo que estuvo en el centro de las críticas de los alcaldes, tal como lo reportó INTERFERENCIA en su artículo Alcaldes exigen a Mañalich acceso a mapas de contagio: “Es un insumo clave para ayudar a la comunidad” luego de develar dichos mapas que mostraban la extensión del virus en diversos territorios,

Sin embargo, según asegura Fuad Chahín, presidente de la Democracia Cristiana (DC), las palabras de Piñera no venían aparejadas con negociaciones concretas. Horas atrás Chahín propuso a través de una carta una mesa de diálogo nacional para convenir una estrategia que incluya los equipos políticos y técnicos de la oposición para enfrentar la pandemia y sus implicancias sociales y económicas. "No hemos tenido contacto alguno", aseguró el timonel DC a INTERFERENCIA.

Por su parte. Álvaro Elizalde, presidente del Partido Socialista, confirmó que no ha habido contacto con la oposición como para dar cuerpo a los llamados de unidad.  

"Ha habido errores graves en estas semanas pero mantendremos nuestra voluntad constructiva para superar la emergencia sanitaria", afirmó a INTERFERENCIA Elizalde. "Esperamos que las medidas tanto sanitarias como sociales sean acordadas con mayor participacion".

"No podemos dejar de alertar por la completa insuficiencia de las medidas sociales. Es un hecho que el Ingreso Familiar de Emergencia deja a muchas familias bajo la línea de pobreza e incluso en muchos casos bajo la línea de indigencia". Según el Fogape no esta llegando a las pymes y ahora el gobierno ahora lo reconoce implicitamente al enunciar medidas en favor de estas empresas.

"Estas insuficiencias tienen un efecto sanitario: la gente sale de su casa a buscar comida. Nuestro deber es alertar sobre ello, para que el gobierno recapacite y entre todos contribuyamos a una solución. La oposición debe ser constructiva pero el gobierno debe empezar a escuchar", concluyó.

Las ambivalencias del discurso

El llamado a la unidad de Piñera incluyó a la ciudadanía. "Es en estos tiempos duros y difíciles para las familias chilenas cuando el Estado debe desplegar toda su capacidad de protección. Por ello, durante los últimos cinco meses, con la colaboración de todos los chilenos, hemos implementado un Plan de Protección, basado en los conocimientos de la ciencia, la asesoría de organismos internacionales y expertos chilenos, la experiencia de otros países, la evolución de esta pandemia en Chile, y escuchando siempre la voz de la gente".

Sin embargo, la actitud del mandatario es ambivalente, pues -a la vez- el mandatario deslizó la idea de que la ciudadanía es la responsable de la explosión del virus, y no el gobierno. "Pero nada que haga el Gobierno, ni el control de nuestras Fuerzas Armadas y de Orden serán suficientes si no contamos con la efectiva y comprometida colaboración de toda la ciudadanía. Por eso hoy, una vez más, pido encarecidamente a todos mis compatriotas cumplir fiel y estrictamente las instrucciones y protocolos de la autoridad sanitaria y actuar con responsabilidad para cuidar su propia salud y con solidaridad para cuidar la salud de los demás".

El discurso también fue ambivalente respecto de la preparación del país para enfrentar el Covid-19. Si por una parte afirmó que su gobierno viene preparándose desde diciembre de 2019, cuando sucedieron  los primeros casos en Wuhan, China (antes había hablado de enero) y que la red asistencial ha duplicado su capacidad de camas UCI, pese a que los datos de la Subsecretaría de Redes Asisitenciales no coinciden con los de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, por otra presentó un panorama mundial pesimista en el que Chile no puede abstraerse. 

"A pesar del fortalecimiento temprano de nuestro sistema de salud, el permanente y diario esfuerzo por agregar elementos esenciales como camas críticas y ventiladores mecánicos, y al encomiable y valioso esfuerzo y 8 compromiso de médicos, enfermeras, auxiliares y trabajadores de la salud, nuestro Sistema de Salud está extraordinaria y crecientemente exigido y estresado", declaró un Piñera que párrafos antes aseguró que el Plan de Retorno Seguro seguía en pie, aunque pospuesto hasta nuevo aviso.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me habría encantado debutar en éste medio con algo positivo a comentar, pero debo decir que me da vergüenza el gobierno que tenemos, y los que hemos tenido.

Añadir nuevo comentario