Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 13 de julio de 2020
No acaba solo con los "débiles"

‘The Economist’ sugiere que fallecidos por Covid-19 habrían vivido 11 años más en promedio sin el virus

Diego Ortiz

Estudio publicado por 'The Economist'

Estudio publicado por 'The Economist'
Estudio publicado por 'The Economist'

Un estudio de universidades escocesas citado por la publicación británica analizó el tiempo de vida perdido por las víctimas de Covid-19 y el resultado contradice la creencia popular de que el coronavirus es grave sólo en personas cercanas a la muerte.

¿Habrían muerto pronto las víctimas de Covid-19 de no existir el virus? Con esa interrogante el semanario británico The Economist tituló un artículo sobre las expectativas de vida de los fallecidos por coronavirus.

El medio publica un estudio realizado por investigadores de distintas universidades escocesas, el cual toma información médica de fallecidos por Covid-19; dividiéndolos por género, edad y preexistencias médicas para después comparar esa información con la expectativa de vida de grupos similares sin el contagio del virus.

El resultado del estudio sugiere que –contrario a la creencia de que el virus solamente mata a parte de la población que está débil– los fallecidos, de no haber contraído el virus, habrían vivido en promedio 11 años más.

Estudio publicado por 'The Economist': promedio de años perdidos para pacientes fallecidos por Covid-19

Estudio publicado por 'The Economist': promedio de años perdidos para pacientes fallecidos por Covid-19
Estudio publicado por 'The Economist': promedio de años perdidos para pacientes fallecidos por Covid-19

El punto de partida fue analizar la información disponible de 6.801 víctimas italianas de Covid-19, agrupadas por edad y sexo, excluyendo del estudio al 1% de fallecidos correspondiente a personas menores de 50 años. Un 40% de los fallecidos hombres tenía más de 80 años, mientras que para las mujeres un 60%. Estos dos grupos sobre 80 años, correspondientes a cerca de un 50% de los fallecidos estudiados, quienes comúnmente se consideran como más probables para morir, dado su avanzada edad.

Pero, en la actualidad, tener esa edad no es sinónimo de estar cercano a la muerte. El estudio detalla que una persona de 80 años probablemente llegará a los 90 años, ya que las personas con mala salud generalmente fallecen antes de llegar a esos años de vida.

Además, los investigadores escoceses tomaron la data existente de 850.000 galeses para predecir qué tanto vive normalmente una persona dada cierta edad y ciertas condiciones de salud.

A partir de la información levantada, el estudio encontró que las personas que fallecieron a causa del coronavirus tenían tasas levemente mayores de preexistencias médicas que el resto de las personas de su edad. Incluso, el estudio da cuenta que un 20% de los fallecidos eran personas razonablemente sanas entre sus 50 y 60 años, para los que su expectativa de vida era en promedio de 25 años más.

Si bien el estudio no contó con información sensible -como el número de personas fallecidas que se encontraba en hogares de ancianos o información más específica en cuanto a preexistencias coronarias y pulmonares- que podría haber bajado la expectativa de vida de los fallecidos, la evidencia sí sugiere que muchos de las víctimas por Covid-19 estaban lejos de morir.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario