Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 16 de junio de 2019
[Hizo INTERFERENCIA]

Cuando Sichel movió hilos para poner a sus cercanos en CORFO

Nicolás Massai D.
Pedro P. Ramírez H.

El nuevo ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, tuvo un controvertido paso por Corfo, tal como lo reveló este periódico en enero, en un artículo en que muestra cómo la autoridad vadeó la Alta Dirección Pública para poner personas de su confianza en cargos clave. Acá, republicamos esa historia que causó revuelo en los pasillos de la entidad estatal.

Tan pronto se anunció su llegada al Ministerio de Desarrollo Social, comenzaron a circular a través de redes sociales varios aspectos complicados de Sebastián Sichel.

Si bien la mayoría de las críticas tienen relación con antiguos mensajes por Twitter de Sebastián Sichel -en su época como militante democratacristiano- en los que lanzaba críticas al primer gobierno de Sebastián Piñera, varios recordaron el artículo de INTERFERENCIA 'El Club de Sichel', en el que se mostró como el nuevo ministro colocó cercanos suyos en Corfo, vadeando las normas de la Alta Dirección Pública.

En concreto, a partir de agosto de 2018, se abrieron cinco concursos para Corfo, en los que fueron admisibles 2.284 postulaciones. Cuatro de estos fueron obtenidos por los cercanos a Sichel, vicepresidente ejecutivo de la entidad, quien ya los había nombrado de manera interina. Otro resultó desierto, pero tuvo el efecto de dejar en su puesto al entonces suplente Claudio Valenzuela Chadwick, sobrino del ministro del Interior, Andrés Chadwick.

La zigzagueante trayectoria de Sichel

En efecto, las críticas de Sebastián Sichel a Sebastián Piñera corresponde a la época en que Sichel -un abogado de la Universidad Católica-  fue un militante de la Democracia Cristiana, partido de oposición y por el cual se presentó como candidato a diputado en 2009 por el distrito 24. Hasta ese momento, era considerado dentro de la colectividad como un hombre cercano a Claudio Orrego, entonces alcalde de Peñalolén, comuna que junto a La Reina se encontraba dentro de ese territorio electoral.

Sichel perdió esa elección, al igual que la de 2013, donde postuló a una diputación en el distrito 23, de las comunas de Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea. Ahí ya se encontraba como brazo derecho del ex ministro de Hacienda durante el primer gobierno del bacheletismo, Andrés Velasco. En 2015 constituyeron el partido Ciudadanos, del que se retiró en 2018 para formar la coalición Libres, junto a los grandes empresarios Rafael Guilisasti (Concha y Toro), Jorge Errázuriz (ex Celfin) y Juan José Santa Cruz. Todos se habían distanciado de Velasco.

Su llegada a la vicepresidencia de Corfo se conoció en abril del año pasado, un movimiento del presidente Sebastián Piñera que se leyó como un gesto hacia el centro político. No se tuvo muchas noticias de Sichel en ese cargo, no acaparó noticias relevantes en la prensa, y consultadas algunas fuentes vinculadas a Corfo, no pudo validarse ante los gremios, funcionarios y empresarios, a pesar de su amabilidad en el trato.

Actualmente, en su declaración de intereses no aparece informada su participación en Ediciones Giro País SpA, la sociedad que controla el diario electrónico El Dínamo, donde también figuraban Mariana Aylwin y Juan José Santa Cruz. Se desconoce si continúa siendo parte de la estructura de esa compañía, donde alcanzó a ser incluso miembro de su directorio.

[Republicación del 10 de enero de 2019]

El Club de Sichel

A partir de agosto de 2018, se abrieron cinco concursos para Corfo, en los que fueron admisibles 2.284 postulaciones. Cuatro de estos fueron obtenidos por las personas que el vicepresidente ejecutivo ya había nombrado de manera interina. Otro resultó desierto y dejó en su puesto al entonces suplente Claudio Valenzuela Chadwick.

Por Pedro P. Ramírez

 

Sebastián Sichel Ramírez no llegó solo a la vicepresidencia ejecutiva de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) el 2 de mayo de 2018. Junto con él, a lo largo de los primeros meses, distintos funcionarios de su confianza fueron a cubrir puestos técnicos de la primera línea administrativa de la entidad estatal.

Todas estas personas tenían un contrato de planta con temprana fecha de término. Esto se justificaba por una razón sencilla: esos cinco cupos fueron sometidos a concurso vía Alta Dirección Pública (ADP), pues suponían que el conocimiento técnico era más relevante que la confianza política y personal hacia el lider institucional.

De tal modo, el domingo 12 de agosto se lanzó la convocatoria en el sitio web de la ADP para los cargos de fiscal, gerente de innovación y gerente de desarrollo competitivo de Corfo, puestos que para esa fecha, y de manera suplente, eran ocupados respectivamente por María Elina Cruz Tanhnuz, Rocío Fonseca Chamorro y Claudio Valenzuela Chadwick.

Un mes y medio después, el domingo 30 de septiembre, se lanzó la convocatoria bajo la misma modalidad para los cargos de gerente corporativo, y gerente de inversión y financiamiento de Corfo. En ambos puestos se encontraban de manera suplente –y respectivamente–, María de los Ángeles Romo Bustos y Luis Felipe Oliva Díaz.

En suma, cinco altos funcionarios suplentes nombrados por Sichel, quienes a partir de entonces debieron competir, junto con otros 2.279 candidatos considerados admisibles, por quedarse de manera indefinida en el cargo.

Una árdua competencia en el papel. Pero en la medida en que comenzaron a hacerse públicos los resultados de los concursos en noviembre, apareció un patrón que lleva a preguntarse si hay verdadera competencia en la ADP, al menos en lo que a Corfo respecta: todo quien hubo sido suplente nombrado por Sichel, a la postre ganaría su respectivo concurso.

Esta es la cronología que explica cómo a través del sistema de la ADP quedaron seleccionados los ejecutivos suplentes que llegaron junto a Sichel, ninguno de los cuales gana menos de cinco millones de pesos mensuales, en cinco procesos que estimamos que costaron cerca de $ 73 millones de pesos a Hacienda, que está a cargo de financiarlos.

Una vez es casualidad

Aunque se encontraba en calidad de suplente, María Elina Cruz Tanhunz fue presentada ante la prensa como la primera mujer en ocupar el cargo de fiscal de Corfo. A fines de mayo, en medio de las movilizaciones feministas, en una nota publicada en Pulso, la abogada de la Universidad Católica –con posgrados en la Universidad de Bristol y en la Universidad de Florida, según su Linkedin– se mostraba “feliz y orgullosa” por el nombramiento. “Es un gran paso, porque soy mujer y, además, porque no soy militante”, declaró Cruz.

Su contrato de planta, acorde a la plataforma de transparencia de Corfo, comenzó el 28 de mayo de 2018. En este mismo sitio se especificaba que el término del vínculo sería el 28 de noviembre de 2018.

Un día antes de que acabara la relación laboral, la ADP informó que el concurso para desarrollar la labor de fiscal ya tenía un resultado, en un proceso en el que se descartaron otros 173 candidatos, cuyos análisis curriculares estuvieron a cargo de la empresa Assertive Consulting Group Limitada.

Acorde a la indagación realizada por INTERFERENCIA, esa consultora suscribió un contrato con el Servicio Civil –dependiente del Ministerio de Hacienda– que se tradujo en una orden de compra por $11.213.015. La empresa le entregó al Comité de Selección –compuesto por funcionarios gubernamentales– una nómina de ocho candidatos, y el 21 de noviembre de 2018, Sichel la seleccionó dentro de la lista corta.

Dos veces puede ser coincidencia

El contrato de planta con Corfo de la ingeniera en biotecnología de Inacap –con un master en la Universidad Técnica Federico Santa María y otro master en Massachusetts Institute of Technology (MIT), según su Linkedin–, Rocío Fonseca Chamorro, comenzó en 2015, como directora ejecutiva de Start-up Chile, la famosa aceleradora de emprendimientos innovadores del estado chileno.

En mayo de 2018 Fonseca fue nombrada –de manera suplente– a cargo de la dirección ejecutiva del Comité Innova, una entidad superior a Start-up Chile, y la que se convertiría luego en la gerencia de innovación.

Sichel lo celebró en su cuenta de Twitter el 8 de noviembre de 2018: “Un orgullo para Chile que la seca Rocío Fonseca, nuestra gerente de innovación en la Corfo, muestre en foro #productividadcaf cómo trabajamos para que una economía basada en la creatividad y en el conocimiento sea la oportunidad del desarrollo para LATAM”.

El 30 de noviembre de 2018, caducaba el contrato interino de Fonseca, el que se extendió hasta el 31 de diciembre del mismo año.

Para entonces, la consultora Surlatina Consultores en Recursos Humanos Limitada ya había hecho el análisis curricular de las 685 personas admisibles para el cargo, y seleccionado a 26 de éstos para realizarles una “evaluación directiva y/o evaluación psicolaboral”. Un servicio que costó a la ADP $16.441.932.

Finalmente, el 12 de diciembre, tres semanas antes del fin del contrato transitorio, salió humo blanco desde las oficinas de Corfo: Rocío Fonseca Chamorro era la elegida para ocupar la gerenta de innovación.

Tres veces y tienes un patrón

El contrato de planta con Corfo de la ingeniera forestal de la Universidad Católica –y master en finanzas de la Universidad Adolfo Ibáñez, según su Linkedin–, María de los Ángeles Romo Bustos, comenzó el 23 de mayo de 2018. Su función era estar a la cabeza, y de manera suplente, de la gerencia corporativa de la entidad estatal.

En este caso, la empresa consultora a cargo del análisis curricular del concurso fue Águila y Jaime Asesorías y Consultorías en Gestión de Personas Limitada, que cobró $16.277.699 por prestar este servicio.

Un total de 513 personas avanzaron a la etapa de admisibilidad en la cual la consultora analizaría las hojas de cada uno de los postulantes. De éstos, se seleccionaron 18 candidatos para pasar a la “evaluación directiva y/o evaluación psicolaboral”.

Finalmente, el 19 de diciembre de 2018, seis días antes de Navidad, el sitio web de Alta Dirección Pública informó que la autoridad de Corfo había “decidido nombrar a María de los Ángeles Romo Bustos en el cargo”.

El cuarto seleccionado

El siguiente resultado se conoció este 9 de enero, cuando el portal de Alta Dirección Pública confirmó el nombramiento de Luis Felipe Andrés Oliva Díaz como gerente de inversión y financiamiento.

Este ingeniero civil industrial -master de la Universidad de Nueva York y MBA en ESADE de España, según su Linkedin- asumió en el cargo como suplente el 9 de junio, logró imponerse entre los otros 284 postulantes que pasaron la primera etapa, los 24 que fueron seleccionados para la evaluación psicolaboral y los 6 que finalmente llegaron hasta el Comité de Selección. INTERFERENCIA no logró acreditar la consultora a cargo del proceso ni el monto involucrado.

De esta forma, por cuarta vez, y en un lapso de un mes y 14 días – comprendidos entre el 27 de noviembre y el 9 de enero–, la entidad estatal dejó a las personas que habían llegado de manera suplente, luego del arribo de Sichel, en los mismos puestos sometidos a concurso público.

El sobrino del ministro

Otro concurso que abrió la ADP fue para ocupar la gerencia de desarrollo competitivo de Corfo, que desde el 4 de junio de 2018, y de manera suplente, lo ocupó el ingeniero agrónomo de la Universidad Católica, Claudio Valenzuela Chadwick -master del Centro de Estudios Agronómicos de Montpellier y de desarrollo local y rural de la Universidad Politécnica de Madrid, según su Linkedin- cuyo grado de parentesco con el actual ministro del Interior, Andrés Chadwick, es de sobrino de segundo grado (su madre y el jefe de cartera son primos hermanos).

Su contrato de planta tenía como fecha final el 4 de diciembre de 2018, pero un mes antes, en noviembre, este plazo se extendió hasta el 5 de junio de 2019. Es decir, que puede estar en el cargo hasta dentro de medio año más

De acuerdo a la información entregada por Corfo, Valenzuela postuló al cargo mediante Alta Dirección Pública, pero el 21 de noviembre, 14 días antes de que terminará su contrato, el Comité de Selección declaró “desierto el proceso”.

Ninguno de los ocho candidatos que llegó a la etapa final logró calificar para el cargo, según se desprende de esta determinación, descartando en total a 629 candidatos  admisibles en primera instancia, entre los que se encontraba Valenzuela.

Los descargos de Sichel

Sebastián Sichel no quiso hablar directamente con INTERFERENCIA, pero desde su gabinete se emitió la siguiente declaración: “Corfo decidió llamar a concurso. Lo anterior implicó ratificar a dos personas que venían de la administración anterior: Luis Felipe Oliva en la gerencia de inversión y financiamiento y Rocío Fonseca en Innovación, que provenía de Start up Chile y que ahora fueron evaluadas en su mérito, ya que antes la designación era discrecional. En tanto, la fiscal es una designación a concurso que realiza el Presidente de la República. Y todos, además, fueron evaluados en el primer lugar de la lista por panel experto de la ADP”.

Al respecto, huelga decir que si bien, tanto Oliva, como Fonseca, trabajaban en Corfo desde la administración anterior, su designación como suplentes en los cargos en los que concursaron estuvo a cargo de la actual gestión.

Consultados sobre la situación de Valenzuela, desde Corfo confirmaron que había participado del proceso y una vez que se les preguntó por qué se mantendría en el cargo si fue descartado en el mismo, se remitieron a responder: “Lo que nos informó ADP es que no hubo candidatos suficientes que pasaran la línea base”.

En cuanto a la participación de Sichel en la designación de los funcionarios, desde la corporación defendieron su gestión argumentando que en “tres de los casos la resolución le corresponde al director del servicio que ratificó a quien venía en primer lugar en calificaciones en las ternas enviadas por la Alta Dirección Pública de acuerdo al procedimiento legal. Lo mismo ocurrió en el caso de la designación presidencial que corresponde al fiscal. En dos de esos casos se trataba de funcionarios que ya se encontraban en la institución y en otros dos, personas que se incorporaron durante esta administración”.

Finalmente, INTERFERENCIA, consultó por la credibilidad del sistema de ADP, tomando en cuenta que los cinco funcionarios interinos designados por la actual administración continúan en sus cargos, siendo cuatro de ellos ratificados por el sistema.

“Estamos contentos por el proceso, que ha significado contar con una fiscal con las más altas calificaciones, siendo abogada y doctora en economía; una gerente corporativa máster en finanzas, con una larga trayectoria en emprendimiento; una gerente de innovación con un máster en el MIT; y un gerente de inversión y financiamiento que es economista, máster en economía y finanzas en la NYU. Con una buena mezcla de continuidad de gente que lleva años de carrera en la institución y personas que se han incorporado con alta experiencia en emprendimiento y economía. Además, tres de estas gerencias son lideradas por mujeres”, respondió la autoridad.

Buenas credenciales académicas que fueron corroboradas por INTERFERENCIA ¿pero realmente mejores que las de otros 2.284 candidatos en concurso?

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario