Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 1 de Diciembre de 2021
Las tres comunas

El Apruebo en las comunas donde ganó el Rechazo, reflexionando sobre los privilegios

Francisco Velásquez

tres_comunas.png

Imagen: BBC, las comunas donde ganó el Rechazo
Imagen: BBC, las comunas donde ganó el Rechazo

Hace casi un mes se realizó el plebiscito de entrada al proceso constituyente, en el cual ganó la opción Apruebo – Convención Constituyente por en torno a un 80 % de los votos. En tanto, en la comuna de Vitacura, La Condes y Lo Barnechea se impuso el Rechazo por alrededor de 60% de los votos. INTERFERENCIA indagó en la opinión de quienes votaron Apruebo en las comunas donde se impuso el Rechazo.

 Tomás disfruta un café en una de las terrazas del Portal la Dehesa

- ¿Votaste Apruebo o Rechazo?

Responde con otra pregunta; - ¿Tengo cara de Apruebo?

Así inició la conversación en la que este joven de 29 años, quien pidió reservar su apellido por problemas anteriores en las redes sociales, explicó sus motivaciones para participar en el plebiscito de entrada al proceso constituyente.

“Yo quería votar Apruebo, lo dije en mi casa y lo comenté en la familia de mi polola, pero todos me trataron como si fuera un traidor, me dijeron que si votaba Apruebo iba a permitir que en cualquier momento nos vinieran a quitar lo que teníamos. Las presiones en la familia son muy potentes, ni siquiera en la cámara secreta pude cambiar el voto y terminé votando Rechazo”., confiesa.

El pasado 25 de octubre se llevó a cabo el plebiscito de entrada al proceso constituyente, en el que las dos opciones que existían era Apruebo o Rechazo, así como también se votó para decidir cuál sería el organismo que redactaría la carta magna, Convención Constituyente o Convención Mixta.

El Apruebo se impuso por un 78% de las preferencias y -coherentemente- la opción Convención Constituyente obtuvo un resultado similar. Mientras que el Rechazo se impuso en cinco comunas de Chile, Vitacura, Las Condes y Lo Barnechea, las tres ubicadas en el sector oriente de la capital, junto a Colchane y la Antártica, comunas muy pequeñas donde funcionan bases militares permanentes del territorio.

INTERFERENCIA indagó en los votantes del Apruebo en dichas comunas donde se impuso el Rechazo y de esta manera caracterizar sus motivaciones.

Las comunas del Rechazo

Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea pertenecen a la Región Metropolitana, entre ellas concentran a más de 400 mil habitantes de un total de 7,1 millones que habitan en la región. Las tres son colindantes y se ubican en el sector nororiente de la ciudad.

Con un ingreso per cápita aproximado de US $1.400, estas comunas son las más ricas de la región y su nivel educativo, según el censo de 2017, en promedio supera los 20 años de estudios. Sin embargo, en este sector también se evidencia la gran desigualdad socioeconómica del país.

En un estudio encargado a Unholster por el Círculo de Directores, con apoyo de la Universidad de los Andes, donde se invitó a 500 directores de grandes empresas, líderes de opinión, periodistas, economistas y dirigentes del mundo de las organizaciones civiles y sociales, se preguntó por la percepción que tiene la elite -presumiblemente presumiblemente el grueso de ellos vecinos de las tres comunas- sobre la desigualdad.

En promedio, la percepción de la élite apuntó a que el 25% es clase baja, el 57% es clase media y el 18% es clase acomodada. Esa visión no se condice con los datos: 77% es clase baja, solo el 20% clase media y solo el 3% es clase acomodada. Esto demuestra la disociacón y lejanía de la realidad que tiene la elité.

Por otra parte, las élites estiman que el 39% de la clase media y el 18% de la clase baja están afiliados a isapres. La realidad es que son 8% y 0%, respectivamente.

La élite también sobrestima el valor de la vivienda en comunas de nivel socioeconómico medio y bajo (NSE). O sea, perciben que viven en casas con un valor mayor al que realmente tienen. Para la élite, el valor de una vivienda promedio en una comuna como Quinta Normal es poco más de un tercio de lo que vale una en Lo Barnechea. Sin embargo, la realidad es que una casa en Lo Barnechea vale 30 veces más que una en Quinta Normal.

José Luis Fernández es periodista y empresario, vive en Vitacura y sus hijos estudian en el Saint George College, votó en Las Condes y ha sido vocal de mesa en las últimas cuatro votaciones. “Me sorprendió que el Rechazo ganara por tan poco, hay muchos que votaron Apruebo aunque son de derecha”, comenta.

“Mi círculo de amigos votaron Rechazo. La gente estaba bastante desubicada y pensaba que esa opción podría dar una sorpresa. Claramente estaban lavados de cabeza. Con el triunfo del Apruebo muchos estaban enojados, porque esto podía transformarse en Chilezuela y decían que el socialismo llegaría para quedarse. Ellos viven en una burbuja”, explica Fernández.

Esa burbuja, según el empresario, se puede notar en la capacidad de pago, muchos de ellos pagan dos o tres empleadas domésticas, tienen cuatro autos, aunque esto signifique un gran pago en patentes. "Esa no es la realidad de Chile, por eso siempre se están mirando el ombligo y cuando piensan en aportar lo hacen con una visión asistencialista, jerárquica y siempre mirando a la gente para abajo. Hay que ayudar a esta pobre gente, es la expresión que muchos usan”.

“No me sorprende que la gente de 50 a 80 años vote Rechazo, porque ellos son los que han formado estas comunas, sin embargo, me preocupa que las personas jóvenes, con el nivel de información que existe, no tengan decisión propia. Incluso cuando te hablan cambian el discurso y te dicen cómo pudiste votar Apruebo, como si el Apruebo fuera una minoría”, profundiza el periodista.

En los contornos de la batalla del mall

El mall Portal la Dehesa durante el estallido social se trasformó en un icono de la lucha de clases. En diferentes oportunidades los manifestantes que llegaron a esos espacios fueron expulsados por clientes, que en una acción prepotente, invitaban a las personas que se manifestaban a volver a sus poblaciones como una forma peyorativa de decirles que eran pobres y que ese lugar no les correspondía.

INTERFERENCIA fue a este mall para buscar la explicación del 40% que votó Apruebo en las comunas del Rechazo.

Loreta Pareto espera a su hermana mientras paga cuentas. Ella vive en La Dehesa y su hogar está constituido por nueve personas, siete de los cuales votaron en el plebiscito. Tres votaron Rechazo y cuatro Apruebo.

“En mi familia somos muy abiertos en estos temas, se conversan y se puede llegar a un acuerdo. Cada uno pone su punto de vista. En mi casa las distintas opiniones valen, entonces no hubo problema”, relata la joven.

"Yo voté Apruebo, porque es una Constitución hecha por un dictador y ha pasado mucho tiempo y se necesita cambios en Chile. Pude ver a mis amigos sin capacidad de decidir, porque la presión de la familia es una cosa que te consume la cabeza. Al final toda tu familia habla todo el rato del tema y te vas guiando por lo que dice tu círculo más cercano”, profundiza Pareto. 

Según la joven, los miembros de su familia que votaron Rechazo lo hicieron por enojo, ya que no querían ver más destrucción producto de las manifestaciones. Mientras que su círculo cercano decidió por la opción de no cambiar la Constitución, porque “hay una burbuja, es gente muy cerrada de cabeza que estamos muy acostumbrados a la buena vida, pero no se dan cuenta que lo que tienen ellos no es lo que tienen ni siquiera tres cuartos de Chile, entonces lo ven desde una mirada más egoísta”.

Ximena Varas de 26 años, mientras paga las cuentas en un stand del Mall Portal La Dehesa, cuenta que su abuelo es pinochetista y que para ella tener una posición diferente responde al nivel de información con la que cuenta. Esta estudiante de técnico en enfermería reflexiona; “quizás antes no había mucha información, porque no se sabía por otros medios y solo existían la tele, los diarios y la radio. Pero ahora nosotros tenemos acceso a mucha información, entonces la gente está más informada y te puede decir en qué está de acuerdo y en qué no”.

1.jpeg

Ximena Varas
Ximena Varas

“En el sector de los Trapenses en La Dehesa, si un joven quiere votar Apruebo va a tener la opresión de su familia. Sin embargo, supe de muchas personas que, aunque vivían en ese contexto, votaron Apruebo, porque encontraron en esta votación un espacio. Un ejemplo de eso es el de una amiga que es lesbiana, que votó Apruebo, porque confía en que, marcando esa opción, existirán mejores condiciones para enfrentar su condición sexual”, explica Varas.

Las Condes B

La calle Vital Apoquindo es un reflejo de la desigualdad socioeconómica que existe entre los habitantes de Las Condes. Los grandes jardines contrastan de forma abrupta con los edificios ubicados en La Quebrada. Estos no son pequeños, incluso tiene 3 o 4 dormitorios y su entorno está acondicionado con jardines, piscina y quinchos. "Son de clase media", dicen los vecinos.

Soraya Lipi es empleada pública, trabaja en IPS Chile Atiende y vive hace 32 años en la comuna de Las Condes. “Voté Apruebo, porque la constitución está antigua. No es igualitaria y hay que modernizarla por los tiempo de ahora”.

La mujer de 50 años es presidenta de la junta de vecinos y explica que Las Condes “tiene dos grupos de personas muy marcados, no todos somos adinerados e igualmente hemos tenido que enfrentar una discriminación constante por vivir en estos barrios. Las personas de otras comunas nos discriminan por vivir en el sector oriente y acá nos discriminan, porque no somos millonarios”.

2.jpeg

Soraya Lipi
Soraya Lipi

Lipi confiaba en el plebiscito como una opción para  mejorar las demandas que se evidenciaron en el estallido social, sin embargo, se decepcionó cuando quiso ser parte del grupo de constituyentes que redactará la constitución. 

“Para mi el plebiscito es un adorno, los mismos políticos de siempre que no tienen cargos ahora pueden ser los candidatos para redactar la Constitución. Ser independiente es imposible, primero por las firmas, pero después por el apoyo que se necesita para una candidatura. Seguro que los partidos políticos secuestrarán el proceso y eso traerá un estallido social mucho mayor, porque es un engaño. Esos políticos tienen que salir de esto, porque ellos representan las antiguas ideas”, dice Lipi.

Pablo Salvador Vásquez es vecino de Las Condes, tiene 31 años y un hijo de 11 que vive en Lo Espejo. Estudió gastronomía, y se encuentra decepcionado, porque en los trabajos donde ha estado dice haber entregado toda su experiencia y esfuerzo, pero nunca fue bien remunerado y menos considerado para algo mejor. Por eso ha optado por trabajar como vendedor. Con la pandemia quedó sin trabajo y ahora vende alfajores hechos artesanalmente y almuerzos que prepara cada día para vender en las calles de la comuna.

3.jpeg

Pablo Salvador Vásquez
Pablo Salvador Vásquez

Para Vásquez, el plebiscito es una oportunidad para cambiar la forma de la política. “Voté Apruebo, porque son muchos años con la misma política. Eso se ve cuando prendes la tele y son puros payasos los que te encuentras, son personas que están en la farándula, y luego están en la política y uno se pregunta cómo. No confío mucho en que este proceso será transparente, pero creo que es mejor que nada”.

“En esta comuna nosotros somos discriminados, el hecho de vivir en una vivienda social. En esta comuna nos trasforman en un desagrado para los antiguos propietarios de Las Condes. Incluso creo que si pudieran poner un muro para separar la comuna lo harían. Cuando caminas por las calles los guardias te siguen y todo el tiempo te vigilan por las cámaras. Incluso a través de los postes inteligentes los vigilantes te echan de las plazas advirtiéndote a través de los parlantes, que cada día son más en esta comuna”, denuncia Vásquez.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Debe ser terrible y frustrante, vivir en una comuna, donde vives y no te aceptan porque no representas los valores que aparentemente tiene la mayoría, (segregación) y mas traumático aun que te digan que no debieras habitar ahí por pensar diferente,....simplemente muchos descendientes de "rotos con plata" viven el espejismo de vivir en su propia burbuja o como dijo el presidente "una isla"

Añadir nuevo comentario