Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 20 de febrero de 2020
Alcohol y alimentación

Estudio asegura que veganos sufren una peor resaca de alcohol

Lissette Fossa

Según una investigación de la Universidad de Utrecht de Holanda el zinc y la vitamina B3 son claves para enfrentar los síntomas de la "caña", como lo son los vómitos, el dolor de cabeza y malestar general. Dichos nutrientes se encuentran naturalmente en carnes y alimentos de origen animal, aunque también están presentes en algunos cereales y frutos secos.

Aunque la dieta vegana y vegetariana ha demostrado variados beneficios para la salud de las personas, un reciente estudio muestra que sería una dieta que no conviene mezclar con alcohol. Un estudio publicado en Journal of Clinical Medicine, de investigadores de la Universidad de Utrecht de Holanda, identificó que veganos y vegetarianos podrían experimentan resacas, tras la ingesta de alcohol, más severas que las personas que comen carne.

El estudio se aplicó a un grupo de 23 personas, quienes fueron monitoreados en reacciones típicas de la resaca, como vómitos, dolor de cabeza, náuseas, sudoración, sed, sensibilidad a la luz y al sonido.

A lo largo del estudio los participantes registraron todo lo que comieron y el análisis descubrió que aquellos con menos ácido nicotínico, también conocido como vitamina B3, y zinc en sus dietas, sufrieron resacas más fuertes. El bajo consumo de zinc, en particular, estuvo "significativamente asociado" con los vómitos, mientras que el bajo contenido de ácido nicotínico generó otros síntomas, como el dolor de cabeza.

El zinc se encuentra más comúnmente en la carne, mariscos y legumbres. La vitamina B3 es frecuente en productos de origen animal como carne, pollo y pescado, aunque también es posible encontrarlos en granos integrales, maní, paltas y champiñones.

"El ácido nicotínico y el zinc son necesarios para descomponer el etanol, que es el alcohol, en acetaldehído. Si necesitas estos dos nutrientes para digerir el alcohol, tiene sentido que si te falta, experimentarás una resaca peor", comentó al diario The New York Post, Rabia De LaTour, gastroenteróloga y profesora de medicina estadounidense.

A pesar de la relevancia del estudio, el zinc y la vitamina B3 no son la cura definitiva para la conocida “caña, sobre todo la del Año Nuevo. La composición genética, la dieta variada en alimentos, el estrés y otros factores, pueden determinar cómo una persona experimenta una resaca. 

De todas formas, quienes evitan comer carne obtienen otros beneficios, que han sido estudiados por la ciencia: se ha demostrado que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, podría desempeñar un papel importante en la reducción de dolores de cabezas y también puede ayudar a perder peso.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario