Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 6 de diciembre de 2019
Providencia

El error del municipio de Matthei que afecta a la inmobiliaria del sobrino de Chadwick

Joaquín Riffo Burdiles

La Dirección de Obras Municipales aprobó la construcción de un edificio de siete pisos en un pasaje de Providencia, lo que Contraloría consideró fuera de derecho, dada la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones y el Plano Regulador Comunal. Pero, la inmobiliaria del anteproyecto -con la autorización municipal en la mano- ya había adquirido tres propiedades para comenzar la edificación, cuyo gasto tendría que ser indemnizado por la Municipalidad, al haberse basado dicha inversión en un informe favorable del municipio.

El 29 de octubre de 2018, la Dirección de Obras Municipales (DOM) de Providencia resolvió aprobar el anteproyecto de edificación que pretendía la construcción de un edificio de viviendas de siete pisos en Toledo Nº 1950, 1960 y 1966, en un pasaje que da a Avenida Pedro de Valdivia, a pocas cuadras de Pocuro (ver documentación adjunta).

La iniciativa corresponde a Inversiones Inmobiliarias 2000 SpA, una filial de IFB Inversiones, empresa fundada en 2007, cuyos socios son Pablo Fleischmann Chadwick -hijo de María Helena Chadwick, y por lo tanto sobrino del Ministro del Interior, Andrés Chadwick-, José Ignacio Bezanilla, hijo del dueño de Besalco, y Sebastián Ibáñez Atkinson, hijo de Felipe Ibáñez, socio de Walmart en Líder.

Según su página web, la compañía “se ha caracterizado por ser una Empresa Boutique en Inversiones Inmobiliarias, generando relaciones de largo plazo con sus inversionistas y con los demás actores de la industria”. 

Tras el visto visto bueno de la DOM al anteproyecto, la inmobiliaria adquirió tres inmuebles en el pasaje Toledo, con el fin de comenzar las obras necesarias para dar curso a la construcción del edificio. 

Pero, la mala noticia para los impulsores de la edificación llegó tras un dictamen de Contraloría cifrado el 12 de julio de 2019 (ver documentación adjunta), en el que -tras respectivas consultas a la DOM de Providencia y al Seremi de Vivienda y Urbanismo Metropolitano- se determinó que el Certificado de Informaciones Previas (CIP) emitido por la DOM a la inmobiliaria contravenía un determinado artículo de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC); en tanto Toledo es considerado un pasaje y no una calle, por lo que construir ahí un edificio de más de dos pisos con mansarda contraviene la normativa.

El conflicto radica ahora en que la inmobiliaria hizo una inversión al comprar las tres casas de ese pasaje a un precio superior al del mercado, con información de la DOM, que resultó fuera de derecho. 

Ante este escenario, INTERFERENCIA intentó comunicarse con los socios de la empresa para conocer cuál será la próxima medida que tomarán y si está dentro de sus planes exigir una indemnización al Municipio, cuya resolución potencialmente les implica un perjuicio económico, pero desde la empresa declinaron referirse a este tema.

LOS VECINOS PREGUNTAN

El pasaje Toledo es una pequeña vía sin salida perpendicular a la avenida Pedro de Valdivia y cercana al Parque Inés de Suárez, en Providencia. En octubre, causó alarma entre algunos vecinos de la calle la aprobación del anteproyecto de un edificio en altura de siete pisos que rompería la tranquilidad en la que viven actualmente.

Entre los residentes, un arquitecto se encargó de realizar las averiguaciones legales correspondientes, para ver si la futura edificación se ajustaba a derecho. 

pasaje_toledo.jpeg

El pasaje Toledo de Providencia (Foto: Google Street View)
El pasaje Toledo de Providencia (Foto: Google Street View)

El arquitecto acudió a la Municipalidad, y el 21 de febrero pasado, la alcaldesa subrogante de Providencia, Patricia Caballero, le entregó los datos del anteproyecto, pero sin indicar la categoría exacta, según la OGUC, que tiene esa calle en el Plan Regulador Comunal (PRC). Tampoco Caballero señaló el nombre de la inmobiliaria. 

Por lo anterior, el vecino decidió dirigirse a la Contraloría General de la República, entregando la respectiva documentación, para resolver la legalidad de la medida.

El ente fiscalizador formuló las respectivas consultas a los correspondientes DOM y Seremi de Vivienda y Urbanismo. Un funcionario de esta última entidad -en su oficio Nº 1691 del 10 de abril de 2019 (ver documentación adjunta)- le respondió al contralor Jorge Bermúdez que “la vía local Toledo” no se encuentra en "el listado de las vías locales del PRC de Providencia" y que el Certificado de Informaciones Previas (CIP) emitido por la DOM a la inmobiliaria no se ajusta a la normativa vigente, pues el edificio se proyecta construir en un pasaje.

La OGUC dice que los pasajes no podrán considerarse como acceso para los usos de suelo de infraestructura, actividades productivas, equipamiento y residencial, aceptándose sólo viviendas con dos pisos de altura más mansarda. 

Es así como en su dictamen Nº 8.518 del 12 de julio de 2019 enviado a la alcaldesa Evelyn Matthei, la Contraloría expresó que el informe de la DOM de su responsabilidad, no se ajustaba a derecho.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario