Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 27 de Octubre de 2021
Contiguo a un humedal

Corte de Valparaíso suspendió obras de mega-edificio en Los Molles por recurso de protección presentado por vecinos

Francisco Velásquez

losmolles.jpeg

Proyecto inmobiliario Paseo Costanera
Proyecto inmobiliario Paseo Costanera

El proyecto inmobiliario Paseo Costanera fue detenido el 30 de junio de 2021, luego de que la Corte de Apelaciones de Valparaíso dictaminó una orden de no innovar en el terreno. La Dirección de Obras de La Ligua (DOM) volvió a oficiar a la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) por considerar que el conjunto habitacional pone en riesgo el suministro sanitario de Los Molles.

El pasado 6 de septiembre el Diario Financiero publicó Nuevo proyecto inmobiliario en Los Molles por US$21 millones, artículo que daba cuenta de la construcción de este conjunto habitacional. Sin embargo, el artículo no mencionaba que para esa fecha las obras ya se encontraban paralizadas, luego de que los vecinos de Los Molles -a través del Colectivo Cabildo Ciudadano de Los Molles - interpusieran un recurso de protección en contra de la empresa responsable; RD Constructora S.A,, cuyo representante legal es Raúl Marcelo del Río Díaz.

El proyecto Paseo Costanera contempla la construcción de 195 departamentos que suman 9.702 metros cuadrados en seis pisos de altura y 191 estacionamientos. La obra se emplaza en la avenida Hermanos de la Costa # 593 frente al mar, en una zona inundable y contigua al humedal de Los Molles, y actualmente se encuentra suspendida por decisión de la Corte de Apelaciones de Valparaiso que dictaminó una orden de no innovar en este terreno.

El proyecto Paseo Costanera contempla la construcción de 195 departamentos y 191 estacionamientos.

El recurso de protección interpuesto por los vecinos denuncia que esta obra: “se está desarrollando sin haber sido sometida al sistema de evaluación ambiental, aumenta la demanda de agua potable en la localidad y pone en riesgo el normal abastecimiento de este bien básico de la comunidad actual, se emplaza en el Humedal Estuario Los Molles y produce alteraciones significativas a la biota del humedal, se encuentra en un sector con riesgo de inundaciones y además bloquea una vía de evacuación de personas desde la playa o borde costero en caso de inundación, crecida o tsunami”. 

La Corte de Apelaciones de Valparaíso acogió el recurso de protección interpuesto por el Colectivo Cabildo Ciudadano de Los Molles e instruyó el día 23 de junio una medida de no innovar, decisión que surgió cuando la Corte consideró que hay violación de las garantias constitucionales.

El proceso de un recurso de protección es mucho más rápido que un juicio, por lo mismo, en octubre las partes deberían presentarse a un alegato para luego esperar el fallo que tendría lugar en noviembre. En cualquier caso, una vez conocido el fallo, las partes podrían seguir el proceso en la Corte Suprema, donde podrían presentar un recurso de apelación o casación. 

Si el proceso sigue todo este curso, la construcción del edificio podría estar suspendida como mínimo hasta marzo de 2022. Las opciones del fallo son diversas, si éste es favorable para los vecinos, la Corte podría determinar la eliminación de la obra, de lo contrario, podría instruir una vía legal a través de tribunales ambientales para resolver el conflicto o  bien desestimar las denuncias hechas por los vecinos. 

Servicios sanitarios en riesgo 

El 10 de marzo de 2021, INTERFERENCIA indagó en las denuncias hechas por la comunidad y publicó: El edificio de 195 departamentos que pone en riesgo el suministro sanitario y el humedal de Los Molles. En dicha oportunidad, se cuenta que el director de Obras de la Municipalidad de La Ligua, Alfredo Hoffstadt, había oficiado a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, cuestionando la capacidad de la empresa Sanitaria San Isidro para entregar un suministro de calidad incluso sin la mega-estructura. 

