Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 27 de Octubre de 2021
Industria maderera

Forestal japonesa vende sus tierras en zona roja de Wallmapu y Arauco asoma como nuevo dueño

Lissette Fossa
Joaquín Riffo

monocultivo_forestal_comuna_de_arauco_horcones-760x398.80.jpg

Foto referencial: Monocultivo forestal en la provincia de Arauco (Resumen)
Foto referencial: Monocultivo forestal en la provincia de Arauco (Resumen)

Los terrenos en venta en la zona de Cañete, Contulmo y Tirúa pertenecen a la forestal Volterra, cuyos accionistas nipones estarían preocupados por el riesgo reputacional de sus actividades en el Wallmapu.

A través de discretas negociaciones, la forestal de capitales japoneses Volterra estaría negociando la venta de la totalidad de su patrimonio forestal ubicado en las regiones de la Araucanía y del Bío Bío, entre las ciudades de Cañete, Tirúa y Contulmo, epicentro del conflicto entre forestales con comunidades mapuche. La zona también ha tenido un aumento de los episodios de violencia y robo de madera en los últimos años. 

Según trascendió, los principales accionistas de la firma, las japonesas Nippon Paper Industries, Sumitomo Corporation y Mitsui O.S.K. Lines buscarían desprenderse de los terrenos debido a la dificultad para llevar a cabo el negocio y del riesgo reputacional que implicaría para sus inversiones, tanto en Chile como en el extranjero, especialmente en Japón.

Desde el sector señalan que la firma de accionistas nipones ha iniciado la venta de la totalidad del patrimonio forestal de Volterra, el que, según la página su página web, está constituido por más de 13.000 hectáreas.

Según trascendió, los principales accionistas de la firma, las japonesas Nippon Paper Industries, Sumitomo Corporation y Mitsui O.S.K. Lines buscarían desprenderse de los terrenos debido a la dificultad para llevar a cabo el negocio y del riesgo reputacional que implicaría para sus inversiones.

Por una parte, estaría interesado el brazo forestal de la familia Angelini, Arauco. En mayo de este año la firma vendió 80.489 hectáreas de bosques a un consorcio liderado por Timberland Investment Group (TIG), una división de BTG Pactual con sede en Estados Unidos. Según informó el Diario Financiero, la transacción le permitió a la compañía recaudar un total de US $343 millones, por lo que contaría con capital fresco para hacerse de este nuevo activo.

Fuentes del mercado comentan que también habrían otros interesados en adquirir los terrenos. Una sería una empresa forestal más pequeña y otra una empresa de bonos de carbono la que buscaría mantener las plantaciones de eucaliptos y pinos de la zona, pese a que se trata de bosques artificiales de especies que no son nativas y que aumentan el peligro de generar incendios forestales, además de propiciar la pérdida de biodiversidad, de agua y de hacer daño a nivel del suelo. Así las cosas, ninguna de las dos propuestas que han llegado a la mesa de los japoneses contribuye al término del conflicto con las comunidades mapuches ni a la conservación del medioambiente.

INTERFERENCIA se contactó durante la semana pasada con Arauco para conocer su versión respecto de esta eventual compra, pero la empresa declinó referirse a este tema. 

A su vez, nuestro medio consultó a Volterra si efectivamente tenían considerados vender estos terrenos, pero desde la compañía respondieron que todos sus trabajadores estaban con teletrabajo y pese a intentar contactar a uno de sus gerentes, no fue posible obtener una respuesta durante estos días. 

Japonesas en riesgo

Nippon Paper Industries, que cuenta con el 45% del capital de Volterra, es especialmente susceptible al riesgo, debido a que se encuentra entre las diez empresas más importantes del mundo en la industria de la celulosa y el papel -con ventas por sobre los US$ 9,5 mil millones- y cotiza en dos de las bolsas de valores de Japón (Tokio y Nagoya) y en la Bolsa de Valores de Osaka. Asimismo, el papel forma parte del índice bursátil Nikkei Stock Average, que mide el rendimiento de 225 grandes empresas de propiedad pública de Japón. La compañía forma parte de Nippon Paper Group, conglomerado que cuenta con cerca de 160 filiales y empresas relacionadas de diversos sectores como energía, químicos y agricultura, entre otros.

Desde el sector señalan que la firma de accionistas nipones ha iniciado la venta de la totalidad del patrimonio forestal de Volterra, el que, según la página su página web, está constituido por más de 13.000 hectáreas.

Sumimoto Corporation, que tiene otro 45% de la forestal local, es otro de los gigantes de Japón. Es una de las principales sōgō shōsha (empresas de comercio general japonesas) del mundo y cotiza en tres bolsas de valores japonesas (Tokio, Nagoya y Fukuoka), formando parte de los índices bursátiles TOPIX y Nikkei Stock Average. Pertenece a Sumimoto Corporation Group, cuyo patrimonio está avaluado en US $22,8 billones, fortuna que le ha merecido un puesto en el ranking Fortune Global 500 durante 26 años.

Finalmente, Mitsui O.S.K. Lines, que posee el 10% restante de la propiedad de Volterra, es una de las compañías navieras más grandes del mundo, con acciones enlistadas en la bolsa de Tokio y un capital estimado en cerca de US$ 600 millones. Pertenece a MOL Group, conglomerado con inversiones en diversos sectores, desde bienes raíces hasta agencias de viaje.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Noticias veraces y completas

Añadir nuevo comentario