Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 24 de mayo de 2020
Huésped de oro

Hoteles arrendados por el gobierno para la contingencia tienen tarifas que cuadriplican las que comunicó Mañalich

Nicolás Massai D.
Camilo Solís

portada_manalich_hoteles.png

Jaime Mañalich, ministro de Salud. Foto: Rodrigo Balladares M. / Minsal
Jaime Mañalich, ministro de Salud. Foto: Rodrigo Balladares M. / Minsal

Si bien el ministro de Salud dijo que negociaron un precio cercano a los $9.000 diarios por habitación para implementar ‘hoteles sanitarios’ donde se puedan cumplir cuarentenas, INTERFERENCIA conoció arriendos en diferentes recintos por cifras que alcanzan o superan los $40.000.

Temuco es la segunda ciudad en Chile con más contagios por la pandemia del Covid-19 y desde el pasado 27 de marzo se encuentra en cuarentena total. Un día antes de que se adoptara esta medida, el Servicio de Salud Araucanía Sur –dependiente del Ministerio de Salud (Minsal)– envió una orden de compra hacia la sociedad El Fiordo SpA, controladora del Hotel Frontera.

Por un monto de 582 millones de pesos (iva incluido), el organismo gubernamental arrendó durante 3 meses las 120 habitaciones pertenecientes a este recinto de Temuco, que posee dos edificios y que funcionará como un ‘hotel sanitario’, una idea para cumplir medidas de aislamiento que comunicó el jefe del Minsal, Jaime Mañalich, durante una rueda de prensa ofrecida el 19 de marzo.

A pesar de que en esa instancia el ministro indicó que habían negociado un precio de 10 dólares por noche en hoteles ($8.800), INTERFERENCIA conoció casos en que los arriendos superan ese valor, alcanzando o superando los 50 dólares.

Uno de estos es, precisamente, el ejemplo del Hotel Frontera.

Sobre los $40.000

“De acuerdo a las políticas sanitarias instruidas por el Ministerio de Salud, el Servicio de Salud Araucanía Sur contará en la ciudad de Temuco con un hotel sanitario, que permitirá albergar pacientes en cuarentena preventiva [...] y contará con personal de resguardo para los usuarios que allí se encuentren”, indicó este jueves René Lopetegui, director del Servicio de Salud Araucanía Sur.

Desde el organismo público también señalaron que cada uno de los edificios del Hotel Frontera estará provisto con equipos de salud permanentes, tales como enfermeras y técnicos paramédicos.

El arriendo de este recinto no se ajustó al precio que entregó en su minuto el ministro Mañalich, quien al momento de informar esta supuesta negociación que habían alcanzado para que el cobro fuera de $8.800 por noche, añadió que a ese monto había que sumarle “el consumo de alimentos y lo que sea necesario”.

Por medio del portal Mercado Público, INTERFERENCIA conoció la cotización que la sociedad El Fiordo SpA –ligada a uno de los hijos del fallecido empresario hotelero de la zona, Carlos Urzúa Della Maggiora– le presentó al Servicio de Salud Araucanía Sur (ver documento).

En ésta, se describe que se cotizan las 120 habitaciones del Hotel Frontera, que el contrato será por un mínimo de 90 días y que el precio por cada pieza es de $12.817. Hasta ahí, sobrepasa en al menos $3.000 la cifra señalada por Mañalich. Sin embargo, a continuación se agregan los servicios que cobra cualquier recinto turístico en un momento de operación habitual.

Por el servicio de aseo se suman $5.401; por el servicio de lavandería $2.500; por alimentación del personal $8.000; por cada desayuno $3.000; por cada almuerzo $6.000; por cada once $3.000; y por cada cena $5.500. En total, el hospedaje de cada habitación en este ‘hotel sanitario’ tendrá un costo de 46.218 pesos sin iva, y 55.000 con iva, por cada jornada.

Multiplicando por la cantidad de piezas y días en que se efectuó este arriendo, se llega a la cifra de los 582 millones de pesos (incluyendo iva).

Arica

Otro caso similar ocurre en la región de Arica y Parinacota. Según consta en información revisada en Mercado Público, el Servicio de Salud de Arica contrató a la empresa Servicios de Enfermería Daniela Arévalo EIRL el 23 de marzo de este año. En la orden de compra correspondiente, se detalla que el objeto del contrato es por “servicio de alojamiento sanitario”, para lo cual se desembolsó la cantidad de $205.200.000 (iva incluido).

Este acto administrativo se realizó mediante trato directo, justificado en la alerta sanitaria decretada por el gobierno el día 5 de febrero de 2020. Según el documento de compromiso presupuestario, el espacio arrendado tiene capacidad para 55 personas (ver documento). 

Lo llamativo de este intercambio consiste en que la empresa no parece disponer de instalaciones para dar hospedaje a grandes cantidades de personas. El domicilio que indica corresponde a una casa de dimensiones regulares, y la sociedad se encarga principalmente de prestar servicios de enfermería y cuidados médicos a domicilio. Además, se trata de la segunda operación que registra la empresa mediante el sistema de compras públicas (en enero de este año aparece otra por 1 peso).

En Arica, según pudo recabar nuestro medio, se ha conocido que se está utilizando el Hotel del Valle Azapa como hospedaje sanitario durante los últimos días, en el contexto de la emergencia sanitaria por Covid-19.

INTERFERENCIA se comunicó con el Servicio de Salud de dicha ciudad para preguntarles si el contrato con Servicios de Enfermería Daniela Arévalo EIRL. corresponde al mismo arriendo que se está realizando con el Hotel del Valle Azapa. De no ser así, se le consultó cuál es el recinto hotelero en que la empresa antes mencionada está alojando a las personas que deben realizar cuarentena.

Magdalena Gardilcic Franulic, directora de ese servicio, respondió lo siguiente: “(...) se ha contratado los servicios de alojamiento, alimentación, lavandería y supervisión clínica para diagnosticar precozmente aparición de síntomas o enfermedad de covid-19 y proteger a la población de esta infección. En ese contexto, se solicitaron postulantes para esta residencia y la única oferta planteada en la Región de Arica y Parinacota, a la fecha, es la que estamos utilizando. Dicho servicio incluye 57 habitaciones de las cuales, en estos momentos, hay 45 ocupadas”.

Por lo visto, la autoridad no quiso referirse a cuál es, específicamente, el hotel o recinto en particular que cumple con dar alojamiento sanitario a las personas en cuarentena. No confirmaron ni descartaron si se realizó algún tipo de arriendo con el Hotel del Valle Azapa, y tampoco quisieron confirmar si se trata de la orden de compra obtenida por Servicios de Enfermería Daniela Arévalo EIRL.

Asimismo, INTERFERENCIA se comunicó con esta empresa de enfermería a través del número de contacto que pone a disposición en una de sus redes sociales, para consultarles sobre detalles del servicio que entregan. Desde dicha empresa mencionaron que no entregarían mayor información, debido a que se trata de un trabajo que forma parte un gran equipo, pero que por correo electrónico podrían eventualmente brindar una respuesta.

Antes de entregar una dirección electrónica, la llamada se cortó. Posteriormente se intentó la comunicación al mismo número de teléfono, pero simplemente sonaba la voz de grabadora que señala que el cliente no se encontraba disponible.

A diferencia de las dos anteriores órdenes de compra, que provinieron desde servicios de salud regionales, INTERFERENCIA detectó otra que se originó desde la Seremi Metropolitana de Salud en favor del Hotel Almacruz (ex Galerías), ubicado en el centro de Santiago en la calle San Antonio, cerca de la Alameda. Se hizo a través de la sociedad Hotelera y Turismo S.A., cuya propiedad está ligada al hombre cercano a la Concertación y ex empresario de armas Carlos Cardoen, quien es perseguido judicialmente por Estados Unidos.

La orden fue por 30 millones de pesos (iva incluido), y el servicio se describió como “de hospedaje para personas en cuarentena por virus Covid-19 check in 25 de marzo y check out el 31 de marzo” (ver documento). Cada habitación del ex Galerías, acorde a los datos que exhibe Mercado Público, tiene un valor de $42.000 (sin iva), correspondiente a “temporada alta”. Sin dar detalles, se indicó también que se incluye desayuno, almuerzo y cena.

La Seremi Metropolitana de Salud, mediante un comunicado, explicó a nuestro medio que este tipo de arriendo no corresponde a residencias ni ‘hoteles sanitarios’, sino que “es un sistema de alojamiento para pasajeros en tránsito, disponibles para viajeros internacionales que no presenten síntomas por Covid-19. Son personas que al ingresar a Chile no pueden tener un libre tránsito debido al toque de queda a nivel nacional que rige desde el 22 de marzo para reducir el contacto social y facilitar la fiscalización de las personas que deben cumplir cuarentena obligatoria”.

“Las habitaciones de hotel no alojan a pacientes positivos por COVID-19, por lo tanto no hay personal de salud de punto fijo en estos establecimientos”, indicaron, y añadieron que “las órdenes de compra emanadas desde la Autoridad Sanitaria para este fin tienen por objetivo formalizar el vínculo comercial, pero no son órdenes totales: si se utilizan menos habitaciones de lo previsto en la orden de compra, se paga sólo lo utilizado. Si se alojan a más pasajeros de lo previsto, se realiza una orden de compra complementaria”.

INTERFERENCIA se comunicó con un ejecutivo de este recinto, quien señaló que no se cuentan como parte de los hoteles sanitarios implementados por el gobierno, pero que, sin embargo, “tenemos las puertas abiertas para que cualquiera pueda llegar y hacer reservas”. Además de esto, agregó que “siempre hemos sido proveedores públicos, siempre ha sido así. Estamos abiertos a clientes públicos y privados”.

¿Los otros contratos?

Al parecer, no suele haber demasiada claridad respecto de la implementación de estos hoteles sanitarios como política pública. Esto se puede apreciar en la utilización que se hará del tradicional Hotel O’Higgins en la ciudad de Viña del Mar. Este recinto fue puesto a disposición de la autoridad de salud por la alcaldesa Virginia Reginato, en un hecho que fue cubierto ampliamente por la prensa local y nacional. 

INTERFERENCIA revisó en las órdenes de compra del Servicio de Salud de Viña del Mar y Quillota, en las órdenes de compra del Seremi de Salud de esa región, y también en las correspondientes a la municipalidad de Viña del Mar. En ninguno de esos organismos se puede encontrar algún documento público que deje constancia del acto administrativo por el cual se pone a disposición ese inmueble. 

Lo mismo ocurre con el Hotel Terrano en Concepción. Héctor Muñoz, Seremi de Salud de Concepción, señaló a Cooperativa que “el acuerdo se hizo a través del Servicio Salud Concepción y beneficia a la red de salud pública de la región”. Sin embargo en los registros de compras públicas de ese organismo no figura la operación por la cual se produjo el arrendamiento.

Esta situación recuerda a la forma en que el gobierno dispuso de Espacio Riesco para habilitarlo como recinto hospitalario de emergencia, en un trato del que aún no existe demasiada claridad. El ministro Mañalich dijo, en distintas oportunidades, declaraciones contradictorias, algunas de las cuales hacían pensar en un arriendo de dicho espacio, y otras en las que señaló que no se gastaron recursos públicos en su ocupación. Hasta el día de hoy no ha sido posible acceder a un documento respecto del trato con Espacio Riesco.

Nueva declaración del Minsal: "promedio por habitación es de 45 mil a 50 mil"

Consultado el Ministerio de Salud respecto de la diferencia entre los valores anunciados por el ministro Jaime Mañalich y los que finalmente tuvo a la vista nuestro medio, desde su equipo de comunicaciones señalaron que apenas comenzaron a trabajar en “la implementación de las Residencias Sanitarias, el Ministerio de Salud recibió algunos ofrecimientos de recintos que disponían de sus habitaciones a un valor de 10 dólares. Sin embargo, el monto ofrecido no consideraba alimentación y otros elementos necesarios para la implementación de un lugar para el cumplimiento efectivo de la cuarentena”.

Asimismo, explicaron que “la implementación de los recintos implicó disponer de personal de servicio, alimentación (4 comidas diarias), servicio de lavandería, sanitización, elementos de protección personal, entre otros”. Y por último, señalaron que efectivamente “en la actualidad el valor promedio por habitación es de 45 mil a 50 mil, dependiendo de la ciudad y ubicación de la residencia”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me paraece la aberracion de corrupcion de cuello y corbata lo que a echo piñera con los chileno cuando se dise que no tienen plata para debolver nuestro recurso al pueblo

Diario mala clase Tirando mierda al peo

Añadir nuevo comentario