Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 20 de agosto de 2019
Perfil del amigo de Krassnoff

Imschenetzky: El hombre fuerte de Concepción que pretende construir sobre un humedal en Hualpén

Joaquín Riffo Burdiles

imshenetsky_en_acto_en_favor_de_krassnoff.jpeg

Nicolás Imschenetzky (a la derecha de la imagen) en el homenaje a Miguel Krasnoff, ex empleado de la familia, en el Club Providencia en noviembre de 2011.
Nicolás Imschenetzky (a la derecha de la imagen) en el homenaje a Miguel Krasnoff, ex empleado de la familia, en el Club Providencia en noviembre de 2011.

Es miembro de una de las familias más importantes de la capital penquista, dueños de casinos Marina del Sol y de inmobiliaria Valmar, entre otros negocios, lo que incluye participación en empresas de la ex Colonia Dignidad. Este empresario es descendiente de rusos que huyeron de los bolcheviques, lo que explica su férrea relación con el ex oficial de la Dina Miguel Krasnoff Martchenko.

Por estos días en el Gran Concepción se discuten diversos temas relacionados con el mundo inmobiliario. Uno de los que ha causado mayor notoriedad durante las últimas semanas, dice relación con el humedal Vasco da Gama ubicado en la comuna de Hualpén. En este terreno, la inmobiliaria Valmar, uno de los mayores desarrolladores urbanos de la ciudad desde hace décadas, pretende instalar un proyecto comercial de tipo bodegaje de baja altura. 

Mientras la polémica medioambiental por el humedal de Hualpén enfrenta a las autoridades edilicias y enciende la prensa local, el presidente de Valmar, Nicolás Imschenetzky Ebensperger, mira de reojo los acontecimientos. Esto, pues en estos últimos días ha participado como parte del Team Chile en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, desempeñándose en una de sus aficiones preferidas: la equitación, lo que lo ha llevado a disputar mundiales en Francia (2014) y Estados Unidos (2018).

imchinetzky1.jpeg

Imschenetzky y su pasión por la equitación. Durante estos días ha participado en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 como parte del Team Chile.
Imschenetzky y su pasión por la equitación. Durante estos días ha participado en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 como parte del Team Chile.

Pero su habilidad ecuestre no implica que no esté interesado en el humedal de Hualpén, pues Nicolás Imschenetsky es uno de los dueños de Valmar, la inmobiliaria interesada en cuestión.

Es más, Imschenetzky es uno de los empresarios más importantes de Concepción y de los pocos que tienen llegada directa con los círculos de poder de Santiago, pues sus negocios van más allá de la capital penquista.

El 31 de mayo de 2019 el empresario apareció en la portada de La Segunda por una entrevista en que anunciaba la fusión de Marina del Sol -empresa de casinos con presencia en Talcahuano, Osorno, Calama y Chillán, de la cual es presidente- con la cadena Dreams, para formar juntos el mayor conglomerado de juegos del país y hacer frente a Enjoy, su principal competencia. 

Junto al gremio inmobiliario y su actividad en los casinos, Imschenetzky también participa del mundo de la salud. Preside el directorio de Andes Salud, una inversión que realizó junto a la familia Sáenz (dueños de Madesal, una destacada inmobiliaria penquista) con la cual adquirieron el 51% de las clínicas del grupo Masvida de Concepción, Puerto Montt, Chillán, Rancagua y Calama. Entre ellas, se encuentra la Clínica Universitaria de Concepción, que entre sus socios tiene a la Universidad de Concepción. 

Y así, suele ser un habitué de las páginas de negocios de la prensa de alcance nacional, con apariciones en El Mercurio, La Tercera, Capital o Diario Financiero.

imchinetzky2.jpeg

El empresario suele aparecer en la prensa económica, destacado por su habilidad en los negocios.
El empresario suele aparecer en la prensa económica, destacado por su habilidad en los negocios.

IMSCHENETZKY - KRASSNOFF, ANTIBOLCHEVIQUES

La historia de Nicolás Imschenetzky se remonta dos generaciones atrás, con la llegada de sus abuelos a Chile tras la revolución bolchevique, huyendo del comunismo en dirección a América Latina. Considerados rusos blancos en su momento, su militarismo y anticomunismo ha permeado a varias generaciones, lo que ha llevado a que el empresario haya tenido un estrecho vínculo con Miguel Krasnoff Martchenko, otro descendiente de rusos furibundamente anti comunistas, quien fuera además un alto oficial de la Dina, condenado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

La amistad entre estos dos rusos fue socialmente conocida el 21 de noviembre de 2011, en un controvertido homenaje que se le hizo en el Club Providencia a Miguel Krasnoff, en la época en que gobernaba la comuna santiaguina otro ex oficial de la Dina: Cristián Labbé. En la ocasión Imschenetzky Ebensperger, acompañado de su abogado Mario Rojas -quien también ejerce como director en diversas empresas de la familia- fueron parte de los asistentes al acto (ver foto de portada).

De tal modo se socializó que Krasnoff había sido jefe de seguridad del Grupo Valmar de Nicolás Imschenetzky padre hasta que fue procesado por sus crímenes. A su vez, en publicaciones en redes sociales, se observa que Imschenetzky Ebensperger todavía mantiene cercanía con Miguel Krassnoff Bassa, hijo del ex oficial de la Dina, quien suma más de 20 condenas ratificadas por la Corte Suprema. 

Por otra parte, INTERFERENCIA accedió a documentos del Conservador de Bienes Raíces de Concepción, donde se observa cómo Inversiones Valmar Limitada e Ingeniería y Construcción Valmar Limitada realizaron negocios con Thomas Schnellnkamp Witthahn, Wolfgang Zeitner Bohnau y Anita Briggitte Schafrrik Brückmann, adquiriendo en 2005 un importante porcentaje de Industrializados y Prefabricados Induval Limitada.; una empresa perteneciente a colonos de Villa Baviera (ex Colonia Dignidad), quedando Ingeniería y Construcción Valmar Limitada con un 50% e Inversiones Valmar Limitada con un 16,67%. Ambas sociedades son firmas activas de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en Concepción, tal como indica su sitio web de socios. 

Aunque estos antecedentes muestran motivaciones políticas en el empresario, Imschenetzky ha demostrado ser pragmático. Por ejemplo, aunque tiene como gerente general de su constructora a Sergio Jara Mundaca, militante UDI y ex jefe de gabinete de Jacqueline van Rysselberghe cuando era alcaldesa de Concepción, en paralelo mantiene como gerente en Marina del Sol al DC Juan Ignacio Ugarte, quien también participa en el directorio de Valmar.

LA FAMILIA IMSCHENETZKY Y SU AUGE EN TIEMPOS DE PINOCHET

La historia de los Imschenetzky suma tres generaciones. Parte con Wladimir Imschenetzky Gan, quien arrancó en 1917 de la revolución bolchevique en su Rusia natal. Después de un largo peregrinaje, logró salir en 1946 de Europa y tomar un barco a Chile junto a su familia. Su bagaje como militar, sus estudios como ingeniero y sus conocimientos en topografía le sirvieron para desarrollar sus primeros trabajos y participar en proyectos en el Instituto Geográfico Militar.

En 1969 se instaló formalmente con la empresa Construcciones Wladimir Imschenetzky, mientras su hijo Nicolás Imschenetzky Popov, quien es -a su vez- padre de Imschenetzky Ebensperger, ingresaba a estudiar ingeniería civil mecánica en la Universidad de Concepción, lo cual los indujo a asentarse en la urbe penquista.

Una vez egresado Imschenetzky Popov en 1973, se integró a la compañía y juntos crearon Ingeniería y Construcción Valmar Ltda., en homenaje a los padres de Wladimir (Valentín y María), una sociedad que padre e hijo dividieron en partes iguales.

En poco tiempo, Valmar se convirtió en uno de los contratistas más importantes del Serviu de época dictatorial, construyendo más del 80% de las casas de la Región de Concepción. Les fue tan bien durante los años 80, que llegaron a construir prácticamente todas las cooperativas de Enacar y Huachipato en la región, alcanzando una cifra aproximada de más de 10 mil casas. 

Recién salido de la universidad, a Imschenetzky Ebensperger le tocó asumir los negocios familiares en plena crisis asiática a fines de los 90. El sello que le impuso a Valmar quedó registrado por el desarrollo inmobiliario que alcanzó el sector Lomas de San Andrés que conectó a Concepción con Talcahuano con viviendas para familias acomodadas y por la adjudicación y construcción del Casino Marina del Sol, junto al grupo de inversionistas canadienses Clairvest Group.

En todo caso, el proceso no estuvo exento de polémicas, por la impugnación formulada en su momento por la Universidad de Concepción y el grupo Enjoy (sus contrincantes en la licitación), quienes presentaron sendos recursos que acusaban a Valmar de ganar la licitación porque la calificadora de los proyectos, la Universidad del Bío Bío, había recibido una donación cultural de parte de la empresa. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Es acaso un reportaje de propaganda para este empresario? puras loas... ninguna critica. PLOP! será acaso de los grandes empresarios buenos, que cuidan el medio ambiente, tratan bien a sus empleados, etc.??? y curiosamente de los humedales, que sería un crimen ambientalista y ecológico construir encima, no se dice nada...

Añadir nuevo comentario