Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 13 de noviembre de 2018
Por primera vez se da la "final soñada"

El Big Bang del fútbol: Boca vs River en la final de la Copa Libertadores

Manuel Salazar Salvo

Este sábado, a las 17 horas, el planeta fútbol será testigo del histórico choque entre ambos colosos argentinos. Nunca antes se habían enfrentado en una final de la Copa Libertadores. El periodista Manuel Salazar desmenuza para INTERFERENCIA el impacto de este inédito enfrentamiento y la historia política y social de ambos clubes.

Cuando los niños argentinos aún no tienen definido su color de pelo, ni sus preferencias políticas, ni tampoco el club de fútbol del que se harán hinchas, el día de sus cumpleaños las mamás no se hacen mayores problemas. En la cubierta de la tan esperada torta para la celebración, colocan a un lado unas miniaturas de mazapán de los jugadores de Boca; al otro lado unas figuritas de River; y, al medio, dulce de leche.

La historia la cuenta Roberto Fontanarrosa, el dibujante que dio vida a Boogie, el aceitoso y a Inodoro Pereyra, el gaucho renegado, pero que también escribe de fútbol, y muy bien. Él es hincha furibundo de Rosario Central, el mismo equipo que afiebra al papa Francisco. En una ocasión la revista El Gráfico le pidió que hiciera una crónica sobre el súper clásico entre Boca y River y lo llevó a la Bombonera. Fontanarrosa que ya se empinaba sobre los 50 años, no había ido nunca a ese espectáculo y ya sentado allí cuando salíó Boca a la cancha y el estadio comenzó a temblar en medio de gritos y cantos, el dibujante se sintió nervioso y se puso de pie.

-¿Por qué mierda me pongo nervioso si yo soy hincha de Central?-, se preguntó.

Porque es imposible no hacerlo. Diversos diarios y revistas de todos los países han calificado al clásico Boca-River como el espectáculo deportivo más importante del mundo. Imperdible. Tanto así que Vladimir Putín, el primer ministro ruso que estará en Argentina el próximo sábado 24 de noviembre ya pidió que lo llevaran a ver el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores que se efectuará en el estadio Monumental de River.

Boca ha ganado seis Copas Libertadores y River tres. El que más ha ganado en Argentina es Independiente de Avellaneda, los “diablos rojos”, que han conseguido siete veces el preciado trofeo.

Este sábado, a las 17 horas, el planeta fútbol estará frente a los televisores esperando ser testigo del histórico choque entre ambos colosos argentinos. Nunca antes se han enfrentado por la Copa Libertadores, el título que los designará el mejor equipo del continente americano. Los que ganen lo llevarán como miel en los labios durante el resto de sus vidas; los que pierdan deberán soportarlo siempre como una dolorosa esquirla en medio del corazón.

Buscar en los archivos argentinos de fútbol cuál ha sido de estos dos el equipo el más ganador en más de 100 años de historia es prácticamente imposible. Y no es por la falta de registros, es porque ellos han sido escritos por hinchas de uno y otro bando. Si el cronista era xeneize, será Boca el que tiene mejores números; si era banda sangre, lo será River. En todo caso, son incontables las copas de todo tipo que han conseguido ambos cuadros. Lo que sí está claro es que Boca ha ganado seis Copas Libertadores y River tres. El que más ha ganado en Argentina es Independiente de Avellaneda, los “diablos rojos”, que han conseguido siete veces el preciado trofeo.

La Bombonera, estadio llamado así por su parecido a una caja de chocolates que se vendía en Argentina cuando fue construido, es un escenario sobrecogedor, con los palcos encima del césped y las tribunas tan inclinadas que pueden dar vértigo. Y con miles de hinchas saltando, cantando y gritando durante todo el partido.

En mayo de 1991 los jugadores brasileños de Flamengo salieron dos horas antes a la cancha para asimilar el impacto de la fanaticada adicta de los locales. Juniors, el más experimentado de los jugadores cariocas visitantes, les dijo a los jóvenes que no se justificada temor alguno porque en el Maracaná jugaban a menudo con mucha más gentes.

-Claro, pero allá no tiembla el piso como aquí-, le respondió uno de los más novatos.

Entre los chilenos que han pisados esos pastos en algunos clásicos anteriores, se cuentan, por parte de Boca: Roberto Luco, un olvidado delantero de los años 30; Ivo Basay, Gary Medel, el “Chapa” Fuenzalida y Fernando Riera como DT. Por River: Ascanio Cortés, Eladio Rojas, Marcelo Salas, Alexis Sánchez, Cristián Álvarez, Gustavo Canales y Manuel Pellegrini como DT.

En el primer duelo de este sábado Boca Junior será dirigido por Guillermo Barros Schelotto, que fue uno de los grandes jugadores del club en las últimas décadas. En la banca de River Plate el DT estará Marcelo “El Muñeco” Gallardo, quien ya le ha dado cinco títulos a los banda sangre y también brilló en el equipo junto al “Matador” Salas y al “Príncipe” Francescoli.

Revisa nuestros artículos sobre la historia de Boca Juniors y River Plate. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

El papa Francisco es hincha de San Lorenzo.

Añadir nuevo comentario