Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 24 de noviembre de 2020
Histórico caso de colusión

Compensación de farmacias: los dueños y ejecutivos que protagonizaron la colusión

Camilo Solís
Diego Ortiz

Salcobrand y Cruz Verde llegaron a un acuerdo con el Sernac para compensar a 53 mil clientes afectados por la colusión de precios de 26 remedios en 2007 y 2008. En esos años Salcobrand pertenecía al grupo Yarur y Roberto Belloni, quien hoy preside BCI Seguros, era su gerente general. Cruz Verde era controlada por Guillermo Harding, hoy dedicado al rubro hotelero tras adquirir el Hotel Termas de Chillán. 

Ayer el Sernac dio a conocer el acuerdo al que llegó con Salcobrand y Cruz Verde, el cual pone fin a la demanda colectiva que esta entidad pública llevaba contra ambas farmacias por haberse coludido en la fijación de precios de medicamentos durante los años 2007 y 2008. 

Esto se da en el marco del escándalo que protagonizaron ambas farmacéuticas sumadas a Farmacias Ahumada, cuando la Fiscalía Nacional Económica detectó que estas tres firmas actuaron concertadamente para subir el precio de al menos 222 medicamentos que, además, en su mayoría se utilizaban para tratar enfermedades crónicas. 

Esta trama llevó a Farmacias Ahumada (FASA) a reconocer la veracidad de los hechos investigados, por lo cual recibió una multa de alrededor de 1 millón de dólares. Posteriormente, en 2012, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia multó a Salcobrand y Cruz Verde por un monto equivalente al máximo permitido por la normativa de la época, es decir, aproximadamente 19 millones de dólares. 

El monto compensatorio, acordado con el Sernac ayer, alcanzaría a cerca de 53 mil consumidores afectados, los que percibirían unos 22 mil pesos. Esto se traduce en que Salcobrand y Cruz Verde deberán desembolsar 1,8 millones de dólares. Entre los requisitos para acceder al beneficio se encuentra contar con más de 18 años cumplidos y también acreditar haber adquirido entre diciembre de 2007 y marzo de 2008 algún medicamento de una lista de 26 que contempla el acuerdo, los cuales son fármacos para enfermedades crónicas que no tienen sustituto.

Es de esperar que este reembolso implique que ambas firmas deban adecuar su balance para así dar cumplimiento a esta compensación, que en todo caso, es menor a los 2,6 millones de dólares con que el 10° Juzgado Civil de Santiago condenó a estas farmacéuticas en primera instancia. Cabe mencionar que Farmacias Ahumada decidió no adherir a este acuerdo, de forma que podría continuar el proceso en la Corte de Apelaciones y eventualmente en la Suprema.

A propósito de este caso, un dato que quizás no está tan fresco en la opinión pública es sobre quienes tenían la propiedad de estas farmacéuticas, y quiénes eran sus principales ejecutivos, lo cual revisamos a continuación.

Propietarios y ejecutivos 

Belloni sería absuelto de estos cargos en junio de 2015, luego de lo cual se cambió de Salcobrand a otra empresa de los Yarur: BCI Seguros Generales. Allí, se desempeña como presidente del directorio desde el año 2016, en lo que perfectamente podría considerarse un ascenso

En el caso de Salcobrand, desde 2007 es controlado por el grupo Yarur, familia de origen palestino cuyo patrimonio es uno de los más grandes a nivel nacional, el cual cuenta con BCI como empresa fundamental. Luis Enrique Yarur Rey, es actualmente la figura principal de esta familia, quien según el ranking Forbes de 2019, tiene un patrimonio que asciende a los $1.500 millones de dólares. 

Hasta ahora el grupo Yarur continúa controlando esta farmacéutica, pero a través del holding Empresas SB, conformado en 2012 cuando entró a la propiedad PreUnic -familia Abuhabda- con una participación minoritaria. 

El gerente general de Salcobrand durante los años investigados a propósito de la colusión de precios era el ingeniero comercial Roberto Belloni Pechini, quien fue sometido a juicio por el Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago por “adulteración fraudulenta de precios”.

Belloni sería absuelto de estos cargos en junio de 2015, luego de lo cual se cambió de Salcobrand a otra empresa de los Yarur: BCI Seguros Generales. Allí, se desempeña como presidente del directorio desde el año 2016, en lo que perfectamente podría considerarse un ascenso. Belloni dejará la presidencia a finales de este año. cuando la española Mutua Madrid se convierta en controladora de BCI Seguros, luego de anunciar una importante compra de acciones que la dejará con el 60% de la propiedad. 

También está el caso de Ramón Ávila, quien era Gerente Comercial Farmacéutico de Salcobrand en 2007, cuya responsabilidad era la "política de precios", tal como indica en su currículum disponible en Linkedin. En 2012, fue nombrado Gerente de Desarrollo y Negocios de Inversiones SB, el naciente holding de Yarur, y en 2015 también fue absuelto en el mismo juicio que tuvo que enfrentar Roberto Belloni,

Guillermo Harding terminó de remodelar las instalaciones e inauguró el nuevo nombre del complejo, Hotel Termas Chillán, transformándose en su primera incursión en el rubro turístico; proceso que se dió meses antes de completar la venta de la totalidad de Cruz Verde a la mexicana Femsa.

En el caso de Cruz Verde, si ha habido movimiento en la estructura de su propiedad. Desde enero de este año la mexicana Femsa se convirtió en el único accionista de Socofar SA (Sociedad Comercial Farmacéutica), matriz de Farmacias Cruz Verde, luego de hacer efectiva la opción de compra que tenía por el 40% que aún poseía Guillermo Harding, fundador de Cruz Verde.

En agosto del 2015, el grupo económico mexicano ya había efectuado la compra del 60% de la cadena de farmacias chilena por cerca de US$ 1.000 millones. Femsa es también la controladora de la cadena de tiendas mexicana -también presente en Chile- Oxxo, además de operar la embotelladora KOF, la más grande del mundo en prestar ese servicio a Coca Cola. 

Harding, en tanto, propietario de Cruz Verde cuando ocurrió la colusión de las farmacias, ya venía preparando un cambio de rubro hace varios años. El 2013, según dio a conocer Economía y Negocios, el empresario compró el edificio donde se emplazaba el complejo turístico Termas de Chillán. Se lo arrendó hasta el 2018 a la familia Giner, quienes operaban el centro. 

Hace dos años, el grupo hotelero dejó las instalaciones, dejando el complejo a manos del empresario que por esa fecha ya había vendido el 60% de su negocio farmacéutico. El año pasado, la transición de negocios se hizo realidad: Guillermo Harding terminó de remodelar las instalaciones e inauguró el nuevo nombre del complejo, Hotel Termas Chillán, transformándose en su primera incursión en el rubro turístico; proceso que se dió meses antes de completar la venta de la totalidad de Cruz Verde a la mexicana Femsa. 

Por otro lado, Cristián Catalán López, uno de los ejecutivos involucrados -y absueltos- en la colusión del Caso Farmacias, continuó en Cruz Verde, siendo ascendido en dos ocasiones luego del polémico caso.

Para la fecha en que se concretó la colusión entre las cadenas farmacéuticas, Catalán se desempeñaba como Category Manager. De acuerdo con su perfil de LinkedIn, el ingeniero comercial y químico farmacéutico fue ascendido el 2009 al puesto de Key Account Manager, donde permanecería hasta septiembre de 2014. Aquel año fue nombrado Subgerente Comercial, puesto en el que recibió la absolución por parte del Cuarto Tribunal Oral en lo Penal y en el que se desempeña al día de hoy. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

y ya están nuevamente todas coludidas

Añadir nuevo comentario