Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 29 de Julio de 2021
[El Domingo político en la TV]

El debut de las nuevas caras que desfilarán por su aparato de TV

Mr. Wolf (@Mister_Wolf_0)

Soy Mr. Wolf (@Mister_Wolf_0) y este es mi resumen de un domingo que marca un escenario político que ya empieza a tomar forma, con nuevas voces que suenan más fuerte que las antiguas. Al menos suenan distinto y dicen otras cosas.

Las escenas vividas el miércoles 19 de mayo de 2021 en el Servel superan la trama de cualquier serie de ficción emitida por canales de pago, por lo que para este domingo político en TV no fue fácil dar con un contenido a la altura de dicho espectáculo. Pero, la puesta en escena de los nuevos actores vale la pena, así como también el posicionamiento que irán tomando los rostros ya conocidos.

El domingo comenzó con Roberto Cox entrevistando en CNN a la candidata del Frente Amplio (FA) a la gobernación de la Región Metropolitana, Karina Oliva. Luego de varios minutos de una entrevista típica, de pronto Cox preguntó a la candidata qué hará con la violencia en las manifestaciones en Plaza Baquedano. Oliva no lo pensó dos veces y dio la respuesta más interesante frente a un set de preguntas predecibles: “primero, el futuro gobernador no tiene atribuciones sobre Carabineros, y segundo, jugaremos un rol político para frenar al gobierno en la represión a la población cuando se manifiesta, construyendo un centro cívico democrático que articule el diálogo y la participación social en Plaza de la Dignidad”. 

Minutos más tarde fue la oportunidad del constituyente electo con la primera mayoría nacional, Daniel Stingo de enfrentar a Cox, quién trasuntaba en sus preguntas un miedo arquetípico hacia la izquierda,, pero Stingo, con su modo directo y tajante, le dijo: “Queremos una sociedad de derecho, no es mucho más que eso Roberto; qué la salud, educación y el agua no sigan privatizadas, (…) Nadie quiere una revolución marxista leninista come guaguas, la gente quiere que no se siga abusando y cuando alguien de la élite comete un delito, estos sean detenidos y se vayan presos”. 

Luego comenzó Mesa Central en Canal 13, abriendo la mañana con la entrevista al presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, quién confirmó que su partido no se moverá del pacto Unidad Constituyente, y acusó al Partido Comunista y al Frente Amplio de vetar a su candidata Paula Narváez. Eso, mientras Ximena Rincón, ex candidata demócrata cristiana, lanzaba un tuit acusando a Elizalde de haberla vetado a ella. Un revival de lo del miércoles, pero ya visto y por lo tanto más aburrido.

El programa siguió su camino y abrió su mesa para conocer a algunos constituyentes que escribirán la nueva carta magna. Esta vez el canal cumplió con representar las proporciones de las fuerzas políticas de la Convención, al invitar asambleístas de todos los sectores; pueblos originarios, independientes, izquierda, centro izquierda, y derecha. 

Equilibrado panel que tuvo varios momentos interesantes como la intervención inicial de Elisa Loncon, hecha en mapudungún o la intervención de Natalia Henríquez, de la Lista del Pueblo, quien encaró a Carol Bown, de la UDI, cuando decía que Joaquín Lavín es un candidato que asegura los derechos sociales: “la derecha puede hablar de derechos sociales, el tema es que utiliza el concepto sin realmente hacerse cargo de lo que significa el concepto, y eso quedó muy claro durante la pandemia, porque en este país se construyó una política sanitaria mirando a la marco economía”. 

El horario prime comenzó con un tibio Pauta Libre, que no brilló como otras noches de domingo.  

En la vereda del frente, CNN tampoco logró cautivar y eso que tuvo dos candidatos a la presidencia, el primero fue Joaquín Lavín quién se vio apagado, complicado y enredado, evitando preguntas. Incluso el candidato mejor aspectado del sector llegó a decir que era muy probable que en la carrera presidencial podría haber una segunda vuelta sin la derecha. 

Con ese ánimo se pasó a la entrevista de Gabriel Boric, quien se vio en contraste más activo y enérgico, pero no contundente; al candidato del FA le tocaba dar explicaciones por la famosa fallida primaria con los socialistas. Quizá el momento más interesante fue cuando Daniel Mansuy le preguntó si le beneficiaba a su candidatura el no ser comunista, a lo cual Boric respondió: "el fantasma del anticomunismo es algo que ronda en los medios tradicionales y no en el pueblo de Chile, espero ganarle a [Daniel] Jadue en primarias con ideas y propuestas”. 

La noche cerró con un programa que se robó toda la atención y fue para sorpresa de muchos el tema de conversación nocturna; Estado Nacional. TVN apostó por abrir un panel de discusión con seis constituyentes, en donde dos eran de derecha (1/3); Carol Bown y Constanza Hube (ambas UDI). El programa abrió con un llamado al diálogo y a crear puentes para llegar a acuerdos con los demás constitucionalistas. Pero el diseño pronto se fue la borda, cuando un enérgico Daniel Stingo paró en seco a los anfitriones para decir: “Los grandes acuerdos los vamos a poner nosotros”, refiriéndose a las fuerzas ganadoras de la elección, que no incluyen a la UDI. “Ustedes deben entender que perdieron y hoy son minoría”, remató Stingo. 

Las palabras del convencional sacaron ronchas y gritos de las protagonistas del rechazo, pero encontraron respaldo en las demás panelistas. En ese marco de empoderamiento, Natalia Henríquez, de la Lista del Pueblo, encajonó a Hube al establecer la distinción entre libre acceso a la salud y el derecho a la salud: “El derecho a la salud no está garantizado en la actual Constitución, el derecho a la salud no es el acceso a una atención, es mucho más que eso, es garantizar cómo se asegura el bienestar de las personas y no en la atención de la enfermedad. Al final es cómo le aseguras a la gente el acceso al agua, a la alimentación, al transporte, a una vivienda, a un trabajo digno. O sea, la salud como un derecho determinante para la sociedad”. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Muchas gracias por la síntesis

El fin del cuoteo binominalista en [email protected] [email protected] a programas de debate es algo necesario e imprescindible, Chile despertó y ya no soporta a ciertos eternos personajillos político-televisivos (Müller y Vidal por ejemplo). También deberían variar las posturas de los entrevistadores, salvo Tolerancia Cero de CNN-CHV, parcialmente. Bueno, exceptuando a La Red que marca la pauta y donde destaca un conductor que en buen chileno "se moja el potito" con sus opiniones. Vía X es también una buena opción de TV sin tapujos, ahí, Freddy Stock hace lo mismo que Eduardo Fuentes.

Añadir nuevo comentario