Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 27 de Julio de 2021
¿Mecanismo para saltarse la fila?

Argentina: Las 'dosis extra' de las vacunas chinas y sus vínculos con el mundo político

Camilo Solís

El medio peruano de investigación, Ojo Público, reveló que los ensayos clínicos de Sinopharm y CanSino que permiten generar dosis extra por fuera de la contabilidad oficial, contaron con la participación de importantes asesores de la Casa Rosada. Además, la actual ministra de Salud argentina, Carla Vizzotti, había trabajado recientemente en la fundación que se hizo cargo de los ensayos clínicos.

El medio peruano Ojo Público -en el marco de una investigación más grande denominada “vacunas extra”- dio a conocer que varios laboratorios chinos fabricantes de vacunas habían ingresado a distintos países latinoamericanos (Perú, Chile, Argentina y México) una cantidad mayor que las dosis necesarias para los ensayos clínicos que permitieron su implementación en estos países.

Recientemente, el mismo medio dio a conocer los vínculos que los ensayos de CanSino y Sinopharm en Argentina tuvieron con importantes personeros políticos de ese país, incluso con la actual ministra de Salud, Carla Vizzotti. 

“Los ensayos clínicos en este país fueron impulsados tan cerca de la ciencia como de la política. Sinopharm y Cansino se vincularon a socios locales relacionados a la Casa Rosada para realizar sus estudios en el país: cuatro miembros del Comité de Expertos Médicos que asesoran al presidente Fernández participaron, con distintos roles, en los estudios clínicos de estos laboratorios”, menciona el reportaje. 

Estos investigadores son Pedro Cahn, su hija Florencia Cahn, Omar Sued y Eduardo López, asesores directos del presidente Alberto Fernández, y tres de ellos de la Fundación Huésped, una corporación “especializada en el estudio de pacientes con VIH con larga trayectoria en ensayos clínicos”. 

El artículo también devela que estos ensayos clínicos se hicieron en dependencias de otra institución denominada Fundación Vacunar. Lo llamativo al respecto, es que la propia Ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, trabajó en esa corporación hasta pocos meses antes de asumir como ministra, cargo en el cual le corresponde tomar las más importantes decisiones en materia de salud pública, como la relacionada a la vacunación masiva de la población. Vizzotti había trabajado también en Fundación Huésped en 2017. 

En el caso de la vacuna de Sinovac, cuya implementación ha estado a cargo de la Pontificia Universidad Católica y ha sido la de mayor masividad en Chile, desde la casa de estudios respondieron a Ojo Público que esas vacunas excedentes estaban destinadas a ensayos clínicos con menores a realizarse en meses posteriores. 

Al respecto, cabe mencionar que Argentina compró vacunas a estos laboratorios por más de $500 millones de dólares.

Lo anterior cobra relevancia al considerar la cobertura regional de este medio peruano, el cual ha encontrado que en varios países de Latinoamérica se importaron más vacunas que las necesarias para hacer los ensayos clínicos correspondientes. En el caso de Perú, Ojo Público reveló que ingresaron 3.200 vacunas del laboratorio Sinopharm adicionales a las necesarias para el ensayo clínico, una de las cuales fue a terminar en el brazo de Martín Vizcarra, entonces presidente de Perú. 

Tal como señala la publicación, estas vacunas extra terminaron siendo inoculadas también en personal vinculado al estudio. e incluso empresarios del país.

En el caso chileno, también se encontró que ingresaron dosis extra de la vacuna del laboratorio chino Sinovac en un 171%; así como también de la vacuna del laboratorio CanSino, en un 74,5%.

En el caso de la vacuna de Sinovac, cuya implementación ha estado a cargo de la Pontificia Universidad Católica y ha sido la de mayor masividad en Chile, desde la casa de estudios respondieron a Ojo Público que esas vacunas excedentes estaban destinadas a ensayos clínicos con menores a realizarse en meses posteriores. 

En el caso de las vacunas de CanSino, el representante legal de la firma Bopal Spa -encargados del ensayo clínico en Chile con esa vacuna- respondió al medio peruano reconociendo que se había conversado la posibilidad de inocular a personal a cargo de su ensayo clínico como un añadido, cosa que supuestamente no se habría llevado a cabo.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Estimada Redaccion, Muy buenos estos articulos que han publicado sobre estas operaciones a gran escala que han desplegado los laboratorios Chinos en vulnerables paises en desarrollo con motivo del COVID-19 . Por favor sigan investigando en profundidad el tema. Saludos

Añadir nuevo comentario