Esto, porque históricamente durante la época estival, donde aumenta exponencialmente la población del balneario, se han producido reiterados cortes en el suministro de agua potable, así como también, se ha rebalsado en una decena de oportunidades la fosa donde se recepcionan las aguas servidas, inundando la calle principal del pueblo.

Según comentó el director de Obras de La Ligua a INTERFERENCIA, la SISS respondió a su cuestionamiento recién el 30 de junio, dando cuenta “que el derrame de agua servida había sido producto de un corte de luz y que respecto al incremento de del suministro, producto de la construcción del mega edificio, la sanitaria implementará una obra de ampliación de su planta osmosis inversa en un plazo máximo fijado para el 15 de diciembre de 2021”.

Para Hoffstadt, la respuesta de la SISS fue insuficiente, ya que este problema ha sido histórico en la comuna y no responde a algo puntual. Por lo mismo, al ver el riesgo que implicaría la conexión de 125 nuevos hogares a una red ya colapsada, el director de Obras de La Ligua, volvió a oficiar a la SISS para solicitar una revisión antes de incorporar nuevos clientes hasta que la producción de agua pueda ser garantizada.

Hasta la fecha, la SISS no ha dado respuesta a esta inquietud planteada por los vecinos y oficiada por la Dirección de Obras de la Municipalidad de La Ligua.

La destrucción del humedal de Los Molles 

La construcción del edificio Paseo Costanera se desarrollará a unos 100 metros del humedal de Los Molles, lo que traerá consigo ruidos de maquinaria, movimientos de material y un constante tráfico por el sector, esto podría afectar aún más la vida silvestre de este ecosistema, ya que las aves migratorias que ahí se detienen no encontrarán la tranquilidad que necesitan. 

De la misma forma, si este edificio de 195 departamentos es conectado a la red sanitaria de aguas San Isidro, aumentará exponencialmente la cantidad de residuos que se arrojaran a las aguas del humedal.

 A través de la ley de humedales urbanos, se inició el proceso de protección, trámite que fue declarado admisible, por lo que el expediente está en revisión en la Seremi de Medio Ambiente.

Parte de los residuos industriales (riles) tratados por aguas San Isidro son arrojados al humedal de Los Molles, ubicado en la playa, lo que ha formado una capa aceitosa sobre el agua. Algo que aporta al exterminio de la vida subacuática, la que requiere de los rayos del sol para el proceso de fotosíntesis.

los_molles_132.jpeg

Humedal Los Molles
Humedal Los Molles

A partir de un estudio realizado el 28 de febrero de 2020, de forma independiente por la Junta de Vecinos de Los Molles, el agua que emana del punto de descarga de la empresa San Isidro al colector de aguas lluvias, estableció que las aguas estudiadas “superan el límite que establece el DS Nº 90/2000 en sólidos suspendidos totales, cloruros, sulfatos, hierro, manganeso y coliformes fecales”.

Según el decreto de alcaldía Nº388 de 15 de enero de 2019, publicado siete días antes de ser entregado el permiso de construcción a RD Constructora S.A, se aprobó la “ordenanza municipal de protección y conservación de los humedales”, normativa que obligaría a que este tipo de  proyectos sea sometido a Estudio de Impacto Ambiental. 

Sumado a esto, este año, a través de la ley de humedales urbanos, se inició el proceso de  protección, trámite que fue declarado admisible, por lo que el expediente está en revisión en la Seremi de Medio Ambiente.

Según el Diario Financiero la empresa a cargo del proyecto presentó una consulta de pertinencia para ver si el proyecto debe someterse al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). Al respecto el periódico cita: "“El proyecto no debe ser sometido a evaluación de impacto ambiental”, dijo la empresa, la que aseguró que la obra “se ubica en un terreno donde no se reconocen humedales declarados”. También dijo que “se emplaza fuera de cualquier área colocada bajo protección oficial”".

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

dale con destruir los humedales. Estos gallos solo piensan en sus mugrosos bolsillos. Hasta cuando aceptamos que este tipo de gente haga lo que quiera?

Añadir nuevo comentario