Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 5 de Diciembre de 2021
Historia de las AFP (Parte 1)

Hace 40 años, en mayo de 1981, debutaron las Administradoras de Fondos de Pensión

Manuel Délano
Gabriel Figueroa

josepinera.jpg

José Piñera explica el funcionamiento de su sistema de previsión.
José Piñera explica el funcionamiento de su sistema de previsión.

En este artículo, publicado en la revista HOY el 2 de mayo de 1981, los autores relatan los inicios de las AFP, sistema de pensiones creado por el ministro José Piñera durante el apogeo de la dictadura militar del general Augusto Pinochet. En las décadas siguientes este sistema de previsión sufriría cambios importantes en la propiedad de estas operadoras.

El estreno fue con "bombos y platillos". Desde el día 2 de mayo, cuando comenzó a operar la Reforma Previsional, la publicidad desplegó sus alas en los medios de comunicación. El "consumidor" a conquistar para las nuevas Asociaciones de Fondos de Pensiones (AFP) son los tres y medio millones de trabajadores que hay en el país. 

La mayoría de ellos, según diversos sondeos, tomó ya la decisión de cambiarse. Una encuesta de la agencia Time, por ejemplo, estimó que un 53 por ciento de los trabajadores quiere trasladar sus imposiciones a las AFP. Un 8 por ciento, en cambio, desea permanecer en las cajas de previsión. El resto, serían indecisos. 

A ese 92 por ciento de la población trabajadora, susceptible de ser captado por la nueva previsión, se dirigieron las AFP. Una de ellas, de un importante grupo económico, destinó más de cinco millones de dólares para la etapa de "lanzamiento". Otra, más "modesta", sólo gastará 300 mil dólares. En una tercera, en cambio, se manifestaron contrarios a la publicidad. Patricio Merino, gerente general de la AFP Hábitat, dice que la promoción "como todo costo, es pagado por el cliente, es decir, por el afiliado". A su juicio la publicidad "no es un factor decisivo". 

A toda máquina 

Todas las AFP, sin embargo -hay once funcionando y otras cuatro por constituirse- invirtieron recursos en la imagen. Locales de atención a lo largo del país, promotores que visitan a empresas y personas, una atención personalizada -"tratando que fuera más eficiente que la de las Cajas", dijo un ejecutivo de una AFP- y el atractivo del aumento de la remuneración líquida para quienes se trasladan son los "anzuelos" para los imponentes. 

El día del estreno, en algunas AFP aún no terminaban los preparativos. En varias, las oficinas estaban por terminar, faltaban los carteles de publicidad -había prohibición oficial para efectuarlas antes de la fecha- o no completaban su planilla de personal. "Para saber cuántas personas tengo contratadas ahora" -dijo un director de una AFP- "debo pedir la lista de los últimos diez minutos". 

Para el ex ministro del Trabajo José Piñera -actual titular de Minas-, uno de los autores de la Reforma Previsional, resultó imposible resistir la tentación. El 2 de mayo visitó las oficinas de AFP que funcionaban. Comentó: 

-Este es el día más importante de las últimas décadas para todos los trabajadores chilenos... Las perspectivas que entrega la nueva previsión a los trabajadores y sus familias van a incrementar sustancialmente no sólo la posibilidad de bienestar futuro, sino también la cultura económica de los trabajadores, que producirá un cambio en libertad. 

Al terminar la primera semana, en algunas AFP los ejecutivos con visibles muestras de satisfacción daban algunas cifras. En las que HOY visitó se habló de varios miles de afiliados. Y, en una, se aseguró que en los primeros dos días se agotaron los 30 mil formularios de inscripción que se habían confeccionado. 

Para Juan Raúl Ventura, abogado, director de AFP San Cristóbal, y una de las personas que participaron en la discusión de esta "modernización" (fue subsecretario del Trabajo), en estos momentos hay una situación especial: 

-La aparición de estas AFP es un ejemplo de laboratorio de la libre competencia. Es un caso único. Once empresas, con secreto previo, entraron a funcionar en un solo día con capitales poderosos. Y hay una guerra de eficacia, de precios para conquistar el mercado. 

Rostros que venden 

Mientras tanto, los "consumidores" comenzaron a elegir. En esta primera semana, la mayoría miró con más atención el monto en que suben las remuneraciones. Los más interiorizados, en cambio, comenzaron a estudiar las comisiones que las AFP cobran por administrar las imposiciones de los trabajadores. 

Otros se fijan en quién o quiénes aparecen como ejecutivos, Con pocas excepciones, las recaudadoras contaban con algún rostro conocido, generalmente un ex ministro o prominente "Chicago boy". 

No todos, sin embargo, confiaban en un masivo traslado en pocos días. Fernando Léniz, ex ministro de Economía y actual presidente de Summa, considera que el número de estas entidades oscilará entre quince o 20 "porque la cantidad de trabajadores que estimo se afiliará en un plazo de cinco a ocho años será de tres a cuatro millones de personas. Si llegara a haber quince AFP serían 200 mil trabajadores por cada una, lo que es una cifra económica". 

A pesar del boom, los "quedaos" existen. Para algunos dirigentes sindicales es una posición de "principios". Para otros, como los oficiales de la Marina Mercante, hay un acuerdo de base. Según dijo Abdahl Rumie, presidente del sindicato de oficiales mercantes, acordaron rechazar la nueva previsión "con orden absoluta a los socios de no ingresar a las AFP, por no ofrecer garantías o beneficios superiores a los que otorgan las Cajas de Previsión". 

Los argumentos de quienes se oponen a la Reforma siguen vigentes aunque sus voceros, por el momento, se encuentran a la expectativa. Han señalado que los resultados -en última instancia lo que importa al momento de jubilar- sólo se verán en varias décadas más. Además, afirman, se pierde el principio solidario que animaba a la "antigua" previsión. 

Por el momento, esperan. Algunos todavía insisten en la idea que haya varias recaudadoras de los trabajadores, y no de grupos económicos o empresariales solamente. Otros sostienen que hay cinco años de plazo para decidir y ya en algunos sindicatos votan su decisión por mayoría

De largo alcance 

De todas las "modernizaciones" que ha implantado el gobierno, la Previsional es la que tiene efectos de más largo alcance. Según los expertos, al menos en el primer año de vida no habrá efectos visibles. 

Para Sergio Baeza, director de AFP Santa María, las repercusiones se producirán en el sector de la construcción. El sostiene que el mercado de letras hipotecarias se verá beneficiado con los recursos previsionales, ya que el reglamento establece que las AFP no podrán tener "menos de un 30 por ciento de la cartera invertida" en letras de crédito emitidas por instituciones financieras, donde están las letras hipotecarias. Y para el futuro, cuando el sistema sea estable, el ejecutivo cree que deberán producirse modificaciones en el mercado accionario: 

-La Bolsa en estos momentos transa alrededor de un millón de dólares al día, y se calcula que en tres años más las AFP van a tener en cartera tres mil millones de dólares. La Bolsa aún no está preparada para recibir tal magnitud de inversiones. Pero vienen modificaciones sobre la legislación de seguros y la Bolsa, y más adelante se puede esperar que las AFP adquieran acciones. 

En otras AFP, se encuentran a la espera de la "modernización" de la salud, para que el 4 por ciento que va a las prestaciones de salud pueda administrarse por el sector privado. Por ahora, mientras no sea publicado el reglamento, esa suma la recibirán los organismos estatales que atienden la salud. 

Para Virgilio Perreta, presidente de Cuprum -y de los supervisores del cobre- la Reforma puede también tener efectos en la minería nacional. Según él "la captación de fondos permitirá al sector privado disponer de dinero a un costo más bajo para proyectos rentables". Esto, junto al código minero en estudio, posibilitaría la creación de empresas que inicien la explotación en la minería del cobre. Precisa: "Nuestro interés se volcará hacia esa área de inversión. Se estima que este año 'las AFP canalizarán 200 millones de dólares, 500 millones de dólares el año 1983, y a partir del 85, 750 millones de dólares". 

Pedagogía del sistema 

Fernando Léniz coloca los efectos más importantes en el plano social. Sostiene que entre las personas afiliadas al nuevo sistema se producirá un proceso pedagógico. 

-Una de las "gracias" que le encuentro al sistema es que asocia a todos los trabajadores al resultado general de la economía, más allá del que ellos ven a través de su salario o de su trabajo, Es un compromiso con el desarrollo... La gente ha ido aprendiendo en los últimos años, para el momento que tengamos elecciones de carácter político, cómo está entrelazado todo el sistema. Advierto que esto es válido no sólo para los trabajadores, los políticos, sino también para los empresarios. 

Para algunos expertos los efectos económicos no son tan claros, Según sostiene el abogado Juan Sebastián Gumucio -que trabajó durante 16 años en la Superintendencia de Seguridad Social- "no todo el dinero que llegará a las AFP es nuevo". Él se pregunta cómo se podrán financiar las jubilaciones de quienes están en las Cajas, puesto que en el "antiguo" sistema son los activos quienes pagan las pensiones de los pasivos. 

Como es el fisco -de acuerdo a la Reforma- quien debe cubrir esa brecha. Gumucio cree que se producirá una situación de traspaso de fondos. Primero, afirma, el dinero irá del trabajador a la AFP. Y luego, como éstas son obligadas por ley a adquirir títulos del Estado, el dinero irá de "la AFP al fisco, y del fisco al que jubila. Es decir, lo mismo que si el empleado hubiera financiado la pensión al que jubila". 

El costo 

Según Gumucio, habrá una fuerte "succión" de recursos del afiliado por la vía de las comisiones. Estas tienen una importancia tal que según el Superintendente de AFP, Juan Ariztía, los trabajadores deben elegir la que, en el momento de la opción, esté cobrando menos. 

-Esta es la única consideración que debe tenerse en cuenta, ya que toda oferta de buenos resultados a largo plazo es poco menos que ilusoria. Si se toma en cuenta que las Administradoras están facultadas para modificar sus montos de comisión. Si así lo estiman conveniente, lo que haría cambiar totalmente el cuadro de los resultados a mediano y largo plazo. 

Gumucio realizó un estudio sobre cuál sería el impacto de estas comisiones en el largo plazo y llegó a resultados sorprendentes: por ejemplo, el trabajador que gana seis mil pesos, en 45 años capitaliza sólo un 53 por ciento de lo que reuniría si no le cobraran las actuales comisiones. En cambio, un trabajador con un sueldo imponible de 50 mil pesos, a los 45 años, si se mantiene la estructura promedio de comisiones, tendrá capitalizado un 63 por ciento. 

Gumucio concluye: “Por efecto de las comisiones, los trabajadores de menores recursos resultan más perjudicados que los de ingresos mayores y, en-conjunto, el sistema de capitalización individual tendría un costo que bordea el 40 por ciento de los recursos impositivos”. 

Fusiones de AFP 

Por ello, buena parte de la "estrategia" de captación de afiliados de las AFP se sustentan en las comisiones. Hasta la semana pasada, tres de ellas habían anunciado públicamente que bajarían sus montos. 

Según algunos especialistas de acuerdo con los mecanismos de la competencia -tal como lo postula la teoría liberal- los menos eficientes deberán tender a desaparecer. Sin embargo, entre las cúpulas de las AFP no existe ese temor. Manuel Valdés, presidente de Planvital, explicó: "En esta sana competencia es probable que puedan producirse fusiones o crearse otras nuevas". 

Para Fernando Léniz no existe el riesgo de que si una AFP quiebra, se produzca una falta de confianza en el sistema entero, como sucede con el mercado financiero tras la quiebra de una institución: "El fondo de pensiones de los trabajadores" -dice- "es completamente diferente de la suerte que tengan las AFP como sociedad. La inversión que se va a hacer está, y de ninguna manera puede correr los riesgos que tomarán las AFP como sociedad". 

Es al parecer ese temor a cierta "inestabilidad" Io que motiva a algunas AFP a anunciar públicamente que no cambiarán las comisiones. En San Cristóbal Juan Raúl Ventura explica que ellos fijaron inicialmente una comisión de acuerdo a preceptos técnicos -"porque no conocíamos el mercado"- y luego, tras saber cómo operaba la competencia, otra comisión, para "adecuarnos al mercado". 

Patricio Merino, de Habitat, explica que ellos no modificarán la comisión "porque no vamos a jugar con ella, por el puro deseo de captar. La experiencia del sistema financiero demuestra que esas actitudes llevan a perjudicar a 105 propios afiliados". 

La semana del debut terminó con dos AFP sancionadas. Aunque la Superintendencia se negó a identificarlas, se trataba de San Cristóbal y Alameda, por incurrir en faltas en sus campañas publicitarias. La entidad fiscalizadora explicó que las AFP, cuando calculan la rentabilidad que podrían tener los fondos acumulados en el largo plazo, deberían indicar que las comisiones pueden variar, con aviso previo de 60 días. Y, además, que entre los supuestos debe estar que el trabajador no se cambia de una AFP a otra. 

Las multas -en todo caso- fueron leves. En cambio, el impacto que la Reforma Previsional está produciendo en los chilenos, será significativo. Es, sin duda, la "modernización" más trascendente de las que se han hecho hasta ahora.

Mañana: Las AFP en 2001, por María Olivia Monckeberg.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario