Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 24 de agosto de 2019
Logran máximo de 18 pisos

Concepción: Inmobiliarias sortean restricciones de altura mediante propuesta municipal

Joaquín Riffo Burdiles

De cara a la elección de 2020, la Municipalidad abrió un diagnóstico participativo ciudadano para realizar modificaciones a la regulación del entorno urbano de la capital penquista. Con esto, la Cámara Chilena de la Construcción tuvo que aceptar pasar de no tener mayores restricciones de altura, a que se les imponga un límite de pisos de construcción. Sin embargo, la primera propuesta municipal fue de una máxima de 18 pisos, lo que ha causado suspicacia entre los vecinos, pues consideran que se trata de una cifra alta y arbitraria, que no responde al proceso de consulta ni a un criterio técnico conocido.

El pasado lunes 5 de agosto se realizó un nuevo taller participativo que convocó a agrupaciones ciudadanas, universidades y organismos técnicos, en torno a las modificaciones que se están impulsando al plan regulador comunal (PRC) de Concepción, que data de 2004. 

Desde las organizaciones de la sociedad civil que ahí participan, había escepticismo. Esto, pues a través de la prensa local ya había sido socializada una propuesta de parte del Municipio que consideraba 18 pisos como la altura máxima de construcción, cifra que a juicio de los vecinos resultaba arbitraria y con desconocido sustento técnico, al no haber sido parte de ninguna de las conclusiones del resto de las jornadas que se habían llevado a cabo con anterioridad. 

Tras la reunión del lunes, en conversación con los medios locales, el director de la Secretaría de Planificación (Secplan) de la municipalidad penquista, Pedro Venegas, indicó que “hoy no existe límite y eso es lo que queremos regular. En el caso de plazas y entornos de áreas verdes, creemos que no debe ser de más allá de cinco o seis pisos. En el caso de algunos corredores urbanos, creemos que deben regularse a edificios de no más de 12 pisos y la altura máxima en corredores como Los Carrera puede llegar a los 18 pisos. Esa es la propuesta municipal. Esperamos tener una propuesta final a fines del mes de agosto”. 

Por su parte, el alcalde Álvaro Ortiz (DC) recordó que “este plan regulador que tiene Concepción en vigencia es de 2004, cuando había una crisis económica de por medio donde prácticamente se dejó construir con altura libre”. 

Estas jornadas forman parte del proceso para la modificación Nº 15 del plan regulador de Concepción, que corresponde a un trabajo en siete territorios de la comuna, que llevarán a una consulta ciudadana durante la segunda quincena de octubre. Este insumo, que no es vinculante, será considerado en la elaboración de la Imagen Objetivo que será presentada al concejo municipal, y posteriormente al Ministerio de Vivienda y Urbanismo. Pero, también es una vieja aspiración por parte de agrupaciones vecinales influyentes de la ciudad, cuyos temas y demandas suelen tener impacto en los debates previos a las elecciones municipales, siendo la próxima en 2020.

18 PISOS DE DESCONFIANZA

En conversación con este periódico, vecinos y organizaciones que participan del proceso de diagnóstico valoraron el trabajo consultivo que ha llevado a cabo la Municipalidad de Concepción de considerar la opinión ciudadana -junto con la de gremios, funcionarios públicos y la academia- para realizar aportes al plan regulador que regirán las construcciones en la ciudad.

Montserrat Delpino, académica de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía de la Universidad de Concepción, dice a INTERFERENCIA que “la metodología marca un hito en los procesos de planificación de Concepción. Quizás es primera vez que la Municipalidad convoca desde la asesoría urbana a trabajar en una mesa conjunta a academia, funcionarios públicos, gremios y ciudadanía, para poder debatir sobre esta propuesta. Eso es un tremendo avance”.

Sin embargo, los mismos involucrados acusan una desmedida influencia por parte de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en los términos de la discusión. Prueba de aquello -según varias fuentes- es precisamente la aparición inopinada de una cifra de altura máxima de 18 pisos. 

En ese tema, según Delpino “es difícil hablar de altura sin hablar de la relación de ésta con el resto de los sistemas urbanos. Se está haciendo un esfuerzo por separar esta variable de la discusión, porque hay un urgencia por regular este tema. Las variables que se han hablado pero no se consideraron tienen relación con el ancho de la calle y la altura de las edificaciones propuestas”.

Además, la arquitecta piensa que “un punto crítico en la discusión tiene que ver con la hipótesis de la CChC que dice que al momento de normar las alturas se está desincentivando la inversión inmobiliaria. Ese es el gran mito que esgrime la mayoría de los actores que no están a favor de esta modificación, pero actualmente no tenemos altura de regulación en el centro. En esa circunstancia, los precios deberían bajar por la oferta, pero en los últimos 18 meses los precios han subido en un 41%. Entonces, no hay garantías de que la regulación laxa sea sinónimo de una regulación de precios del producto inmobiliario”.

muniplan.jpeg

El plan propuesto por la municipalidad considera una consulta ciudadana durante la segunda quincena de octubre, aunque ésta no será vinculante.
El plan propuesto por la municipalidad considera una consulta ciudadana durante la segunda quincena de octubre, aunque ésta no será vinculante.

Mimi Cavalerie de la agrupación Barrio Oriente-Concepción dice que “vamos a ser observadores, críticos y vamos a tratar por todos los medios que la CChC no tenga tanta libertad de acción como ha tenido hasta la fecha, de modo que empiece a conocer a la ciudadanía como una sociedad informada”.En esa línea, Cavalerie declara que “nuestra lucha no es con la Municipalidad, sino con la CChC y la forma en la que construyen sus productos, precarizando nuestra calidad de vida y nuestra identidad urbana con sus correspondientes peculiaridades".

A juicio de Franco Quidel de la Red Barrial Concepción, limitar la discusión sólo a la altura de los edificios es un error por parte de las autoridades, pero que termina beneficiando a la propia CChC. “En diferentes mesas de trabajo se hacía ver la necesidad de incorporar otros temas. También hay que colocar en contexto que cualquier retraso en el proceso de discusión respecto al tema de las alturas, tiene un único beneficiario, que es el mundo inmobiliario”. 

Sus críticas tienen relación con la cantidad de permisos de edificación post terremoto versus el comportamiento de la inversión inmobiliaria, cuya intención de inversión es superior a la necesidad de vivienda, lo que no justificaría la densificación del centro urbano por falta de espacio habitacional.

En la línea de la consulta ciudadana, Quidel dice que “en procesos con más de 100 personas, no se pueden pasar las conclusiones por un colador para saber cuáles son las más relevantes. Es arbitrario y poco vinculante. Hasta el momento, los vecinos han sido parte del diagnóstico pero no de la solución”. 

La organización también ha manifestado su inquietud por la magnitud de los proyectos inmobiliarios que está llevando a cabo el gremio de la construcción en la ciudad, como el controvertido Ciudad del Parque, una megaestructura de siete edificios y 912 departamentos que ha causado rechazo tanto de los vecinos, como de las comunidades educativas aledañas (ver artículo "Batalla de Concepción: vecinos se oponen a proyecto de gueto vertical" de INTERFERENCIA).

A ello se suma la cercanía que observan entre la Municipalidad de Concepción y la CChC local, por ser ambos impulsores del proyecto para construir un metro en la urbe penquista.

QUÉ DICE LA CCHC

Consultados acerca de los comentarios de las organizaciones ciudadanas respecto del gremio inmobiliario, la CChC entregó un comunicado a INTERFERENCIA en el que se lee: “lo que hemos visto es que el proceso ha sido participativo para todos los actores, incluido el gremio, y eso es de público conocimiento. Respetamos las distintas opiniones, no obstante nos parecen poco prudentes estas afirmaciones, pues cuestiona la legitimidad del municipio. Es más, tenemos también severas preocupaciones respecto a la forma del proceso, con un sesgo muy enfocado solo en la altura de las edificaciones, que estimamos se aleja de buscar el bien común de la ciudad a través de una densificación armónica y equilibrada, que se enfoque en resguardar el bienestar y la calidad de vida de los penquistas que hoy la habitan y de los que la habitarán en el futuro”. 

El comunicado de la CChC -que este martes reeligió en su asamblea de socios a Felipe Schlack como presidente- también señala que “creemos que la discusión debe dar cabida a todas las ideas y planteamientos, pero siempre respaldados por un fundamento social, técnico y económico de largo plazo”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario